viernes, 31 de diciembre de 2010

El derecho a vivir nuestra fe

 
El Papa Benedicto XVI emitió un mensaje para la celebración de la Jornada Mundial para la Paz como es costumbre cada primero de enero. En él afirma que cuando se quita del horizonte del hombre la existencia de un Dios creador, no es posible encontrar respuestas satisfactorias a muchas interrogantes del hombre.
Por el Pbro. José Martínez Colín



1) Para saber

En una escuela para niños la maestra era partidaria de un mundo sin Dios. Ante la pregunta sobre el origen del universo y del hombre respondía que todo era producto del azar, de la casualidad. Después de la clase salió todo el grupo al descanso. Al terminar su recreo entraron al salón de clases y notaron que estaba escrito en el pizarrón una frase ofensiva: “La maestra es tonta”. Cuando la profesora lo leyó, indignada preguntó: “¿Quien escribió esas palabras?” Nadie respondía. Pero de repente se oyó la voz de un niño: “Nadie, es por casualidad”.

El Papa Benedicto XVI emitió un mensaje para la celebración de la Jornada Mundial para la Paz como es costumbre cada primero de enero. En él afirma que cuando se quita del horizonte del hombre la existencia de un Dios creador, no es posible encontrar respuestas satisfactorias a muchas interrogantes del hombre.

2) Para pensar

El Papa enfatizó que hay que empezar por recordar que el hombre y la mujer han sido creados por Dios a su imagen y semejanza. Solo considerando la naturaleza espiritual del hombre, reconociendo su apertura a la trascendencia, se logrará encontrar las respuestas a los interrogantes que tiene cada corazón sobre el sentido de su vida, su identidad y su fin.

Cuentan que una vez un científico soberbio fue con Dios y le dijo: “Señor, convocamos a una junta científica y hemos decidido que ya no te necesitamos”. El Señor con su infinita paciencia oyó al hombre y le preguntó: “¿Y cómo llegaron a esa decisión?”. El científico respondió: “Pues ya hacemos trasplantes de prácticamente cualquier miembro del cuerpo, podemos hacer bebes para parejas que no pueden tener hijos, crear vida artificial y hacer todas esas cosas que antes se consideraban milagrosas”.
Dios sólo lo escuchaba y luego atinó a decir: “¿Pueden crear vida?” “Así es”. Respondió el científico. Dios le propuso: “Entonces ¿qué te parece si hacemos un concurso de crear vida? Lo hacemos del modo antiguo, así como yo formé a Adán.” Al científico le pareció correcto.
“Está bien, comencemos”. Exclamó Dios. Entonces el científico tomó un puño de tierra, pero Dios lo detuvo: “Espera, no tan rápido; consíguete tu propia tierra”.

De aceptar una vida espiritual en el hombre se deriva el derecho a protegerla y a desarrollarla. Por ello nunca puede ser amenazada su libertad para ejercitar su fe. Todo hombre tiene derecho a profesar su fe, hay un derecho inalienable a la libertad religiosa.

3) Para vivir

En la libertad religiosa, dice el Papa, se expresa lo más propio de la persona humana, y no protegerla haría imposible una paz auténtica y estable para toda la familia humana.
Todo educador, y en especial los padres de familia, tienen la responsabilidad de facilitar a sus hijos ejercer su libertad religiosa sin impedir o dificultárselos; por ejemplo, cuando un domingo no procuran acercarlos a la Santa Misa.

El Papa exhorto a los hombres y mujeres de buena voluntad a renovar su compromiso por la construcción de un mundo en el que todos puedan profesar libremente su religión o su fe, y vivir su amor a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Madre de Dios y ¡Madre Nuestra!

San Cirilo de Alejandría aclara qué significa el título Madre de Dios: “El Verbo viviente, subsistente… se hizo carne en el tiempo, y por eso se dice con verdad que ha nacido de mujer. Jesús, Hijo eterno de Dios, ha nacido de María en el tiempo”.
Por el P. Jesús Álvarez, ssp
  
Santa María, Madre de Dios / 1 enero 2010

Los Pastores fueron corriendo a Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en un pesebre. Al verlo, contaron lo que les habían dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que habían visto y oído; todo como les habían dicho. Al cumplirse los ocho días, fueron a circuncidar al niño, y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el Ángel antes de su concepción. Lc 2, 16-21.

San Cirilo de Alejandría aclara qué significa el título Madre de Dios: “El Verbo viviente, subsistente… se hizo carne en el tiempo, y por eso se dice con verdad que ha nacido de mujer. Jesús, Hijo eterno de Dios, ha nacido de María en el tiempo”.
De esta prerrogativa inigualable derivan todos los demás títulos que damos a María. Sin embargo, Jesús, ante la exclamación de una mujer: “¡Bendito el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!”, afirmó: “Más bien dichosos quienes escuchan la Palabra de Dios y la practican”. María es feliz por escuchar y vivir la Palabra de Dios y por ser Madre de Jesús. Así nosotros: no merecemos la salvación sólo por ser hijos de Dios e hijos de María, sino, a la vez, por escuchar y vivir la Palabra de Dios. Lo uno no excluye lo otro, sino que lo exige.
Es significativo ver cómo Dios inició la creación del género humano por el hombre sin concurso de mujer, y cómo inició la redención por la mujer sin concurso de varón, pues el Salvador nació por obra del Espíritu Santo.
Dios ha dado a la mujer un lugar irremplazable en la historia de la salvación, en complementariedad con el hombre. El modelo supremo de esta misión salvífica femenina es María, que se une al único Salvador acogiéndolo en su seno virginal para darlo a la humanidad.
La encíclica Lumen Gentium (n.56): “María, hija de Adán, consintiendo a la palabra divina, se convirtió en madre de Jesús y, abrazando la voluntad salvífica de Dios con toda su alma y sin peso alguno de pecado, se consagró totalmente, como Servidora del Señor, a la persona y a la obra de su Hijo, sirviendo al misterio de la redención bajo él y con él, mediante la gracia del omnipotente”.
En María es superada la multisecular discriminación de la mujer; discriminación que es contraria al plan creador y salvador de Dios, quien concede a la mujer la misión de compartir con el varón el origen temporal y el destino eterno de la humanidad. ¡Grandiosa dignidad de la mujer!
Hacen falta nuevas Marías que, con su ternura, decisión, fe y valentía continúen con la Madre de Jesús la historia de la salvación, acogiendo y haciendo presente a Cristo, único Salvador, para que libere a hombres y mujeres de las grandes esclavitudes que los están destruyendo como personas y privándolos de su condición hijos e hijas de Dios.
Dichosas las mujeres -y los hombres- que creen y aman como María, pues también concebirán y darán a luz al Hijo de Dios, y compartirán su Sacerdocio supremo mediante el sacerdocio bautismal, contribuyendo a la salvación de la humanidad, empezando por el santuario doméstico, la familia.


Nm. 6,22-27. El Señor habló a Moisés: “Di a Aarón y a sus hijos: ‘Esta es la fórmula con que ustedes bendecirán a los israelitas: El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor; el Señor se fije en ti y te conceda la paz. Así invocarán mi nombre sobre los israelitas y yo los bendeciré’”.

Esta fórmula de bendición estaba reservada a los sacerdotes, Aarón y sus hijos. Dios se comprometía a conceder al pueblo, por medio de la bendición de los sacerdotes, la bendición de su presencia, de su protección y de la paz.
Mas la bendición de Dios tiene su máxima expresión y eficacia a través del Sumo Sacerdote, Cristo Jesús, “en quien Dios nos bendice con toda clase de bendiciones” materiales, espirituales, celestiales. La mayor bendición de Dios es Jesús, que en la cruz nos dio como bendición a su propia Madre.
La bendición del Hijo de Dios sigue llegándonos eficazmente por manos de los sacerdotes ministeriales, que nos hacen presente a Cristo Resucitado: en la Eucaristía y demás sacramentos, en la predicación, en sus personas consagradas.
Mas a partir de Cristo, las bendiciones de Dios no pasan sólo a través del sacerdocio ministerial, pues el supremo sacerdocio de Cristo es compartido también por todos los bautizados mediante el sacerdocio bautismal. Por eso los laicos deben recuperar la costumbre de bendecir y bendecirse mutuamente en nombre de Dios, con fe y confianza en él, que corresponderá.
Los sacerdotes bendicen con el Santísimo – Cristo presente en la Eucaristía-; y los fieles pueden bendecir con la Biblia, que es presencia privilegiada de Cristo. Eucaristía y Biblia son puestos al mismo nivel por Cristo y por la Iglesia. Bendigamos con la Biblia, y bendigámonos por la Biblia, leyéndola y llevándola a la vida.

Gálatas 4,4-7 - Hermanos: Cuando se cumplió el tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos el ser hijos por adopción. Como sois hijos Dios envió a vuestros corazones al Espíritu de su Hijo, que clama: ¡Abbá! (Padre). Así que ya no eres esclavo, sino hijo, y si eres hijo, eres también heredero por voluntad de Dios.

San Pablo es el que hace la primera alusión a María en el Nuevo Testamento, aunque no la nombre. Señala que de ella nace el Libertador que viene a rescatar a los hombres de la esclavitud causada por abusivas leyes y poderosas fuerzas del mal.
El Hijo de Dios se hace esclavo con todas esas esclavitudes del hombre –menos el pecado-, para que el hombre alcance por él la libertad de los hijos de Dios. Mas el Hijo no viene sólo a liberarnos de esclavitudes, sino a hacernos hijos de Dios y coherederos de su misma gloria eterna. Nos da un nuevo ser, y así podemos llamarle “Padre”, como lo hace su propio Hijo.
Ante tan inaudita bendición, san Juan exclama: “¡Miren qué amor nos tiene el Padre, que nos llama hijos suyos, pues lo somos!” (1Jn 3, 1). Somos hijos de Dios, y nuestra vocación es la libertad de los hijos de Dios en esta vida y la libertad eterna a través de la resurrección, que demostrará lo que realmente somos como hijos de Dios. Jesús "se hizo lo que somos nosotros para hacernos a nosotros lo que él es": hijos de Dios. Valoremos nuestra sublime dignidad.
Tenemos que ser conscientes y vivir con inmensa gratitud esta maravillosa realidad para liberarnos de las esclavitudes indignas de los hijos de Dios. ¡Qué grandeza la nuestra!: Tenemos por Padre y Madre al mismo Padre y la misma Madre del Hijo de Dios.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Por horas

Es como un cuchillo que se le clava en la cintura del lado derecho. Cada vez que se dobla en L para levantar el trapo de piso. O cuando la escoba se le resiste en ese remar en ningún río, que no va a ninguna parte. Es que ya está bordeando los 60 y tiene los huesos gastados.


Por Silvana Melo

(APe).- Tenía trece o catorce cuando golpeó por primera vez la puerta de la patrona. Que la miró desde arriba y una de sus razones era incontrastable: ella todavía no había crecido lo suficiente. Después -hasta hoy, cuando las bisagras de sus rodillas ya rechinan de herrumbre- no paró nunca. Salvo cuando parió a sus hijos, vacaciones de prepo donde no entró ni el centavo para el almuerzo. Y tuvo que pedir, con esa mixtura extraña de enojo y tristeza con que se emborracha su dignidad en estos casos.
Su historia es tan larga como el dolor del ciático, que le nace en la cadera y termina en la planta del pie. Primero migró de su pueblito fronterizo de Salta para correrse a la capital. Llevaba la cara morena y sus ojos eran una línea oscura y brillante. En la frontera no hay diferencias: la piel, la cintura y la resignación suelen ser las mismas de un lado o del otro.
Por eso se vino, en aquel tren eterno y polvoriento, hasta el ombligo del país. Ahí donde, le dijeron, dios suele abrir un consultorio escasamente federal. Sin sucursales ni agencias de provincia.
No paró nunca de trabajar. Y sabe que no podrá parar hasta que el diosito de oficina esquiva se la lleve. Toda la vida fue empleada por horas. Siempre en negro, como les pasa a los pobres y a las mujeres: en negro es bajo la alfrombra, detrás del gallinero, del otro lado de la autopista, fuera de la ciudad, fuera de todos los registros, fuera de la obra social, fuera del sindicato, fuera del sistema.
Terminada la primera década del tercer milenio -en los 60 la literatura y el arte imaginaban, medio siglo después, un mundo que se manejara desde un sillón inmaterial, con un control remoto que abriría la heladera con la misma pasión con que desintegraría a la injusticia- una de cada cinco mujeres que trabaja en la Argentina lo hace limpiando las casas de los otros.
Casi un 40 por ciento está sola, a cargo de sus hijos. Una situación que tiene implicancias profundas: su necesidad de salir a conseguir el alimento, deja solos a sus cachorros. Ella no tiene cómo contratar a alguien que los cuide. Es más: ella puede darles de comer a sus propios críos cuidando a los ajenos. Es una paradoja que muerde el alma ferozmente. Sabe que cualquier día de éstos puede volver y esperarla la tragedia. Sabe que su hija mayor -que ya no la escucha- corre peligro. Sabe que apenas tiene catorce -como ella cuando golpeó por primera vez la puerta de la patrona en su pueblito fronterizo de Salta- y ya hace tiempo que anda sola, que limpia aquí y allá, que a veces no vuelve a la villa, que deja a sus hermanitos solos. Como ella lo hizo fatalmente, cuatro décadas atrás.
El 85% de las mujeres que trabajan como ella, en lo que se llama empleo doméstico, lo hacen, como ella, en negro. No se jubilarán jamás porque no tienen aportes, tendrán que seguir trabajando hasta que el cuerpo les dé y después, encomendarse a la virgencita. Nunca un aguinaldo, nunca vacaciones, nunca un sindicato que la proteja, que le diga qué es lo que no pueden hacer con ella y qué es lo que están obligados a hacer.
Los números, fríos y precisos, vienen del informe “Situación del Trabajo en Casas Particulares”, del CEMyT (Centro de Estudios Mujeres y Trabajo) que, a la vez, se basa en los datos oficiales de la Encuesta Permanente de Hogares del segundo trimestre de 2010. Los dolores en la espalda vienen en las historias, una por una, de las mujeres a las que les tocó -por carencia educativa, por procedencia, por migración interna o externa- habitar el patio de atrás del país.
Ella sabe que por sus rasgos puede ser de aquí o de allá. De hecho, de unos metros para acá es argentina y de unos metros para allá es boliviana. ¿Qué cambia una aridez o la otra? Acaso el documento, en tiempos en que ser pobre y sospechoso de inmigrante vecino es un combo maldito. Pero ella es de acá, aunque a veces no se lo crean. Es que tantos están dispuestos a determinar, sin datos ni precisiones, que la mayoría de las mujeres que hacen trabajos domésticos vienen de afuera que sólo un estudio científico puede aplicar paños de alivio a la conciencia nacional: casi el 90 por ciento de las mujeres que limpian casas de otros nació en la Argentina. Llegan de las provincias del norte y pueblan la capital y sus alrededores. Sólo el 12,8 por ciento migran desde los países cercanos.
Ella no ha tenido ni tiempo de escuchar, en su trajinada vida, el cuento de la igualdad genérica. Pero sabe por intuición que todo resulta mucho más complicado si abandonó la escuela tempranamente, si es pobre, si es morena, si es mujer. Son 6.352.000 las mujeres que trabajan en el país. Casi 1.500.000 lo hacen limpiando y cocinando en casas ajenas. Una de cada cinco, con una precariedad laboral notoriamente más intensa que la de los varones. Sometidas, casi todas, a la inexistencia laboral. Es decir, a cualquier tipo de explotación y mala paga.
La mitad de ellas tiene entre 35 y 54 años, son jefas de sus hogares porque están solas, no terminaron la primaria y trabajan en más de una casa, con continuidad azarosa, sin ninguna seguridad de volver la semana próxima. Ninguna pudo soñar con la movilidad social, con encontrar alternativas mejores, con hacer otras cosas y mejorarse la vida. Es una condena casi karmática que se replica con sus hijas y volverá a dibujar la misma historia con reflejo infinito porque hay un sector que fue expulsado hace tiempo y al que no llega ni el crecimiento exponencial ni las vacaciones record en la costa.
Hace tiempo el Poder Ejecutivo Nacional envió al Congreso un proyecto de ley que intenta conceder un marco legal a las mujeres hormigas, cansadas e invisibles, excluidas de todo. Pero bosteza en los cajones: pretende 8 horas diarias de trabajo, licencia por maternidad pagada por el Estado por tres meses, vacaciones e integración al sistema de asignaciones familiares. Lo incomprensible es que un millón y medio de mujeres trabajen todos los días rompiéndose la cintura sin estos beneficios. Cuando finaliza la primera década del tercer milenio y hubo quienes soñaron que con el mismo control remoto que encendía el televisor se desconectaba la injusticia.
A ella le faltan varios dientes y el hueserío de las manos se le va de madre. Sabe que si no trabaja no habrá yerba para las mañanas ni plato para el mediodía. Sólo espera, con el tercer trabajo que consiguió, juntar unos pesitos para volver a Salta. Y pedirle a la virgen de los Tres Cerritos que le saque ese dolor que a ella le parece que nace en el pecho pero en realidad le está rasguñando el alma.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Campaña Nacional para la Protección de la Familia




 
Tras la aprobación de la Defensoría del Pueblo, la Red Federal de Familias inicia el proceso de recolección de firmas para el Proyecto de Ley de Protección Integral de la Familia.


 

El Defensor del Pueblo de la Nación dio su visto bueno al proyecto de ley que la Red Federal de Familias remitirá al Congreso de la Nación mediante el proceso de iniciativa popular (Vid Notivida 744). Integran el grupo promotor de la iniciativa: Ricardo Curutchet; María de los Ángeles Mainardi; Mónica del Río; Marcos Terán; Clelia Ávila; Jorge Scala; Alejandro Vallega; Nereida Brumat; Santiago Castellanos y el tucumano Pablo Berarducci que coordinará, además, la Campaña nacional de recolección de firmas.

Por Resolución N° 186/10 del 29 de diciembre de 2010 del Defensor del Pueblo de la Nación, ha sido verificado en los términos del artículo 6° de la ley N° 24.747 el Proyecto de Ley de Protección Integral de la Familia elaborado por un equipo de profesionales coordinado por el Dr. Ricardo Bach de Chazal y presentado por éste en nombre de la Red Federal de Familias.

El proyecto

Consta de cuatro partes o títulos y propicia que, de manera coincidente con el orden natural, se adopten políticas públicas verdaderamente orientadas a la protección de la institución familiar en toda su dimensión y con relación a todos sus integrantes.

El Título I “Presupuestos mínimos para la protección integral de la familia y la vida. Principios de la Política Familiar Argentina”, contiene las directrices esenciales en la materia e incluyen la ponderación de la familia como bien jurídico tutelado por el régimen legal que se proyecta (artículo 1°), la enunciación de principios básicos de política familiar (artículo 2°), el establecimiento de pautas de interpretación y aplicación (artículo 3º) y el mandato para los distintos niveles de gobierno, en orden a asegurar el cumplimiento de los enunciados de la ley proyectada (artículo 4°).

En el Título II “Régimen de reconocimiento y protección especial a la familia numerosa” se trazan los ejes de una política destinada a asegurar las condiciones necesarias para que la igualdad de sus miembros sea real y efectiva en el acceso y disfrute de los bienes económicos, sociales y culturales, enunciándose expresamente esa finalidad (artículo 5°). Asimismo, se define el concepto de familia numerosa y familia numerosa especial en función del número de sus integrantes (artículos 6° y 7°), remitiéndose a la necesaria reglamentación de la ley el establecimiento del modo de otorgarse el reconocimiento de esa condición (artículo 8°). Se establece además que la autoridad de aplicación para la concesión de ese reconocimiento, que tendrá validez en todo el territorio de la Nación, será el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (artículo 9°), garantizándose la gratuidad y celeridad de los trámites necesarios para ese reconocimiento (artículo 11). Los derechos y garantías de las familias numerosas son mencionados con carácter meramente enunciativo (artículo 12), determinándose la posibilidad de su acumulación (artículo 13). Asimismo, se establece la posibilidad de que los montos deducibles como cargas de familia sean mayores a las deducciones previstas por la ley de impuesto a las ganancias, si se acredita que los gastos han sido efectivamente realizados por los cónyuges en la manutención de los hijos -menores, a cargo o incapacitados para el trabajo- y superan los señalados en dicha ley, así como la exención de dicho tributo en beneficio de la familias numerosas especiales (artículo 14).

El Título III “Protección integral de la mujer embarazada y de los derechos de los niños por nacer“, consta de tres capítulos, destinados: el primero a la enunciación genérica de principios, derechos y garantías (artículos 15 a 21), el segundo a la creación de un sistema de protección integral de los derechos de la mujer embarazada y de los niños por nacer (artículos 22 a 27) y el tercero al financiamiento del sistema (artículos 28 a 30).

Finalmente, el Título IV designado “Disposiciones Complementarias” (artículos 31 y 32), dispone la fecha de entrada en vigencia, el plazo para su reglamentación por el Poder Ejecutivo y la derogación de la Ley N° 26.618, como corolario lógico de los principios y valores que informan lo que entendemos que deben ser los ejes de una política familiar fundada en el orden natural y verdaderamente orientada al Bien Común y que, como se ha dicho al inicio, son los que se proponen plasmar en esta iniciativa.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

jueves, 30 de diciembre de 2010

Una nueva versión de la lucha de clases

   
Reingeniería social. Ideología del género versus conciencia nacional


Por Federico Gastón Addisi

La ideología de género recoge la interpretación de Friedrich Engels, expresada en su libro “El origen de la familia”, donde relata la historia de la mujer en relación con la técnica según la cual, la propiedad privada convierte al hombre en propietario de la mujer. En la familia patriarcal fundada sobre la propiedad privada, la mujer es explotada y oprimida por el hombre. Por ende, el proletariado y las mujeres se convierten en dos clases oprimidas.

La liberación de la mujer –sostiene Engels- pasa por la destrucción de la familia y su ingreso al mercado del trabajo. Así, ocupará su lugar en la sociedad de producción, ya sin el yugo marital ni la carga de la maternidad.

El feminismo radicalizado reinterpreta la historia bajo una perspectiva dialéctica neo-marxista, identificando a la mujer con la clase oprimida y al hombre con la opresora. El matrimonio monógamo es la síntesis y expresión del dominio patriarcal y toda diferencia es entendida como sinónimo de desigualdad, por lo que es preciso acabar con ella.

"El primer antagonismo de clases de la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer unidos en matrimonio monógamo, y la primera opresión de una clase por otra, con la del sexo femenino por el masculino" (Friedrich Engels, “The origin of the Family, Property and the State")

Para las feministas radicales, los marxistas fracasaron por concentrarse en soluciones económicas sin atacar directamente a la institución familiar, verdadera causante de las clases. En ese sentido, Shulamith Firestone afirma la necesidad de destruir la diferencia de sexos: "… Asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada (las mujeres) se rebele y tome el control de la reproducción; se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana (piénsese en las políticas de “salud reproductiva”). La meta definitiva de la revolución feminista debe ser acabar con el privilegio masculino y con la distinción de sexos".

Asimismo, inspirándose en el estructuralismo, la ideología de género considera que cada cultura produce sus propias normas de conducta y modela un tipo de mujer distinto. Según las sociedades, ciertas tareas serán tradicionalmente consideradas como "tareas femeninas" y otras como masculinas. De este modo; en esta nueva cultura, los papeles o funciones del hombre y la mujer serían perfectamente intercambiables. La familia heterosexual y monógama aparece como un caso más de práctica sexual junto a la homosexualidad, el lesbianismo, la bisexualidad, el travestismo, familias monoparentales masculinas o femeninas, y hasta uniones pedofílicas o incestuosas.

Para lograr la igualdad definitiva entre hombre y mujer es necesario: cambiar todos los roles masculinos y femeninos existentes; considerar la familia actual como perimida; negar la identidad biológica-psíquica-espiritual de ambos sexos; cambiar los términos que incluyen tácitamente o excluyen a la mujer dentro del hombre (ej: “alumnos y alumnas”).

Conceptos

Según el profesor Schooyans, el concepto de género es utilizado por las feministas radicales como “ideología según la cual, los roles del hombre y la mujer no están dentro de la naturaleza, sino que son el resultado de la historia y de la cultura”.

Las entidades propulsoras de esta filosofía como el CLADEM (Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer) sostienen que "género" refiere a una ideología que niega el fundamento natural de los roles tradicionales del hombre y la mujer y alega que son puras invenciones sociales sujetas al cambio. En este contexto, la sexualidad es reinterpretada en su totalidad.

La guerra semántica (conceptos utilizados por los difusores de la ideología de género)

1. Perversidad polimorfa, sexualmente polimorfo: el ser humano nace sexualmente indefinido. Por tanto, la atracción por personas del otro sexo no es natural, sino socialmente impuesta.

2. Preferencia u orientación sexual: distinguen cinco sexos, heterosexual, homosexual, lesbiana, bisexual y transexual, con iguales derechos legales y sociales.

3. Homofobia: temor a las relaciones homosexuales por la heterosexualidad obligatoria.

4. Deconstrucción: denunciar las ideas y el “lenguaje hegemónico” para persuadir a la gente de que su percepción de la realidad es mera construcción social.

Primer blanco: la familia

Según Alison Jagger: "…La destrucción de la familia biológica que Freud jamás visualizó permitirá la emergencia de mujeres y hombres nuevos".

Así lo explica Christine Riddiough, colaboradora de la revista “Catholics for a Free Choice” ("Católicas por el derecho a decidir" –lobby “pro género-):

"La familia nos da las primeras lecciones de ideología de clase dominante y también provee de legitimidad a otras instituciones de la sociedad civil. Nuestras familias son las que nos enseñan primero la religión, a ser buenos ciudadanos… tan completa es la hegemonía de la clase dominante en la familia, que se nos enseña que ésta encarna el orden natural de las cosas".

Posición del actual Ministerio de Defensa

Con el comienzo de la gestión de la Ministro Nilda Garré se creó el Observatorio sobre la situación de las Mujeres en las Fuerzas Armadas. Sus metas: a) definir políticas desde una perspectiva que atienda a la ecuanimidad, introduciendo los criterios de género compartidos por las mujeres que integran la fuerza; b) velar para que éstas propendan a la profesionalización de las Fuerzas Armadas de acuerdo a los objetivos centrales asignados a ellas por el Estado Nacional.

Además, cumple funciones básicas: 1) el diagnóstico, dedicado a la producción y procesamiento de información reglamentaria, estadística y cualitativa sobre la inserción de las mujeres en la profesión militar; 2) la intervención, orientado a la formulación de pautas para el diseño de políticas tendientes a la institucionalización de las garantías de protección de la igualdad de oportunidades de las mujeres en todo lo que concierne a su carrera profesional.

Las medidas adoptadas por el Ministerio en relación con demandas específicas abarcan la adecuación de pautas institucionales de acceso y permanencia en las instituciones militares a las exigencias del trato igualitario y no discriminatorio; eliminación de la prohibición que impedía a los varones reconocer hijos o asumir su paternidad mientras durara su formación militar; la firma de un convenio con el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para instalar, en la sede del actual Archivo Histórico del Ejército Argentino, un jardín maternal para los hijos del personal dependiente del Ministerio de Defensa; la creación de un Consejo para Políticas de Género en el ámbito de la Defensa y la atención de casos y denuncias de discriminación en razón de género.
El peligro de esta doctrina

El riesgo para la Nación de esta perniciosa doctrina son sus tácticas de infiltración a través de la legislación, educación y sobre todo, de los medios masivos de comunicación.

El propósito será “deconstruir” aquello que se considera culturalmente como natural poniendo de manifiesto que no lo es, sino que se trata de imposiciones culturales. A partir de allí aceptar la cuestión del “género” e insertar su concepción en todos los organismos y/o entidades (Ej: planes de estudio –ley 114 de la ciudad de Bs As; ley 418, ley de educación sexual de la ciudad de Bs As, etc; apertura de departamentos o secretarías de “género”, por ej: en los partidos políticos, en la CGT, etc).

Otro ámbito por el que se difunde afanosamente esta ideología –buscando perversamente modificar el “sentido común” de la población- es, como quedo dicho, a través de los medios de comunicación. Basta observar en el ámbito de la televisión por ejemplo, la inclusión cada vez mayor de conductores o panelistas “afeminados”, travestis, etc, presentándolos como algo normal ante la sociedad.

Volviendo al tema legislativo; además de las ya citadas, debemos apuntar “la avanzada” que se efectúa a través de las leyes y conferencias internacionales. Mediante este mecanismo se busca imponer la doctrina de género a nivel global, universal, para desde allí incluirse en las legislaciones y políticas públicas de los países. Por supuesto, consideramos que esta forma de difusión y aplicación de la perspectiva de género en la política interna de los Estados es esencialmente violatoria de la soberanía de cada país y de la identidad cultural de nuestros pueblos. Las conferencias internacionales sobre el tema arrancan en 1975 “I Conferencia de la Mujer”; 1979 “Convención Internacional”; 1980, Copenhague, “II Conferencia sobre la Mujer”; 1985, Nairobi, “III Conferencia de la Mujer”; 1995, Beijing, “IV Conferencia de la Mujer”; 2000, Nueva York, “Beijing + 5”; 2001 “Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación, la Xenofobia y formas conexas de intolerancia”; etc.

Finalmente, señalamos que estos programas están financiados y promovidos por lo más concentrado de la plutocracia internacional y sus colaterales; desde la ONU, el FMI, el Banco Mundial, hasta diversas fundaciones (Ford, Hullet Packard, y otras), ONGs “mundialistas”. Lo cierto es que lo que se oculta con esta estrategia es la promoción de la “salud reproductiva” como forma de reducir la tasa de fecundidad de los pobres, países en vías de desarrollo, etc. Para ello se forman objetivos mundiales sobre población (ej: basta ver el MEMO 200, más conocido como “Informe Kissinger”) y medios coercitivos sobre los gobiernos locales para que implementen estos programas, y es justamente en este punto: el control demográfico donde confluyen los programas de “salud reproductiva” y la “perspectiva de género” como peligro potencial a la seguridad nacional ya que se impulsan planes contrarios a los intereses del país que debería trabajar intensamente en una geopolítica y política demográfica en sentido inverso a estas doctrinas; esto es, promoviendo la vida, las familias numerosas, la ocupación del territorio (que en ciertas zonas como la patagónica llega a tener 0,5 habitantes por km2, considerándose según los cánones internacionales, como zona desértica), complementada con una adecuada y firme política de desarrollo y población.

FEDERICO GASTON ADDISI


Lecturas recomendadas

-LaRouche, Lyndon, “El complot para aniquilar las Fuerzas Armadas y las naciones de Iberoamérica”, EIR, 1993.
-Sanahuja, Juan Claudio, “El desarrollo sustentable. La nueva ética internacional”, Ed. Vórtice, 2003.
-Malthus, Thomas Robert, “Primer ensayo sobre la población”, SARPE, 1983.
- La filosofía del género; por Daniel Calcaterra; Publicado en Revista Arbil n° 58, con agradecimiento por la autorización de Church Forum; http://www.www.churchforum.org/

- Rodríguez Fuente, Marta, El Género; Mujer Nueva.
- Bacigalupo, M Virginia; Benites, María y otros; Familia y perspectiva de género; Bs. As, Educa, 2007.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

El Papa pide a los cristianos que sean valientes

Benedicto XVI pidió a los cristianos que sean valientes "también en las pruebas" y en la "noche de la duda", en su última audiencia de este año celebrada en el Aula Pablo VI ante más de 7.000 personas.

Además, el Papa pidió a los fieles que "no dejen de creer en la bondad de Dios y en su gran humildad", que estén siempre "al servicio de los demás" y sean testigos "de la obediencia al Evangelio". Benedicto XVI dijo a los cristianos que sigan el ejemplo de Santa Catalina de Bolonia, a quien dedicó su última audiencia, y que Cristo sea "como la roca sobre la que se edifica su vida".

Benedicto XVI dijo a los jóvenes que espera que "caminen siempre por la vía de la humildad" y a los enfermos que "puedan sentir el consuelo" de la presencia de Dios, "sobre todo en los momentos más difíciles". A los matrimonios jóvenes ha señalado que "se dejen guiar por el ejemplo de la Sagrada Familia".

El Papa saludó al Movimiento de los Legionarios de Cristo y Regnum Christi, guiados por el Delegado Pontificio, el cardenal Velasio de Paolis, presentes en la audiencia.

A la última audiencia de la década de Benedicto XVI asistió también la Escolanía de la Catedral de Murcia. En su saludo a los peregrinos españoles, el Papa ha indicado a los fieles que "se dejen guiar por la bondad de Dios, que nunca abandona".

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

martes, 28 de diciembre de 2010

Amenazan a quienes rechazan el matrimonio homosexual

La Mesa Nacional Multisectorial pro iniciativa popular por la derogación de la ley de “matrimonio” entre personas del mismo sexo, denuncia haber recibido reiteradas y múltiples amenazas contra los integrantes de la Mesa como así anuncios de escraches y enfrentamiento por parte de grupos que representan a los sectores del activismo homosexual.
 La Mesa Nacional Multisectorial pro iniciativa popular por la derogación de la ley 26.618 de matrimonio entre personas del mismo sexo, denuncia haber recibido reiteradas y múltiples amenazas contra los integrantes de la Mesa como así anuncios de escraches y enfrentamiento por parte de grupos que representan a los sectores del activismo homosexual que impulsaron la ley 26.618, en una clara postura intolerante y antidemocrática de pretender silenciar a quienes no pensamos igual y pretendemos valernos de los derechos que la Constitución Nacional expresamente nos reconoce como ciudadanos para impulsar la iniciativa popular de derogación de dicha ley y la sanción del pacto de solidaridad civil y asistencial.

Por ello se ha decidido modificar el acto público de lanzamiento programado para el día martes 21 de diciembre a las 11,30 horas en la intersección de las calles Diagonal Norte y Florida, haciéndose ese mismo día, a las 19 hs, en Combate de los Pozos 1055, piso 1 de Capital Federal.

Ratificamos nuestra firmeza en la recolección de firmas en todo el país en forma personal, a través de nuestra página web http://www.vidayfamilia.com.ar/ y de las distintas organizaciones que han dado su apoyo a la iniciativa, como ya lo estamos haciendo con masiva adhesión, y sostenemos nuestra disposición de evitar el enfrentamiento entre hermanos y hermanas de nuestro país, máxime cuando es nuestra voluntad transitar el camino del diálogo, la unidad nacional, la no discriminación, el respeto de los derechos de las minorías y especialmente el de las mayorías y de los niños, la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, como así la de la familia especialmente integrada por el matrimonio entre varón y mujer, naturalmente destinado al nacimiento y educación de los niños según nuestras más antiguas y queridas tradiciones y la preservación de la aspiración de resguardo de derechos para todos los habitantes con independencia de la sexualidad a fin de lograr una integración plena y abarcativa de toda la sociedad.

Comisión Coordinadora - Mesa Nacional Multisectorial

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Chile: Clamor por la vida de los inocentes

En el día de los Santos Inocentes, 28 de diciembre, la Conferencia Episcopal Chilena emitió un documento titulado “Clamor por la Vida de los inocentes”
  
Los proyectos de ley

Los obispos se manifiestan porque “en estos días en torno a Navidad, en que nos alegramos con la celebración del nacimiento del Señor Jesús, en nuestro país surgen nuevamente voces de algunos legisladores que proponen despenalizar el aborto en determinados casos; por ejemplo, cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la madre o atenta gravemente en contra de su salud, en casos en que el embarazo es producto de una violación, o bien cuando el concebido que se desarrolla en el vientre materno posee malformaciones, que incluso se prevé que lo llevarán a la muerte una vez nacido”.

Reconociendo que “las situaciones a las que se refieren estos proyectos de ley son muy dramáticas y dolorosas tanto para la madre como para las personas cercanas a ella, y no se suele estar preparado para vivirlas”, los obispos de Chile recuerdan al mismo tiempo que, “el Papa Juan Pablo II, explicando el mandamiento ‘no matarás’, manifestó: ‘Confirmo que la eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente es siempre gravemente inmoral’ (Evangelium vitae, 57). Este principio ético, profundamente humano y anterior al cristianismo, vale con toda razón cuando hay que proteger la vida del ser humano que aún no ha nacido y en consecuencia rechazar la legalización del aborto”.

El aborto no es un acto médico

Continúa el texto diciendo: “Pensamos que, en un embarazo en el cual la vida o la salud de la madre corre peligro, no es lícito eliminar la vida del niño concebido. Desde la perspectiva de lo más propio de la medicina, que es sanar, curar y nunca dañar, y compartiendo el pensamiento de Pío XII, consideramos que ‘es erróneo poner el asunto con esta alternativa: o la vida del niño o aquella de la madre. No, ni la vida de la madre ni la del niño pueden ser objeto de un acto de directa supresión. De una parte como de la otra la exigencia no puede ser más que una: hacer todo esfuerzo por salvar ambas vidas, la de la madre y la del niño’. Las prácticas abortivas son la negación misma de lo que se entiende por un acto médico, que consiste en hacer el bien posible, en este caso, a sus dos pacientes: la madre y su hijo. Nunca será un acto médico el que dañe directamente a cualquiera de ellos”.

Por otro lado, Clamor por la Vida de los inocentes recuerda que “ello no se opone, sin embargo, a considerar lícitas las acciones terapéuticas necesarias en favor de la madre para sanarla de una enfermedad, aunque comporten un riesgo, incluso letal, para el ser que no ha nacido. No se debe confundir una acción terapéutica a favor de la madre, que encierra como consecuencia no buscada el peligro de una pérdida, con la directa eliminación del ser que no ha nacido”.

La eliminación de un ser humano no constituye terapia alguna

“En relación a despenalizar el aborto -continúa el documento- cuando se puede predecir con probabilidad o subjetiva certeza que el niño nacerá con un defecto o enfermedad, hay que tener presente que la eliminación de un ser humano no constituye terapia alguna puesto que no sana a nadie. Se trata de un aborto directo ilícito desde el punto de vista moral y gravemente contrario al ordenamiento legal y constitucional de nuestra nación”.

Dictadura de los más fuertes sobre los más débiles

“A veces se invoca el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo. Con ello se olvida que el ser humano que está en su seno no es parte de ella: es otro ser humano distinto al padre y a la madre. Por otra parte, los sentimientos de la madre que son invocados, ciertamente son respetables y muy atendibles. Pero nunca un sentimiento puede prevalecer como un valor superior por sobre el derecho a la vida que tiene todo ser humano, ya sea que esté sano o enfermo. Entre los derechos humanos, éste es el primero, sin el cual no existen los demás. Este derecho a la vida también se le ha de respetar al ser inocente que ha sido concebido como consecuencia de un acto tan violento y condenable como lo es una agresión sexual” (…).

Por eso, sobre los más débiles y enfermos, los obispos afirman que “una sociedad que los elimina permite que la violencia se constituya en el método para resolver los conflictos, convirtiéndose en una dictadura donde los más fuertes terminan decidiendo por los más débiles. Nadie tiene derecho a arrogarse el poder de decidir qué vida merece ver la luz del día y cual no”.

Apoyar a las madres y sus familias

Por último, los obispos chilenos reclaman medidas capaces de acompañar adecuada y efectivamente a la madre y su familia, con ayuda sicológica, social, económica y espiritual. “Invitamos a los profesionales del área de la salud a buscar y ofrecer caminos ante estas situaciones que no signifiquen la destrucción deliberada de la misma vida sino su cuidado”.

NOTICIAS GLOBALES

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

lunes, 27 de diciembre de 2010

Revelaciones sobre Pío XII confirman la posición de Benedicto XVI

Las últimas revelaciones históricas confirman la posición de Benedicto XVI en su último libro sobre Pío XII y su apoyo a los judíos perseguidos.


Por Jesús Colina

En su conversación con el periodista Peter Seewald, recogida en el libro "Luz del mundo", el pontífice confirma que con motivo del proceso de beatificación de ese Papa, Eugenio Pacelli, ordenó una investigación que confirma "los aspectos positivos".

Este estudio, añade el pontífice, no confirma "las cuestiones negativas" que se aducen contra él.

Precisamente el 17 de noviembre el Papa recibió directamente del fundador de la "Pave the Way Foundation", Gary Krupp, judío, quien le entregó nuevas revelaciones históricas que confirman esta posición.

Krupp, en declaraciones a ZENIT, revela que se trata de documentos y testimonios de testigos presenciales que buscan iluminar el papel de Pío XII y que ahora son publicados en la página web de la Fundación (www.ptwf.org) para alentar el estudio de la comunidad internacional de historiadores.

"El deseo es que con la publicación de este material, la controversia de 46 años sobre el papado de Pío XII pueda superarse. Hasta hoy, la Fundación ha publicado mas de 40 mil páginas de documentos originales, artículos y vídeos de testigos presenciales sobre ese período histórico", añade el fundador.

Krupp, en la audiencia con el Papa, presentó además el libro "El Papa Pío XII y la Segunda Guerra Mundial - La verdad documentada", que acaba de publicarse en hebreo.

El fundador también presentó al Papa una serie de testimonios, acreditados por notarios, que recogen testimonios de personas que asistieron a los esfuerzos del Papa Pío XII por salvar a judíos.

En el encuentro con el Papa se presentó también la nueva edición del libro "Hitler, la guerra y el Papa" ("Hitler, the War and the Pope"), escrito por el profesor estadounidense Ronald Rychlak, que será presentado a delegaciones de las Naciones Unidas el 11 de diciembre en Nueva York.

Además, el Papa recibió en sus manos, además, un libro todavía no publicado, "El contexto del Papa Pío XII" ("The framing of Pope Pius XII"), escrito por el mismo profesor Rychlak y por el general Mihai Ion Pacepa, el agente de mayor rango que desertó en toda la historia de los servicios secretos de los países comunistas que gravitaban alrededor de la unión soviética.

El volumen revela la operación soviética de desinformación, el plan se llamaba "Seat 12", para acabar con la reputación de Pío XII y aislar a la comunidad judía del mundo católico.

El libro revela cómo se produjo, financió e interpretó la obra de teatro de Rolf Hochhuth, "El Vicario", que se representó en todo el mundo en 20 idiomas, y sembró la leyenda negra contra Pío XII.

El libro revela otras operaciones de desinformación contra ese Papa y la Iglesia católica que se prolongaron hasta tiempos recientes.

Otro libro de Mihai Ion Pacepa, "Horizontes rojos", es considerado como la chispa que acabaría en Rumanía con el dictador Nicolai Ceausescu

En "Luz del mundo", por su parte, el Papa pide superar interpretaciones ideológicas sobre lo que podría haber hecho Pío XII en la segunda guerra mundial.

"Lo decisivo es lo que intentó hacer y creo que, en este punto, hay que reconocer realmente que fue uno de los grandes justos, que salvó a muchos judíos, a tantos como ningún otro", concluye su sucesor.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Mons. José María Arancedo: Reflexiones en el tiempo de Navidad



Llegando a la celebración de Navidad que nos abre a un clima de intimidad, y próximos a finalizar un año cargado de acontecimientos que nos han marcado, incluido el contexto de las expectativas propias de un año electoral, considero oportuno fijar la atención en algunos temas que hacen al nivel de vida de la comunidad.



Retomando las metas que había propuesto el Episcopado Argentino en aquel camino: “Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad”, me detengo en tres de ellas.

La primera se refiere al cuidado de la vida en todas sus formas. Este tema es central. Si bien la preocupación debe abarcar todo el desarrollo de la vida, adquiere una responsabilidad mayor en los momentos de más fragilidad y dependencia. Por ello, frente a una mentalidad que disminuye la gravedad del aborto, debemos saber ubicar este tema en el marco que corresponde, me refiero al estatuto científico y jurídico que presenta el embrión humano.

Hoy nadie puede dudar, debido a los adelantos de la ciencia, que desde la concepción existe vida humana nueva, es decir, un nuevo ser. Aquí estamos ante el primer derecho de todo hombre, que es el derecho a la vida. La legislación no puede desconocer esta realidad desde su etapa de gestación. No podemos negar las dificultades que un embarazo no querido, o con dificultades, puede presentar a la futura mamá. Sólo partiendo del estatuto ontológico y ético del embrión humano, se puede afrontar con justicia esta situación.

Habrá que acompañar este embarazo, o incluso pensar en una adopción, pero nunca el camino puede ser el aborto. Esta actitud define el grado de civilización de una sociedad, decía el presidente uruguayo Tabaré Vázquez al fundamentar su veto a la ley de despenalización del aborto, para concluir que el criterio para definir una vida no es “el valor del sujeto en función de los afectos que suscita en los demás, o de la utilidad que presta, sino el valor que resulta de su mera existencia”. Mi libertad no es un absoluto. Aceptar el límite que nos presenta la vida es un acto moral y jurídico que reclama su acompañamiento político.

En segundo lugar les hablaría de: “Avanzar en la reconciliación entre sectores y en la capacidad de diálogo”. Argentina sigue siendo un país con heridas y enfrentamientos, a pesar de tener una sensibilidad especial por los derechos humanos. Recuperar la amistad social es tener la sabiduría del futuro. Al pasado no hay que negarlo, necesita de la memoria, la justicia, la reparación, pero también de la reconciliación. En esto veo el fundamento cívico de un necesario encuentro social. Quedarnos en algunas de estas etapas es no alcanzar la verdad social del hombre que es el fundamento necesario de su inserción en la sociedad.

Reconciliación no significa olvido, pero sí no endurecer el corazón y abrirnos a un diálogo fecundo para construir el futuro. Hay acontecimientos sujetos al juicio de la historia y a la valoración de la justicia. La política, sin desconocer el pasado, se debe sentir responsable, sobre todo, de construir el futuro. El diálogo que necesita el país, por otra parte, no es la conversación entre amigos de una misma pertenencia, sino el encuentro con el otro con todo lo que significa de apertura y respeto.

Esta falta de diálogo se ha visto recientemente, en la triste y apremiante situación social de Villa Soldati, entre miembros del mismo Estado que tiene funciones propias al servicio del bien de la comunidad. Asistimos a la situación de un Estado “ocupado” por gobiernos, y no de gobiernos al servicio de la función del Estado.

Finalmente, decíamos en ese documento: “Afianzar la educación y el trabajo como claves del desarrollo y de la justa distribución de los bienes”. La educación es el camino más seguro y económico para la inclusión social, si lo vemos en los términos que requiere una política de Estado. Esto significa en primer lugar querer la inclusión social y no sólo declamarla y, en segundo lugar, definir la educación como un bien público que debe contar con un apoyo económico sustentable en el tiempo, sobre todo en las zonas más marginales. La brecha creciente en el nivel de educación es un urgente reclamo de equidad social.

Las últimas estadísticas sobre el nivel de educación en nuestro país son preocupantes. A esto se le debe agregar la tarea de recrear una cultura del trabajo, que presente posibilidades reales de inserción en el mundo laboral. Educación y trabajo deben ser vistas como dimensiones complementarias que hacen a la dignidad y elevación del hombre, porque le permiten ser protagonista de un proyecto superior de vida.

Cuando a esto se lo valora socialmente y se lo percibe como un bien personal es posible, entonces, despertar en los jóvenes el deseo de un proyecto que les permita asumir el esfuerzo que ello implica. Si no se convence el joven de la importancia de un proyecto válido para su vida, no hay protagonismo posible y, por lo mismo, la media de educación no supera en nuestros barrios el nivel primario. Cuántos jóvenes hoy descreen en el valor de este camino. Hay que presentarles proyectos que entusiasmen y orienten su libertad. A esto no ayuda esa pseudo cultura de vivir un hoy sin mañana, tan consumista e instalada en las propuestas y ejemplos que reciben, incluso por los medios de comunicación.

En la formación de su libertad los ideales y la ejemplaridad del testimonio son aspectos claves. Hay una orfandad cultural que se expresa en el vacío en el que viven muchos jóvenes, ellos son presa fácil del avance de la droga que los termina destruyendo.

A la espera de vivir una Navidad con la esperanza de que es posible lo nuevo, cuando estamos dispuestos a caminar a la luz de los valores e ideales que nos presenta el mensaje del niño de Belén, les hago llegar junto a mi afecto y oraciones, mi bendición en el Señor que busca el pesebre de cada corazón y en cada familia.

Mons. José María Arancedo
Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Monseñor Aguer y las 3 claves de Navidad




En su reflexión semanal, Mons. Héctor Aguer, se preguntó “¿qué sentimientos, qué actitudes, corresponde exhibir ante el gran misterio que hoy celebramos, la Navidad del Señor?”




El Arzobispo de La Plata consideró que las tres claves más importantes son Admiración, Alegría y Esperanza. Consideró que el Pesebre de Belén es “una lección de sobriedad: Cristo elige nacer en la pobreza, en un lugar prestado, en un contexto que es inequívoco al respecto”.

“Jesucristo ha sido un embrión en el seno de María Santísima, formado por la acción del Espíritu Santo. Ha nacido virginalmente de Ella. Ha sido niño, ha sido adolescente y ha llegado a la adultez, a la plena edad de la madurez humana, capaz de entregarse libremente por nosotros y ofrecernos, atravesando la muerte, desde la gloria de la resurrección, un futuro definitivo para la humanidad”, manifestó.

Destacó que “la Navidad es causa de alegría porque hemos sido privilegiados de este modo. Al hacerse hombre, el Hijo de Dios manifiesta el amor del creador por su criatura y exalta su dignidad. Ante todo se justifica la alegría” y explicó que “Cristo nos ha comunicado esa vida sobrenatural que empieza con la gracia y nos acompaña durante nuestra existencia temporal para eclosionar en la vida eterna”, por eso el “gozo de la Navidad tiene que marcar, de suyo, para siempre, la vida del cristiano, como el sustrato espiritual que nos hace posible vivir con serenidad y fortaleza las tristezas, los dolores y las tragedias de la vida”.

Explicó que “la Navidad suscita en nosotros un sentimiento de esperanza. Si bien esta Navidad, y cada Navidad, nos muestra un mundo de luces y sombras, pruebas que llegan hasta el límite de lo soportable, los cristianos después de la Encarnación de Dios tenemos que vivir en la esperanza. Si Dios se ha ocupado de esa manera de nosotros, ¡cómo no va a escuchar nuestras plegarias, cómo no nos va a asistir en nuestros problemas, como no nos va a ayudar para que podamos abrirnos el camino!”.

Al finalizar su reflexión, Monseñor Héctor Aguer deseó “¡Feliz Navidad!” esperando “que podamos gozar de esta Navidad y que comprendamos que, de alguna manera, todos los días del año pueden ser Navidad si reconocemos esta visita que Dios nos ha hecho para quedarse definitivamente con nosotros”.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

El cardenal Rouco defiende "la voluntad de recuperar el significado del matrimonio y la familia en nuestra sociedad"





Para el cardenal, este año cobra un significado especial por la “concepción relativista de la vida, de la fe y del matrimonio y la familia”.




El arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, ha hablado de la próxima celebración de la Fiesta de la Sagrada Familia, que se celebrará el próximo 2 de enero en la plaza de Colón. Para el cardenal, este año cobra un significado especial por la “concepción relativista de la vida, de la fe y del matrimonio y la familia”.

Según explicó el cardenal Rouco, estos momentos por los que atraviesa la familia tan “críticos”, no son nuevos y declaró que “en el fondo de la crisis económica y cultural está la crisis de saber qué es la familia, cuál es el sentido de la realidad familiar y qué relación tiene con el destino del hombre y con el bien de las personas”. “En el fondo hay una concepción relativista de la vida, de la fe y también de lo que es el matrimonio y la familia”, añadió.

Por eso, al celebrar por cuarta vez la misa de las familias, “estamos poniendo un signo de cómo se expresa y se formula la sensibilidad de la Iglesia y de sus pastores” y, por otra parte, “la realidad de los propios matrimonios y familias cristianas nos reclaman un apoyo especial en este momento”. Para el cardenal, no piden sólo un apoyo interior “a través de la oración, el afecto y la acogida en todos los ámbitos de la iglesia, sino un apoyo exterior, social y firme de toda la iglesia, que cuanto más públicamente se manifieste, más impacta”. Y es que: “No se puede evangelizar prescindiendo de los medios de comunicación social, pero en esta parcela de la evangelización tan sensible y tan decisiva para el futuro de la iglesia y de la humanidad, su impacto a través de los medios de comunicación es importantísimo”.

Preguntado por si la celebración de la Eucaristía puede generar algún malestar, el cardenal respondió que alguien puede reaccionar de forma molesta pero que, en general, “a las a las personas que necesitan y desean ese apoyo de fe y de gracia les sirve de estímulo y lo agradecen”.”Todo testimonio del Evangelio siempre encuentra resistencias. Nos sirve para que nos adiestremos y nos curtamos espiritualmente en la pastoral de la familia y en su vivencia evangélica”, añadió.

En cuanto a la apertura de la celebración a Europa, como ya se hizo el pasado año, el arzobispo de Madrid afirmó que “hay que llamar la atención sobre el hecho de que la crisis del matrimonio y de la familia es una crisis europea”. Una crisis, explicó, que venía del comunismo y marxismo soviético y consistía, señaló, en atacar a la familia y el matrimonio. Además, recordó que la legalización del aborto “aparece de una forma masiva a comienzos de los años setenta del siglo pasado en conexión con las sentencias del Tribunal Supremo de los Estados Unidos y que después se propaga como una mancha de aceite por toda la Europa libre”.

Por otro lado, se refirió a la legislación del divorcio, cuya última expresión es el denominado “divorcio exprés”. “Todos estos –apuntó- son aspectos que acompañan el proceso posmoderno de la familia en Europa sin que se haya aligerado para nada esa presión”.

Por todo ello, dijo que cardenal que “se explica que la misa de la familia sea concebida como una propuesta europea”.

Asimismo, destacó que muchas asociaciones y movimientos están detrás de esta iniciativa y la reafirman “cada vez más vigorosamente”. “Pero sobre todo –incidió- están los matrimonios y las familias”. Con todo, señaló que “es muy significativo el hecho de que una buena representación de la familias europeas puedan reunirse en la profesión de la fe, en la convivencia fraterna y cordial sobre la base del amor mutuo, en el apoyo espiritual, humano, social y cultural para defender y promover el bien que es el matrimonio y la familia”.

Manifestó también, que “la actuación legislativa en toda Europa, incluida España, se ha ido alejando cada vez más del modelo cristiano del matrimonio y, por lo tanto, se ha ido distanciando simultáneamente de las propias raíces históricas de nuestros pueblos con consecuencias que no son buenas”. En este sentido, destacó que “todavía no aparece ninguna señal en el panorama jurídico y político de los gobiernos europeos, ni en el gobierno español, ni de los partidos políticos, en general, que indique la voluntad de recuperar a fondo y de verdad el significado del matrimonio y de la familia en nuestras sociedades”.

“Vivir el matrimonio cristiano, tener hijos, vivir la familia cristianamente es de una atrayente belleza humana y toca las conciencias de muchas personas, para acercarlas de nuevo a la verdad del matrimonio y de la familia, aunque no sea siempre una experiencia idílica”, añadió. Más aún, en un modelo de sociedad “marcada por una especie de egocentrismo y hedonismo radicales, cuando las nuevas generaciones son educadas en unos ambientes de estilo facilón, trivial y tosco”.

Y recordó que el Estado y su legislación “han de ser un instrumento que facilite el vivir la dignidad del hombre en toda la verdad del hombre mismo y de los principios morales que deben regir la vida de las personas y de la sociedad, en un horizonte espiritual iluminado por la fe”.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

¿Feliz Navidad?






El secreto de la felicidad es la caridad: ser feliz haciendo felices a los demás, ya que la felicidad no es auténtica hasta que es compartida.

Por Monseñor José Ignacio Munilla Aguirre




Por regla general, tenemos la costumbre de felicitarnos cuando las cosas nos han salido “redondas”: Se felicita al político cuando gana las elecciones. Se felicita al alumno que ha sido el primero de la clase. Se felicita a los agraciados en la lotería...
Ciertamente, no es ése el sentido en el que la tradición cristiana ha felicitado las Navidades. Los cristianos hemos aprendido de Jesucristo, que la felicidad no es sinónimo de éxito o de triunfo, y ni tan siquiera de ausencia de sufrimiento. Frente a quienes piensan que la felicidad sólo será posible cuando la cruz haya desaparecido del horizonte de nuestra existencia, la Natividad de Jesús, su infancia, su vida pública y su Pasión y Resurrección, nos enseñan que la felicidad encierra un misterio...

Felicidad en el abajamiento: Para acercarnos adecuadamente al misterio de la Navidad, es necesario conocerla no sólo desde nuestra perspectiva humana, sino asomarnos también a la divina. Lo que para nosotros es la fiesta de la Navidad -Dios con nosotros-, al mismo tiempo es también el misterio del abajamiento, el despojamiento y la humillación de Dios, quien “a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos”. (Flp 2, 6-7).

El misterio de Belén es gozo y alegría, envuelto en la Cruz: el emperador ordena la realización de un censo, para dominar mejor y expoliar más a sus súbditos. José vive la humillación de no poder encontrar quien les reciba en su ciudad natal. La cuna del Mesías de Israel, resulta ser el pesebre de unos animales. La Sagrada Familia se ve obligada a huir y a refugiarse en Egipto, escapando de la persecución de Herodes... “Vino a su casa, y los suyos no le recibieron” (Jn 1, 11). Pero a pesar de todo ello, el Cielo también estaba de fiesta, y se “felicitaba”: “Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes Él se complace»”. (Lc 2, 13-14)

En uno de los himnos de la liturgia navideña la Iglesia expresa así esa “felicidad misteriosa”:

“Ver llorar a la Alegría,
ver tan pobre a la Riqueza,
ver tan baja a la Grandeza
... y ver que Dios lo quería”

Felicidad y pobreza de espíritu: Kierkegaard, filósofo y teólogo danés del siglo XIX, decía que "la puerta de la felicidad se abre hacia adentro y que hay que retirarse para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más".

En un sentido similar, decía Tolstoi que "el secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere, sino en querer lo que se hace". Por ello, el Salmo 130 nos invita a descubrir la felicidad en el abandono confiado en las manos de Dios: “Señor, mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas que superan mi capacidad; sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre. Espero Israel en el Señor, ahora y por siempre”. Frente a quienes piensan que la fórmula para alcanzar la felicidad consiste en poseerlo todo, Jesús nos ha enseñado que el secreto está en desear poco, o mejor dicho, en desear sólo al Todo.

Paradójicamente, la felicidad exige el precio del olvido de uno mismo: “Quien busque su vida la perderá, pero quien pierda su vida por mí la encontrará” (Mt 10, 39). El secreto de la felicidad es la caridad: ser feliz haciendo felices a los demás, ya que la felicidad no es auténtica hasta que es compartida.

A todos vosotros, fieles: ¡Feliz Navidad! Pido al Niño Dios por todas las familias, y en estas fechas tan entrañables os deseo la verdadera felicidad.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

domingo, 26 de diciembre de 2010

La situación de América Latina preocupa al Papa




Benedicto XVI confesó en su mensaje para esta Navidad que sigue con preocupación los dramas humanitarios que vive en estos momentos América Latina y el Caribe, así como las tensiones entre Nicaragua y Costa Rica.



Antes de impartir su bendición "Urbi et Orbi", el pontífice dirigió en Mundovisión su felicitación navideña haciendo un apremiante llamamiento a la solidaridad a favor de las comunidades necesitadas del subcontinente americano.

Como era lógico, comenzó pidiendo ayuda a favor "de los que todavía sufren por las consecuencias del terremoto devastador y la reciente epidemia de cólera en Haití".

Luego pidió que no se olvide "a los que en Colombia y en Venezuela, como también en Guatemala y Costa Rica, han sido afectados por recientes calamidades naturales".

Por último, pidió que se impulse "el diálogo entre Nicaragua y Costa Rica", en referencia a la disputa fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua, surgida en octubre, por las tareas de dragado que se llevan a cabo en el Río San Juan y el reclamo territorial de ambos países sobre Isla Calero.

En su felicitación en español, el Papa dijo: "¡Feliz Navidad! Que la Paz de Cristo reine en vuestros corazones, en la familias y en todos los pueblos".

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Cristina Kirchner nombra a notoria dirigente del lesbianismo como vicepresidente del INADI




La secretaria general de la Mesa Nacional por la Igualdad, María Rachid, consideró hoy que su designación como vicepresidenta del Inadi "es un reconocimiento a la lucha por la igualdad de las familias del mismo sexo.



La titular de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FALGBT), María Rachid, fue designada como vicepresidenta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

El nombramiento fue mediante el decreto 2040 de la presidenta Cristina Fernández, publicado hoy en el Boletín Oficial.

Rachid, de 36 años, era desde mayo de 2007 asesora en discriminación del organismo. Desde la FALGBT, que fundó hace cuatro años, lleva adelante una amplia militancia por los derechos de las personas homosexuales.

La dirigente se manifestó contenta con el nombramiento como segunda de Claudio Morgado, titular del organismo, y dijo que “es un reconocimiento a la lucha de muchas personas que trabajamos por la igualdad de familias del mismo sexo".

"Hemos logrado mucho desde el punto de la igualdad jurídica y ahora hay que trabajar por la igualdad social plena, para todas las personas que habitan Argentina", señaló.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

viernes, 24 de diciembre de 2010

Libertad religiosa, camino para la paz


Publicamos el artículo que ha escrito Giovanni Maria Vian, director de "L'Osservatore Romano", con el título "La política de la fraternidad" para comentar el mensaje de Benedicto XVI para la próxima Jornada Mundial de la Paz sobre "La libertad religiosa, camino para la paz".



Por Giovanni Maria Vian

El antiguo dicho latino que exhorta a preparar las armas en función de la paz -si vis pacem para bellum- de alguna manera resuena en el mensaje de Benedicto XVI para la Jornada mundial que tendrá lugar el próximo 1 de enero. Pero son armas distintas de las "destinadas a matar y a exterminar a la humanidad", como subrayaba Pablo VI: en efecto, se necesitan "sobre todo armas morales, que den fuerza y prestigio al derecho internacional". Y entre estas hoy urge la libertad religiosa, sobre la cual el Papa reflexiona a partir de los horrendos actos de violencia e intolerancia que se suceden sobre todo en Irak, aunque no sólo allí.

En el mensaje papal al análisis mira a la situación internacional en su conjunto y afirma amargamente que en algunas regiones del mundo "no es posible profesar y expresar libremente la propia religión". En otras, en cambio, la intolerancia y la violencia se afirman mediante "formas más silenciosas y sofisticadas de prejuicio y de oposición hacia los creyentes y los símbolos religiosos".

Sin abandonarse a énfasis retóricos y sin demasiados ejemplos, que lamentablemente no sería difícil enumerar, Benedicto XVI comienza con una afirmación incontestable: "Los cristianos son actualmente el grupo religioso que sufre el mayor número de persecuciones a causa de su fe". Precisamente como en Irak, donde en Bagdad el "vil ataque" contra la catedral siro-católica asesinó a dos sacerdotes y exterminó alrededor de cincuenta fieles, pero también en otros países asiáticos y africanos, en perjuicio de las minorías religiosas. Mientras que en Europa numerosas fuerzas trabajan para renegar de la historia y los símbolos religiosos de la mayoría de los ciudadanos. Pisoteando pluralismo y laicidad, con el resultado de fomentar odio y prejuicio.

Negar la libertad religiosa y oscurecer la dimensión pública de la religión genera una sociedad injusta y va en contra de la paz. La afirmación se acompaña a una crítica radical del relativismo moral, que "es en realidad el origen de la división y negación de la dignidad de los seres humanos". Y rechazando fundamentalismo y laicismo -que el mensaje define "formas especulares y extremas de rechazo" del pluralismo y de la laicidad- el Papa repite que las religiones tienen un papel importante en el ámbito político y cultural porque pueden constituir "un factor importante de unidad y de paz".

La fuerza de las afirmaciones de Benedicto XVI se basa en la convicción de que el mundo "tiene necesidad de Dios" y en la razón, que todos pueden compartir (no es casualidad que se cite a Cicerón en un texto atravesado por la conciencia de la especificidad hebraica y cristiana). Y al recibir a cinco nuevos embajadores ante la Santa Sede, el Papa ha dicho con claridad que la Iglesia no actúa como una lobby y que su política es sólo una: la de la fraternidad.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

domingo, 19 de diciembre de 2010

Mons. José María Arancedo: “La Navidad nos invita a vivir como hermanos”




Próximos a la celebración de la Navidad, que es un tiempo de paz y esperanza para nuestro pueblo, recordamos que Dios en Jesús de Nazareth, se hizo uno de nosotros y eligió el camino de la pequeñez y la pobreza.




Los acontecimientos de estos últimos días han puesto en los corazones de millones de argentinos, la evidencia de serios problemas que manifiestan signos de fragmentación social: la persistencia de la pobreza e inequidad, la dificultad para el diálogo, la violencia y la agresión, el desprecio a los migrantes. Esta situación se presta a diversas manipulaciones que hieren en lo profundo la dignidad humana y acrecientan aún más la injusticia.

Se hace patente el drama de la falta de una vivienda digna, como también de gente que vive y duerme en las calles. A esto se suma la preocupante situación en varias regiones del país, de comunidades aborígenes y campesinas que son desplazadas de sus lugares de trabajo y subsistencia, y terminan engrosando los cordones de pobreza de varias ciudades.

Como hombres de fe, queremos hacer un llamado a todos los argentinos y hermanos de otros países que habitan nuestro suelo:

1. El reconocimiento de Dios como lo hicieron nuestros Constituyentes es la garantía y la base sobre la que se construye nuestra sociedad. La invocación a Dios como Padre nos ayuda a respetarnos y amarnos como hermanos.

2. Reafirmemos el derecho primario a la vida, como a la integridad física y moral de toda persona.

3. Recuperemos la vigencia y el sentido de los valores morales como fundamento de la convivencia social.

4. Trabajemos por la dignidad humana, para erradicar la pobreza y promover el desarrollo integral.

5. Renovemos el compromiso por el bien común y el fortalecimiento del Estado y las Instituciones de la República. Como hemos afirmado tantas veces, sólo el diálogo sincero es el camino que nos aleja del enfrentamiento y la violencia.

En la Navidad del Bicentenario recemos al Niño Jesús que nació en una familia pobre y sin lugar entre las casas de Belén.

Mons. José María Arancedo
Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

TRADICIONES Y COSTUMBRES NAVIDEÑAS


Lo más importante de las tradiciones y costumbres no es sólo el aspecto exterior, sino su significado interior

Por Tere Fernández

Origen de las tradiciones

Las tradiciones y costumbres son una manera de hacer presente, de recordar lo que ocurrió en el pasado. Son hechos y obras que se transmiten de una generación a otra de forma oral o escrita. La palabra tradición viene del latín “traditio” que viene del verbo “tradere” que significa entregar. Se podría decir que tradición es lo que nuestros antepasados nos han entregado.

En el caso de la Navidad, lo más importante de las tradiciones y costumbres no es sólo el aspecto exterior, sino su significado interior. Se debe conocer por qué y para qué se llevan a cabo las tradiciones y costumbres para así poder vivirlas intensamente. Este es un modo de evangelizar.

Existen muchas tradiciones y costumbres de la Navidad que nos ayudan a vivir el espíritu navideño, pero debemos recordar que este espíritu se encuentra en la meditación del misterio que se celebra.

A continuación, presentaremos algunas de éstas con una pequeña explicación acerca de su significado y origen:

El árbol de Navidad


Los antiguos germanos creían que el mundo y todos los astros estaban sostenidos pendiendo de las ramas de un árbol gigantesco llamado el “divino Idrasil” o el “dios Odín”. A este dios se le rendía culto cada año, durante el solsticio de invierno, cuando para ellos, se renovaba la vida. La celebración de ese día consistía en adornar un árbol de encino con antorchas que representaban a las estrellas, la luna y el sol. En torno a este árbol bailaban y cantaban adorando a su divinidad.

Cuentan que San Bonifacio, evangelizador de Alemania, derribó el árbol que representaba al dios Odín y en el mismo lugar plantó un pino, símbolo del amor perenne de Dios. Lo adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano. Las manzanas representaban las tentaciones, el pecado original y los pecados de los hombres; las velas representaban a Cristo, la luz del mundo y la gracia que reciben los hombres que aceptan a Jesús como Salvador.

Esta costumbre se difundió por toda Europa en la Edad Media. Por medio de la Conquista española y las migraciones, esta tradición llegó a América. Poco a poco, la tradición fue evolucionando: se cambiaron las manzanas por esferas y las velas, por focos que representan la alegría y la luz que Jesucristo trajo al mundo.

Las esferas

Actualmente, simbolizan las oraciones que hacemos durante el periodo de Adviento. Los colores de las esferas también tienen un significado simbólico:

azules; oraciones de arrepentimiento


plateadas; de agradecimiento 


doradas; de alabanza 


rojas; de petición


Se acostumbra poner una estrella en la punta del pino que representa la fe que debe guiar nuestras vidas.

También, se suelen poner adornos de diversas figuras en el árbol de Navidad. Éstos representan las buenas acciones y sacrificios, los “regalos” que le daremos a Jesús en la Navidad.

Para aprovechar la tradición: Se sugiere adornar el árbol de Navidad a lo largo de todo el Adviento, explicando a los niños su profundo simbolismo crisitiano. Los niños elaborarán sus propias esferas (24 a 28, dependiendo de los días que tenga el Adviento) con una oración o un propósito en cada una. Conforme pasen los días, las irán colgando en el árbol de Navidad, hasta el día del Nacimiento de Jesús.

Las tarjetas de Navidad

La costumbre de enviar mensajes navideños se originó en las escuelas inglesas, donde se pedía a los estudiantes que escribieran algo que tuviera que ver con la temporada navideña, antes de salir de vacaciones de invierno. Las tarjetas se enviaban por correo a su casa y así sus padres recibían un mensaje de Navidad.

En 1843, W.E. Dobson y Sir Henry Cole hicieron las primeras tarjetas de Navidad impresas, con la única intención de poner al alcance del pueblo inglés las obras de arte que representaban al Nacimiento de Jesús.

En 1860, Thomas Nast, creador de la imagen de Santa Claus, organizó la primera venta masiva de tarjetas de Navidad en las que aparecía impresa la frase “Feliz Navidad”.

Es una costumbre muy bonita, pues a través de las tarjetas se puede comunicar a todos nuestros seres queridos la alegría que sentimos por el Nacimiento de Cristo.


Los villancicos
Se dice que el compositor de los primeros villancicos fue el Marqués de Santillana, que compuso una serie de canciones para celebrar, con sus tres hijos, el misterio de la Navidad.

Sin embargo, los primeros villancicos que se conocen fueron compuestos por los evangelizadores en el siglo V, con la finalidad de llevar la Buena Nueva a los aldeanos y campesinos que no sabían leer.

Sus letras hablaban sobre el Misterio de la Encarnación en lenguaje popular y estaban inspirados en la liturgia de la Navidad.

Como se llamaba “villanus” al aldeano, con el tiempo, el nombre cambió a “villancicos”. Éstos hablan en un tono sensible e ingenioso de los sentimientos de la Virgen María y de los pastores ante el Nacimiento de Cristo.

En el siglo XIII, se extienden por todo el mundo junto con los nacimientos de San Francisco de Asís.

Los villancicos favorecen la participación en la liturgia de Adviento y de Navidad. Cantar villancicos es un modo de demostrar nuestra alegría y gratitud a Jesús y escucharlos durante el Adviento ayuda a la preparación del corazón para el acontecimiento de la Navidad.


San Nicolás 
La imagen de Santa Claus, el viejecito regordete y sonriente que trae regalos a los niños buenos el día de Navidad, tuvo su origen en la historia de San Nicolás.

Nicolás nació en una antigua provincia de Asia Menor, en el siglo IV. La capital, Mira, estaba cerca del mar (hoy, corresponde al sudoeste de Turquía) y era una sede episcopal. Nicolás fue escogido obispo de esta sede y ahí se hizo famoso por su extraordinaria piedad. Estuvo encarcelado por defender su fe durante la persecución de Diocleciano. Sus reliquias se encuentran en el pueblo de Bari, Italia.

Existen varias leyendas que hablan acerca de la vida de este santo:

Se dice que fue heredero de una gran fortuna, misma que dedicó a ayudar a los pobres que conocía. Nicolás era feliz ayudando a los demás, especialmente a los pobres y a los esclavos. Era bueno, generoso y tenía un gran sentido del humor.

En cierta ocasión, el jefe de la guardia romana de aquella época, llamado Marco, quería vender como esclavo a un niño muy pequeño llamado Adrián y Nicolás se lo impidió.

En otra ocasión, Marco quería apoderarse de unas jovencitas si su padre no le pagaba una deuda. Nicolás se enteró del problema y decidió ayudarlas. Tomó tres sacos llenos de oro y en la Noche de Navidad, en plena obscuridad, llegó hasta la casa y arrojó los sacos por la chimenea, salvando así a las muchachas.

Marco quería acabar con la fe cristiana, mandó quemar todas las iglesias y a encarcelar a todos los cristianos que no quisieran renegar de su fe. Así fue como Nicolás fue capturado y encarcelado.

Cuando el emperador Constantino se convirtió a la fe católica, liberó a todos los cristianos y Nicolás era ya viejo. Cuando salió de la cárcel, tenía la barba crecida y blanca y llevaba sus ropajes rojos, que lo distinguían como obispo. Con todo, los largos años de cárcel no lograron quitarle su bondad y su buen humor.

Los cristianos de Alemania tomaron la historia de los tres sacos de oro echados por la chimenea el día de Navidad y la imagen de Nicolás al salir de la cárcel, para entretejer la historia de Santa Claus, viejecito sonriente y gordinflón, vestido de rojo, que entra por la chimenea el día de Navidad para dejar regalos a los niños buenos.

El Nombre de Santa Claus viene de la evolución paulatina del nombre de San Nicolás: St. Nicklauss, St. Nick, St. Klauss, Santa Claus, Santa Clós.

Para dar un sentido cristiano a la tradición: El ejemplo de San Nicolás nos enseña a ser generosos, a dar a los que no tienen y a hacerlo con discreción, con un profundo amor al prójimo. Nos enseña a estar pendiente de las necesidades de los demás, a salir de nuestro egoísmo, a ser generosos no sólo con nuestras cosas sino también, con nuestra persona y nuestro tiempo.

La Navidad es un tiempo propicio para imitar a San Nicolás en sus virtudes. Cada año, parece como si el espíritu de Nicolás efectivamente viniera a la tierra y se introdujera a todas las casas de manera misteriosa (tal vez por la chimenea), influyendo en todas las personas, que en esta época se muestran más dispuestos que nunca a dar regalos, desprenderse de lo propio y ayudar a los demás. Seguramente, San Nicolás ha de sonreír desde el Cielo, al ver cómo la gente se vuelve generosa y desinteresada, ocultando su identidad detrás de la imagen exagerada y graciosa de él mismo.

Los nacimientos (Pesebres)
El Papa San Sixto III, en el siglo V, ya celebraba la Navidad con algunas representaciones del nacimiento de Cristo que se realizaban en una gruta semejante a la de Belén que él mismo había mandado construir en una Iglesia.

Sin embargo, se considera a San Francisco de Asís el fundador de los Nacimientos quien, en 1223, quiso celebrar una “Noche Buena” en la que se reviviera el recuerdo de Jesús nacido en Belén.

Para que todos pudieran comprender mejor las condiciones en que sucedió, puso un Nacimiento en el bosque con personas y animales vivos. Esta actividad gustó mucho a las personas que asistieron y se popularizó. Con el paso del tiempo, la falta de espacio obligó a sustituir a las personas y animales con figuras de madera o de barro. Esta tradición fue acogida con gran cariño por todo el mundo cristiano desde el siglo XVI.

Para dar un sentido cristiano a la tradición: Poner un Nacimiento en casa, en el que podemos contemplar la imagen de Belén, el pesebre, lo pastores, los magos, José y María, puede ser además de una actividad que fomenta la unión familiar, una imagen que nos ayude a meditar en el misterio de la Navidad y en las virtudes de cada uno de los personajes. A través de los sentidos, se eleva nuestro espíritu ante este gran acontecimiento. El Nacimiento nos invita a reflexionar en el gran misterio de Dios hecho hombre por amor al hombre.

La flor de Nochebuena
Esta flor es originaria de México. Su nombre náhuatl es “tlazochitl” que significa “flor que se marchita”. Para los aztecas simbolizaba la sangre de los sacrificios que los indígenas ofrendaban al sol para renovar sus fuerzas. Los españoles la bautizaron como flor de Nochebuena porque florece en diciembre y la utilizaron como símbolo de las fiestas navideñas.

Las posadas
Las posadas son fiestas que tienen como fin, preparar la Navidad. Comienzan el día 16 y terminan el día 24 de Diciembre.

Su origen se remonta a los tiempos de la conquista:

Cuando los españoles llegaron a México, los aztecas creían que durante el solsticio de invierno, el dios Quetzalcóatl (el sol viejo) bajaba a visitarlos. Cuarenta días antes de la fiesta, compraban los mercaderes a un esclavo fornido y lo vestían con los atavíos del mismo dios Quetzalcóatl. Antes de vestirlo, lo purificaban. En la noche, lo enjaulaban y lo alimentaban muy bien. Salían con él por la ciudad y él iba cantando y bailando para ser conocido por su semejanza a Dios. Las mujeres y los niños le ofrecían ofrendas. Nueve días antes de la fiesta, venían ante él dos viejos muy venerables del templo y se humillaban ante él en una ceremonia en la que le decían: “Señor, sabrás que de aquí en nueve días se te acabará este trabajo de bailar y cantar porque entonces has de morir". El esclavo debía responder: “que fuese muy en buena hora”.

Llegado el día de la fiesta, a media noche, después de honrarlo con música e incienso, lo tomaban los sacrificadores y le sacaban el corazón para ofrecérselo a la luna. En los templos hacían ese día grandes ceremonias. En dichas ceremonias, dirigidas por los sacerdotes, se incluían ritos y bailes sagrados representando la llegada de Quetzalcóatl, así como ofrendas y sacrificios humanos en honor a él.

Durante el mes de diciembre, no sólo festejaban a Quetzalcóatl, sino que también celebraban las fiestas en honor a Huitzilopochtli. Estas duraban veinte días, iniciaban el 6 de diciembre y terminaban el 26 del mismo mes. Eran fiestas solemnes estaban precedidas por 4 días de ayuno y se coronaba al dios Huitzilopochtli, poniendo banderas en los árboles frutales. Esto es a lo que llamaban el “levantamiento de banderas”.

En el gran templo, ponían el estandarte del dios y le rendían culto. El pueblo se congregaba en los patios de los templos, iluminados por enormes fogatas para esperar la llegada del solsticio de invierno. El 24 de diciembre, por la noche y al día siguiente, 25 de diciembre, había fiestas en todas las casas. Se ofrecía a los invitados una rica comida y unas estatuas pequeñas de pasta llamada “tzoatl”.

Los misioneros españoles, que llegaron a México a finales del siglo XVI, aprovecharon estas costumbres religiosas para introducir entre los indígenas el espíritu evangélico. Así, transformaron las fiestas aztecas en fiestas cristianas, para que sirvieran como preparación para recibir a Jesús en su corazón el día de Navidad.

En 1587, el superior del convento de San Agustín de Acolman, Fray Diego de Soria, obtuvo del Papa Sixto V, un permiso que autorizaba en la nueva España la celebración de las "Misas de Aguinaldos", del 16 al 24 de diciembre. En estas Misas, se intercalaban pasajes y escenas de la Navidad. Para hacerlas más atractivas y amenas, se les agregaron luces de bengala, cohetes y villancicos. Posteriormente, la piñata.

En San Agustín de Acolman, con los misioneros agustinos, fue donde tuvieron origen las posadas. Los misioneros convocaban al pueblo al atrio de las iglesias y conventos y ahí rezaban una novena. Se iniciaba con el rezo del Santo Rosario, acompañado de cantos y representaciones basadas en el Evangelio, como recordatorio de la espera del Niño y del peregrinar de José y María de Nazaret a Belén para empadronarse. Las posadas se llevaban a cabo los nueve días previos a la Navidad, que puede simbolizar los nueve meses de espera de María. Al terminar, los monjes repartían a los asistentes fruta y dulces que simbolizaban las gracias que recibían aquellos que aceptaban la doctrina de Jesús.

Esta costumbre, con el tiempo se comenzó a realizar en barrios y luego, pasaron a formar parte de la vida familiar. Según la tradición, una Posada comienza con el rezo del Rosario y el canto de las letanías. Durante el canto, los asistentes forman dos filas que terminan con 2 ó 4 niños que llevan a la Santísima Virgen y a San José, llamados "peregrinos", que van a Belén. Al terminar las letanías, se dividen en dos grupos: uno entra a la casa y otro pide posada, imitando a San José y la Santísima Virgen cuando llegaron a Belén. Los peregrinos reciben acogida por parte del grupo que se encuentra en el interior. Luego de esto, siguen los alegres villancicos y termina la fiesta rompiendo piñatas y distribuyendo los "aguinaldos".

Significado de la tradición:

Preparar con alegría y oración nuestro corazón para la venida de Jesucristo. Recordar y vivir los momentos que pasaron José y María antes del nacimiento de Jesús.

Las piñatas y los aguinaldos

Las piñatas tienen su origen en China, donde en primavera, al inicio del año chino, se llevaba a cabo una ceremonia en la cual los chinos elaboraban con papel la figura de un buey, la cubrían con papeles de colores y le colgaban algunos adornos con motivos agrícolas.

Los colores de la figura simbolizaban las condiciones en que se desarrollaría el año con respecto a la agricultura. Se rellenaban con cinco clases de semillas que caían cuando los mandarines le pegaban a la piñata con varas de diferentes colores. Cuando ya estaba vacía, se quemaba y la gente trataba de obtener parte de las cenizas considerando que daba buena suerte para todo el año.

Al pasar esta costumbre a Europa, en Italia la utilizaron para las fiestas de Cuaresma, dándole un sentido religioso:

La piñata está hecha con una olla de barro cubierta con papel de colores brillantes y representa al demonio, que suele presentar al mal como algo llamativo para que cautive al hombre y caiga en la tentación.

La piñata clásica tiene siete picos que representan a los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.

El hombre que le pega a la piñata representa la fe que debe ser ciega, por eso lleva una venda en los ojos. Con la ayuda de Dios, se destruye al mal y así se descubren los frutos que hay dentro de la piñata y se dejan caer las gracias de Dios.

El palo con que se le pega a la piñata representa a la fuerza de la virtud que rompe con los falsos y engañosos deleites del mundo. Las virtudes que hay que cultivar para vencer los pecados capitales son: contra la soberbia, la humildad; contra la avaricia, la magnanimidad; contra la ira, la paciencia; contra la envidia, la generosidad; contra la lujuria, la castidad; contra la gula, la templanza; contra la pereza, la diligencia.

El relleno de la piñata es símbolo del amor de Dios porque al romper con el mal, se obtienen los bienes anhelados; es símbolo de esperanza porque todos ven hacia arriba, con los ojos puestos en el cielo que es de donde vendrá el premio celestial

De Italia, la costumbre de romper piñatas en Cuaresma llegó a España y los españoles organizaron una fiesta el primer domingo de cuaresma. a la que llamaron “Baile de la piñata”. Romper la piñata al inicio de la Cuaresma, simbolizaba el deseo de acabar con el mal en la propia vida, la conversión del corazón para volver a Dios y recibir los bienes eternos.

A principios del siglo XVI, esta tradición era desconocida en América. Sin embargo, en México, los indios mayas, que gustaban mucho del deporte, tenían un juego en el que trataban de romper con los ojos vendados una olla de barro llena de chocolate que se balanceaba detenida de una cuerda. A los frailes evangelizadores se les ocurrió que serviría de catequesis el dar un sentido religioso al juego de la olla, enseñándoles el significado religioso de las piñatas y promoviendo que se rompieran durante el tiempo de adviento como un complemento a las fiestas de las posadas y con el mismo sentido de conversión que le daban los europeos.
Los aguinaldos son bolsitas o canastas con dulces y galletas que se entregan a las personas que, por su edad o por su salud, no pueden acercarse a recoger los dulces y las frutas de las piñatas. La idea de que nadie se quede sin recibir los beneficios de la piñata y sin participar de la alegría de la fiesta. 

Las pastorelas
En el siglo XVI, en Italia, Torcuato Taso dio a conocer el género teatral “fábula pastoril” que era una pastorela o villancico escenificado. La palabra pastorela viene del italiano “pastorella”, que en español significa pastorcilla.

En México, los mayas y los aztecas, hacían representaciones dramáticas de diferentes tipos: cacerías, hombres disfrazados de animales, curaciones importantes, etc. Estas representaciones tenían un carácter religioso y se llevaban a cabo frente a los templos de sus dioses. Los misioneros aprovecharon las inquietudes teatrales y religiosas del pueblo para evangelizarlos, suplantando poco a poco sus ritos paganos por las pastorelas.

El inicio formal de las pastorelas, según algunos historiadores, fue en 1527 en Cuernavaca con “La comedia de los reyes”. En 1530, se escenificó “La Natividad Gozosa de nuestro Salvador”. Poco a poco, se comenzó a escenificar el peregrinar de José y de la virgen María y se fueron incorporando las aventuras de los pastores y las tentaciones que lograron vencer para llegar a Jesús. En las pastorelas se ve claramente la lucha entre el bien y el mal.

Las pastorelas son una bellísima, tierna e ingenua representación escénica, de marco festivo y alegre, que refiere acontecimientos previos a la venida de Jesús y termina con el esplendor inocente del pesebre y la adoración de los pastores. En ésta se mezclan personajes divinos y humanos donde el destino eterno de los hombres ocupa el papel central de la trama. Los personajes centrales son Dios, la Virgen y los pastores que acuden a adorar al niño Jesús en la gruta de Belén. Las pastorelas son jocosas y alegres, presentan al diablo ridiculizándolo y terminan siempre con su derrota, con el triunfo del bien sobre el mal. Se trata de despertar en los oyentes los más nobles sentimientos de amor, dando una moraleja y un mensaje de tipo religioso donde se exalta la fe cristiana.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com