sábado, 30 de abril de 2011

Reflexión de Mons. Héctor Aguer: “Juan Pablo II, Beato”





Mons. Héctor Aguer celebró la Beatificación de Juan Pablo II, este 1° de mayo, en Roma, señalando que “todos nosotros invocaremos la protección de Juan Pablo II para que nos ayude, dentro de todas nuestras limitaciones y pobrezas, a dar un auténtico testimonio de Cristo en el mundo de hoy”.





Texto completo de la alocución de Mons. Héctor Aguer

“La beatificación de Juan Pablo II es el acontecimiento que, en estos días, polariza la devoción de los fieles y concita la atención del mundo”.

“Como ustedes saben el proceso de beatificación se ha desarrollado de acuerdo a las pautas establecidas pero en un tiempo muy breve, y eso se explica porque en este caso se ha dado de un modo eximio una de las condiciones para que un cristiano acceda al reconocimiento oficial de la Iglesia: la fama de santidad”.

“Recordemos las escenas, en la Plaza San Pedro, de las exequias de Juan Pablo II; allí surgió, como una especie de clamor unánime, el reconocimiento de la santidad de ese gran Pontífice”.

“La fama de santidad es, en efecto, una de las causales importantísimas que llevan a un Siervo de Dios a la beatificación porque expresa el sentido de la fe los fieles. Los que hemos visto a Juan Pablo II algunas veces o hemos estado cerca de Él, que hemos concelebrado la misa con Él, hemos podido observar que, efectivamente, era un hombre que vivía en una continua unión con el Señor”.

“A mí personalmente me impresionó siempre la preparación del Papa para la celebración de la Misa y luego la prolongada acción de gracias después de celebrada la misa. Se veía que era un hombre que entraba en un ámbito de intensa oración. Era también muy notable su devoción a la Virgen María”.

“Luego tenemos su enseñanza no solo la ortodoxia sino la ponderación de su enseñanza que ha significado, en todo caso, una actualización de la doctrina permanente de la Iglesia. Un aspecto especial a destacar es cómo el magisterio de Juan Pablo II refiere todo lo que la Iglesia tenía que enseñar acerca del hombre en el mundo contemporáneo a la figura de Cristo Redentor, a la misericordia del Padre, a la presencia continua del Espíritu Santo, Señor y Dador de vida. Durante su pontificado, la Congregación para la Doctrina de la Fe tuvo que intervenir reiteradamente para corregir los errores teológicos que alteraban la fe católica y confundían a los fieles”.

“El Papa Juan Pablo II se ocupó, como todos recordamos, de cuestiones claves de la historia contemporánea. Ejemplos son la caída de los regímenes de socialismo real, como se les llamaba; la ponderación con la cual presentó el juicio de la Iglesia en situaciones dramáticas en el escenario internacional y como animó, en sus viajes apostólicos, a las distintas comunidades católicas de todo el mundo. La defensa de la vida humana desde la concepción, la santidad del matrimonio y la familia, la objetividad y trascendencia de los valores morales fueron puntos clave de su enseñanza”.

“Millones y millones de personas se reunían para escucharlo. A todos, y especialmente a los jóvenes les animó a dar un testimonio actualizado de Jesucristo”.

“Tenemos ahora una ocasión bellísima para reconocer cómo aún en la actualidad Dios enriquece a su Iglesia y la guía por medio de pastores como este gran pontífice que ahora intercederá por nosotros”.

“Por eso, nosotros desde aquí nos unimos a los actos que se celebran en Roma y a aquellas multitudes que confluyen en la Ciudad Eterna para homenajear al nuevo Beato”.

“He visto que la representación oficial de la Argentina es bastante numerosa. Está compuesta por un número notable de legisladores. Yo me permito, con todo respeto, deslizar una sugerencia: algunos de ellos podrían aprovechar esta circunstancia excepcional para pedir la intercesión del nuevo Beato de modo que Dios Nuestro Señor les perdone haber aprobado el año pasado en el Congreso de la Nación una ley inicua contraria a la enseñanza del Gran Pontífice, la ley que alteró la naturaleza del matrimonio en la Argentina”

“Y todos nosotros invocaremos la protección de Juan Pablo II para que nos ayude, dentro de todas nuestras limitaciones y pobrezas, a dar un auténtico testimonio de Cristo en el mundo de hoy”.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Libertad de conciencia

 
El Dr. Luis Lacalle Pou presentó un proyecto de ley que -valga el intento de resumir 14 artículos- reconoce el derecho de toda persona a oponer objeción de conciencia y no participar en actos técnicos que violen su fe religiosa o sus principios filosóficos.


Por Leonardo Guzmán

Con ese proyecto, un médico opuesto al aborto o a la eutanasia por motivos de fe, tendrá derecho a abstenerse y sus empleadores deberán respetarle su derecho; y una institución fundada en convicciones tendrá derecho a oponerlas frente a requerimientos, aun legales, que le impongan violar principios que para ella sean probadamente esenciales.

A primera vista no hace falta en el Uruguay una ley que reconozca la libertad de conciencia, porque la Constitución es rotunda cuando consagra la libertad de culto -art. 5º- y el respeto a la integridad de la persona -art. 72- incluso más allá de lo escrito. Pero cuando reflexionamos, sentimos que la Constitución bastaría… si dejáramos de leerla como inventario de normas abstractas y la viviéramos como fuente de mandatos concretos.

Bastaría, si aplicáramos el art. 72 como un hontanar que integra al texto constitucional los derechos y deberes que emanan de los avances en la filosofía de la persona.

Bastaría, si nos identificáramos con los principios de la Constitución y los aplicásemos con el rigor de la lógica deóntica que se abrió camino en la ciencia jurídica de finales del siglo XX.

Bastaría, si sintiéramos en los huesos el valor de que el Uruguay, antes de tener independencia, Constitución, partidos e ideologías, en 1813 haya recibido el apotegma artiguista: "La libertad civil y religiosa será garantizada en toda su extensión imaginable".

Pero todos esos "si", todas esas condiciones, distan mucho de darse hoy. Lejos estamos de vivir el Derecho y los derechos como responsabilidad recíproca que se cumple sin sentir, como fruto natural de un humus cultural abonado por la meditación profunda de cada ciudadano.

Estamos muy lejos, más que por los bolsones de incultura que deben abochornarnos, porque nuestro Derecho está aquejado de relativismo y cada vez más se muestra como un conjunto de reglas dependientes de consensos mutantes en vez de afirmarse como la concreción de principios éticos que se expresan en el lenguaje cambiante de las épocas pero renuevan los ecos del hombre eterno.

En suma: este proyecto resulta necesario para que la ley diga expresamente lo que viene implícito en la Constitución pero la caída cultural nos impide leer, sentir y aplicar. No nace para proteger a las instituciones religiosas sino a las conciencias, se funden ellas en un credo consolidado o en filosofías de raigambre laica. Ventila el temario, al restituirnos el respeto del espíritu de cada uno como cimiento de la República y al poner en valor que la Constitución define un proyecto de hombre y de cultura. Refresca, porque en tiempos en que se viola hasta plebiscitos nos hace volver la atención a la Constitución a partir del sentimiento de que cada uno es, como enseñó Unamuno, "yo y mi mismísima mismidad".

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

La ideología de género arremete contra las estructuras sociales




El homosexualismo político ataca a las comunidades autónomas españolas que aplican la ley que prohíbe inseminar a mujeres cuya pareja no sea estéril porque considera que discrimina a las lesbianas. Una jueza se ve obligada “por imperativo” a dar un niño a dos lesbianas.




La ideología de género ha vuelto a arremeter contra las estructuras sociales. Ahora lo hace a través del caso de Silvia García, una lesbiana de 30 años a la que la Sanidad pública de Asturias le ha denegado el tratamiento de reproducción asistida debido a que no existe infertilidad del hombre en su caso.

Es la segunda vez que sucede esto en el Principado después de que a otra lesbiana, Andrea Muñiz, anunciara un caso similar: “El consejero de Salud del Principado de Asturias, Ramón Quirós, me ha quitado mi derecho a acceder a la Unidad de Reproducción Asistida en Mieres argumentando que no existe infertilidad del varón, la misma razón que le dieron a Andrea días atrás”, ha afirmado Silvia García, vocal de la asociación de la órbita del homosexualismo político Xente Gay Astur (Xega).

La realidad, sin embargo, es que la Consejería de Salud dio la orden de no admitir a ninguna lesbiana ni mujer sola que quiera someterse a un proceso de fertilidad basándose en el Real Decreto 1030/2006 que establece la cartera de servicios comunes a todas las comunidades, y que contempla la “reproducción humana asistida cuando haya un diagnóstico de esterilidad o una indicación clínica establecida”.

El hecho es que en el caso de las dos mujeres lesbianas no existe infertilidad. Además, aunque en España no hay una normativa que lo regularice, en el contexto europeo existen países como Italia en los que no se le someten a procesos de inseminación con dinero público a mujeres que no vayan acompañadas de una pareja.

Lo que se intenta hacer pasar como una discriminación hacia la orientación sexual de estas mujeres, es en realidad una normativa que establece para todas las mujeres de cualquier tipo de orientación sexual una normativa que no excluye, evidentemente, a las lesbianas.

Es evidente que la reproducción asistida abre interrogantes que el homosexualismo político se encarga de llevar al extremo.

Tres comunidades no pagarán la fecundación en estos casos

Cataluña, Murcia y Asturias ya han afirmado basándose en el Real Decreto que no incluyen ni incluirán entre los servicios financiados públicamente el tratamiento de reproducción asistida a mujeres que no tengan una pareja infértil, entre las que se encuentran las lesbianas.

Otras tres comunidades autónomas, según informa el diario El País, se han saltado la Ley para poder inseminar a mujeres solas (entre las que están las lesbianas) con dinero público. Se trata de Valencia, Andalucía y el País Vasco.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha declarado que “la ley de reproducción humana asistida no discrimina a ningún tipo de mujer, pero no establece si el tratamiento debe financiarse o no”. Una portavoz de su departamento va más allá: “El Sistema Nacional de Salud está para solucionar problemas de salud, no para garantizar el derecho de ser madre, que es algo mucho más amplio”.

Por eso, para la portavoz del Ministerio no hay contradicción entre la ley de reproducción asistida, que dice que no se puede discriminar a las mujeres por su estado civil u orientación sexual, y el decreto que fija los mínimos, que deja entrever que solo se financiarán los tratamientos a en los que uno de ellos es estéril.

El homosexualismo político prosigue su acoso y derribo

La cruz del tenso panorama que está provocando el homosexualismo político en las estructuras sociales se encuentra en una resolución dictada “por imperativo legal” por la jueza Maria Rosa Gutés Pascual, que ha concedido la adopción de un niño de dos años a la pareja de una mujer lesbiana porque la Ley le obliga.

No obstante, la jueza deja claro en el auto su disconformidad con la sentencia que no ha tenido más remedio que aplicar. La magistrada considera y declara en el auto que “ya que Dios los creó a los progenitores hombre y mujer, lo ideal sería que el menor contara con un padre y una madre, o con un buen padre y una buena madre, si se prefiere”.

En el auto, al que ha tenido acceso El Periódico, la jueza dice que la ley actual es “disparatada” y afirma que “cuando el padre ejerce sus funciones correctamente, máxime al tratarse de un niño varón, no puede suplirse ni equipararse con una segunda madre, por muy madre que sea”.

“Podemos admitir que el menor contará a todos los efectos legales con una nueva figura materna..., a pesar de que, en los planos afectivo, educativo y material, bastaría al menor una sola figura materna”, agrega la magistrada. (ForumLibertas.com)

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

En los primeros años de vida el niño no razona





Se equivocan y se ilusionan viendo las cosas que pasan a su alrededor y la mayoría de ellas sin entenderlas. Todavía su razonamiento es muy simple, todo está lleno de intuición y de ilusión.


Por Salvador Casadevall

Se equivocan los padres si quieren ya inculcarles razonamientos formativos, como si pudiera comprender la lógica de las cosas.

Los primeros pasos del niño, son pasos que los aprende por lo que ve. Después irá uniendo imagen con razonamiento. De entrada vive y hace lo que ve. Muchas veces sin saber por qué. Lo hace porque lo ve hacer.

La mente del niño, desde los primeros meses, es por demás dinámica: todo lo quiere hacer, todo lo que se le acerca es un descubrimiento, es un entretenimiento y como no razona, ni entiende, frecuentemente se cansa de todo lo que hace e inicia otra cosa nueva. Por eso no hay nada que lo calme: salta de una cosa a la otra.
Es la etapa de los descubrimientos sin saber qué es lo que se descubre.

Por lo tanto, la mente infantil no espera la edad de la razón para empezar a formarse. ¡Al contrario! Y ni tampoco espera que los padres intervengan.

Bien o mal se va estructurando sólo: sólo crea sus comportamientos que se van estructurando en él y que pasarán a integrar su yo y por lo tanto muy difícil de desarraigar. Lo que se mete en el ser de ese chiquillo lo llevará toda su vida. Y lo habrá mamado, lo habrá adquirido sin darse cuenta.

La primera educación es hacerle vivir los valores positivos: el orden, la limpieza, la sinceridad, la dulzura, etc. De manera de ir creando en él hábitos buenos para que vaya intuyendo que el bien aparece unido a la alegría y al amor.

El niño aprende enseguida lo que está unido al bien y lo que no está bien.
Debemos desarrollar las cosas que llevan al bien. De ahí la importancia de la armonía y serenidad que vea a su alrededor. Y sobre todo armonía y serenidad en la vida de sus padres.

Nada hay más dañino a los ojos de un niño que las desavenencias de sus padres y ni mencionemos cuando la unidad conyugal es destruida. Desde el primer instante ama a los dos y sin entender se lo hiere en lo más profundo de su pequeño ser,
Lo paradójico es que los padres que dicen amarlos, los convierten en hijos de la desesperanza En hijos de la tristeza. Un corazón triste no percibe la belleza.

Cuando sus padres ponen en el primer lugar de su vida el de ser padres antes que mujer u hombre, los hijos aprenden lo que es el amor viéndolo vivir.
Por eso lo más importante no es amarlos, sino amarse.
Viendo a sus padres amarse todo lo aprenden bien, todo les parece bien y los valores van metiéndose en su alma sin percibirlo.

Así se acostumbrarán a estos valores y los querrán y los practicarán como la cosa más natural. Todo va sucediendo sin que ellos se den cuenta, porque está en su entorno, está en la atmósfera que viven y que ven vivir.

Se debe favorecer, inculcar y elogiar el bien. Es de gran importancia resaltar y alabar lo que está bien, aplaudirlo en todo aquello que está bien, y aplaudirlo en todo aquello que hace que está bien.

Desde temprano ya sabe distinguir entre lo que está bien y lo que está mal.
Debe ver en sus padres, en sus abuelos, en sus hermanos mayores actitudes de bien, porque le harán bien, sin saber muy bien el porqué.

El bien siempre hace bien, siempre irradia cosas buenas.
Cosas buenas son lo que necesita todo niño en sus primeros años de vida.
Si recibe cosas buenas y se le van metiendo en su alma y en su ser, difícilmente que no termine siendo un hombre bueno.

Podrá mandarse alguna patinada por ahí, pero lo que está dentro de su ser que lo ha mamado en su niñez, un día florece.

Y florece y brota porque hubo una semilla.
Esa semilla de bondad que recibió y vio vivir cuando casi no entendía las cosas.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

LOS RIESGOS DE INICIAR LA VIDA SEXUAL A UNA TEMPRANA EDAD

Las mujeres que inician su vida sexual en edades muy tempranas, cuando sus órganos reproductivos aún no han completado su pleno desarrollo, se encuentran ubicadas entre la población de riesgo para desarrollar cáncer de cuello uterino, sostuvo el Dr. Marco Sánchez Salcedo, cirujano oncólogo del Departamento de Ginecología del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).
 
El galeno refirió que, según los estudios epidemiológicos, uno de los factores de riesgo que contribuye a padecer dicha enfermedad es el inicio de las relaciones sexuales antes de los 18 años aproximadamente, lo que últimamente es un hecho frecuente en nuestro país.

Cuando una joven inicia sus relaciones sexuales está expuesta no solo a un evento psicológico sino que también está expuesta a diversas enfermedades de transmisión sexual, que en la mayoría de los casos son originados por la falta de información sobre los métodos de protección correspondientes.

Asimismo, se pueden presentar infecciones vaginales que cuando ascienden hacia la cavidad uterina y luego a las trompas de Falopio pueden provocar problemas de fertilidad si no son tratadas a tiempo. "Las mujeres de esta edad no acuden al médico por vergüenza y la detección se hace en forma tardía", advirtió.

"Tener relaciones sexuales en edad precoz también tiene relación con el cáncer de cuello uterino debido a la transmisión del Papiloma Virus Humano (PVH) que sumado a otros factores de riesgo como el tabaco, el alcohol y las diversas parejas, podrían desarrollar una neoplasia maligna al cabo de una década, aproximadamente", dijo el médico.

Recomendó que toda mujer sexualmente activa deba someterse a exámenes de detección a partir del tiempo en que inicia las relaciones sexuales.

Desde el punto de vista médico, la edad reproductiva ideal puede ser a partir de los 21 años de edad, cuando la mujer ha madurado biológica, social y psicológicamente. Además porque todos sus órganos deben estar en sus respectivos lugares.


jueves, 28 de abril de 2011

El Pbro. Sanahuja recibió el título de “Capellán de Su Santidad”




Durante el pasado mes de marzo, el nuncio apostólico monseñor Adriano Bernardini le comunicó al presbítero Juan Claudio Sanahuja, de la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei, que el papa Benedicto XVI le concedió el título de “Capellán de Su Santidad”, incorporándolo de esta manera a la Familia Pontificia.



Tal distinción, que trae consigo el trato de “monseñor”, es muy significativa pues implica el reconocimiento del Santo Padre por el servicio particular que un sacerdote presta a la Iglesia. En el caso del ahora monseñor Sanahuja, el gesto del Papa está seguramente vinculado a la tarea de esclarecimiento en defensa de la vida y de la familia que este sacerdote realiza incansablemente desde hace más de veinte años.

En las insistentes campañas contra la vida del niño por nacer, así como en el reciente debate parlamentario, que hizo de la Argentina el primer país latinoamericano que legalizó el llamado “matrimonio del mismo sexo”, deformando el Código Civil y el concepto natural de familia, se hizo evidente que los medios de comunicación masivos son a veces capaces de producir una gran confusión, tergiversando la posición de la Iglesia católica, para presentarla como odiosamente negativa.

En tales situaciones, los obispos insisten en que es de fundamental importancia que el laicado comprometido en la defensa de la vida y de la familia, reciba una información actualizada y exacta sobre los hechos que se desarrollan en el país, dentro del contexto de una más amplia estrategia internacional, y les haga frente a la luz del Magisterio de la Iglesia.

En la Argentina, esta tarea tiene como destacado protagonista a monseñor Juan Claudio Sanahuja, ordenado en 1972 y posteriormente licenciado en Ciencias de la Información, y doctor en Teología por la Universidad de Navarra.

Monseñor Sanahuja realiza esa obra mediante dos boletines informáticos: “Noticias Globales” y “Notivida”, este último con la especial dedicación de su colaboradora Mónica del Río.

Dichos boletines se emiten con una frecuencia que se adapta a cada tema, con un promedio de aparición de cada cinco días. Su difusión alcanza actualmente a todo el país, con un total de 140.000 suscriptores por correo electrónico. Ello permitió, por ejemplo, una cabal comprensión del trámite legislativo que culminó en la mencionada ley de reforma “matrimonial”.

La dedicación del flamante Capellán de Su Santidad a los temas de la vida y la familia es una verdadera vocación que se fue desarrollando en su colaboración con el Consejo Pontificio para la Familia, cuyo presidente, el cardenal Alfonso López Trujillo, lo llamó a participar en 1992 en el Primer Encuentro de los Movimientos Pro-Vida de América, organizado en Monterrey, México.

Allí pasó a integrar el grupo encargado de implantar la agenda pro-vida y pro-familia en América Latina. Desde entonces, su actividad fue muy intensa, siempre en colaboración estrecha con el Consejo Pontificio para la Familia, y participando en numerosos actos nacionales e internacionales.

La producción escrita de monseñor Sanahuja fue incesante, destacándose sus libros “El Gran Desafío: la Cultura de la Vida contra la Cultura de la Muerte” (Buenos Aires 1995), y “El Desarrollo Sustentable. Nueva Ética Internacional” (Buenos Aires 2003), ambos con prólogo del cardenal Alfonso López Trujillo.

En su reciente “Poder Global y religión universal” (Buenos Aires 2010) monseñor Sanahuja actualiza los temas desarrollados en las obras precedentes.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Un "manual para el aborto seguro"





En 2009, la organización Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto lanzó la línea telefónica “Más información, menos riesgos” para compartir con otras mujeres información sobre el aborto con pastillas de misoprostol (que puede realizarse de manera segura hasta la semana 12 de embarazo).




Las dudas y comentarios de las más de 8000 mujeres que llamaron a esa línea (011-1566647070) se tradujeron en el manual “Todo lo que querés saber sobre cómo hacerse un aborto con pastillas”, editado por “El Colectivo”.

El material ha vendido más de 5000 ejemplares y sólo desde el sitio de la editorial lo bajaron 25 mil personas. Este impensado suceso de ventas tuvo su presentación en la Feria del Libro.

Lucía Álvarez, periodista de Tiempo Argentino, enfatizó la importancia de que el debate por la despenalización del aborto atraviese todo el espacio público.

Ella fue panelista durante la actividad, junto a la abogada Claudia Peruggino y Marlene Wayar, dirigente de la organización “Futuro Transgenérico”.

El libro –escrito en un lenguaje directo, con información proveniente de diversas fuentes jurídicas y sanitarias como la Organización Mundial de la Salud– responde a preguntas elementales sobre el uso correcto del misoprostol.
“Este manual rompe el silencio y defiende el derecho de cada persona a elegir sobre su cuerpo. Por eso también es un tema que los varones debemos militar”, sostuvo Alex Freyre (uno de los integrantes del primer “matrimonio” homosexual de la Argentina) activista por los “derechos de las personas que viven con VIH-SIDA”, presente en el auditorio Alfonsina Storni el domingo por la noche.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Ancianos recluidos en su hogar tienen más riesgo de contraer Alzheimer






Un estudio reciente señala que las personas mayores que están confinadas en el hogar parecen tener casi el doble de riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.






La investigación no demuestra que estar confinado a permanecer en casa cause demencia, ya que otros factores podrían explicar esa relación. Sin embargo, los hallazgos plantean dudas sobre el posible costo del aislamiento, señaló el investigador principal Bryan D. James, estudiante postdoctoral en el Centro Rush para la Enfermedad de Alzheimer de Chicago.

"Las personas que no salen de su casa no disfrutan de su entorno ni conocen gente nueva", apuntó James. "Es posible que no utilicen tanto sus mentes".

No obstante, James y sus colegas señalaron que una enfermedad cerebral subyacente también podría explicar los resultados, es decir, la gente quizá no pueda salir tan a menudo debido a que la evolución gradual de la enfermedad de Alzheimer u otra forma de demencia puede afectar la forma en que una persona se desplaza por el mundo mucho antes de afectar su memoria o habla.

Se calcula que la enfermedad de Alzheimer afecta a cerca de 5.2 millones de personas en Estados Unidos. Se espera que ese número aumente a 7.7 millones de estadounidenses para 2030 a medida que la generación nacida después de la Segunda Guerra Mundial vaya envejeciendo.

El nuevo estudio, publicado en la edición en línea del 15 de abril en la American Journal of Geriatric Psychiatry, analiza algo que se conoce como "espacio vital".

"[El espacio vital] es de hecho una medida que se ha puesto de moda entre los gerontólogos últimamente", apuntó James. "Sobre todo es una medida de la movilidad, una forma de averiguar si las personas están explorando su entorno, si están disfrutando de otras cosas que no sean su sofá, sala o dormitorio".

Los investigadores dieron seguimiento a 1,294 personas mayores de dos estudios independientes de adultos mayores cuya salud fue rastreada con el transcurso del tiempo. Al comienzo del estudio, ninguno de los adultos mayores mostró signos de demencia. Durante una media de 4.4 años, 180 desarrollaron enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores encontraron que las personas que informaban que no salían del entorno de su hogar durante una semana eran dos veces más propensas a desarrollar enfermedad de Alzheimer en los cinco años de seguimiento en comparación con los que salían fuera de la ciudad. La investigación, según James, ofrece "una nueva forma de saber quién será más propenso a desarrollar demencia en el futuro".

El estudio también encontró que los que no traspasaban su camino de entrada o el patio frontal también eran más propensos a desarrollar trastorno cognitivo leve, que puede ser una manifestación temprana de la enfermedad de Alzheimer.

Hay algunas advertencias en cuanto a la investigación. Algunos de los participantes vivían en residencias para ancianos y quizá tenían una vida plena sin necesidad de salir de las instalaciones en las que vivían, sin embargo, fueron catalogados como confinados en el hogar.

Aún así, los investigadores encontraron que la conexión entre el aislamiento y la enfermedad de Alzheimer se mantenía incluso después de ajustar las estadísticas para que no resultaran afectadas por factores tales como la depresión, las redes sociales, la enfermedad y la discapacidad, así como la edad, el sexo, la educación, la raza o la demencia preclínica.

¿Por qué todo esto es importante? "La gente quiere saber quién va a desarrollar la enfermedad de Alzheimer así como nuevas formas de abordar a más personas que están en riesgo de desarrollarla", apuntó James. "Quizá podemos dirigir las limitadas intervenciones que tenemos disponibles a las personas que no están saliendo de sus hogares".

El Dr. James R. Burke, director de la Clínica de Trastornos de la Memoria del Centro Médico de la Universidad de Duke señaló que el aislamiento social podría ofrecer una pista sobre posibles problemas de demencia antes de que éstos sean evidentes. "Esto será particularmente importante cuando estén disponibles terapias que modifiquen la enfermedad, de modo que se puedan iniciar las evaluaciones y poner en marcha las intervenciones de lugar antes de que existan problemas cognitivos importantes", dijo Burke.

"Este trabajo no sólo coincide con los hallazgos previos de que la actividad física, el compromiso intelectual y la estimulación social son importantes para retrasar el deterioro cognitivo, sino que los amplía", agregó Burke.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Bryan D. James, Ph.D., postdoctoral fellow, Rush Alzheimer's Disease Center, Chicago; James R. Burke, M.D., Ph.D., director, Memory Disorders Clinic, Duke University Medical Center, Durham, N.C.; April 15, 2011, American Journal of Geriatric Psychiatry, online
 

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Santiago del Estero: Asesinarán el bebé de una joven discapacitada

“Entre el miércoles y el jueves le realizarán el aborto”. De esta forma, escueta y firme, el abogado Mario Rovelli, confirmó que es inminente la realización del aborto a la joven discapacitada de 27 años que habría sido abusada sexualmente, y que se encuentra en la 12ª semana de gestación.  
Rovelli, abogado de la familia de la mujer, explicó ayer que no realizó ninguna presentación ante la justicia, pues en un contacto que mantuvo con profesionales del Ministerio de Salud, le informaron que los padres de la joven habían presentado su consentimiento para que se le realice la abominable práctica, por lo que no sería necesaria la autorización judicial.

“El problema radicaba en la objeción de conciencia de los médicos y el estado público que había tomado el caso, pero al estar contemplado dentro de la ley, no habrá inconvenientes”, se explayó.

Al no concretarse solicitud alguna, la justicia actuará de oficio y realizará posteriormente al crimen, las pericias correspondientes para determinar si la joven estaba o no en condiciones de consentir una relación sexual.

Al respecto, la fiscal del Crimen de Primera Nominación, Aída Farrán Serlé, manifestó que la madre de la joven que según afirman, es discapacitada, presentó la denuncia en contra de un vecino del barrio. Ahora la Justicia buscará establecer si la discapacidad de la joven le permite prestar consentimiento para mantener relaciones sexuales, de no ser así, el hombre denunciado podría ser imputado por abuso calificado con acceso carnal.

“El Ministerio Fiscal solicitó un examen que comprobó que esta persona padecería un retraso madurativo y cursaría un embarazo de 12 semanas, esto motivó que se solicite un examen psicológico a fin de determinar la incidencia de este retraso madurativo, respecto de la capacidad volitiva de la víctima y la comprensión de la sexualidad”, señaló.

La funcionaria manifestó que nunca existió un pedido de permiso por parte de la familia para realizar el aborto.

“La madre ha manifestado ante este Ministerio Fiscal la voluntad de que su hija, sea sometida a un aborto, pero esto no está acreditado en lo absoluto en la causa penal y tampoco correspondería, remitiéndome a la letra del artículo 86 del Código Penal cuando habla de una violación de una persona idiota o demente se requiere sólo el consentimiento de un representante legal”, señaló Farrán Serlé.

“La ley es clara -concluyó-, queda a consideración del médico, que deberá determinar si el aborto causa o no un riesgo para la vida de la persona y deberá tomar la decisión”.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

miércoles, 27 de abril de 2011

Victoria Daniela, la niña que vivió...






Al ver a esa niña o a esa abuela con la bebé prestada en los brazos, me preguntaba: ¿quién se atreverá a afirmar que la vida es una carga, un castigo?


Por Mario Arroyo (*)



Hoy tuve la alegría de tener entre mis brazos a una niña recién nacida. Cinco días tenía en el mundo, fuera de su madre esa preciosa criatura; sus padres adoptivos le pondrán “Victoria Daniela”, es decir “ViDa”. Han esperado con ansia el momento y por fin hoy por la tarde les fue entregada. Los primeros cinco días fuera del seno materno corrieron a cargo de una generosa familia con cinco hijos. Cuando miraba a la niña de diez años que cargaba y atendía a la bebé, a la abuela de la familia que se inventaba un pretexto para aparecerse y bañar a la niña, aprovechando al máximo los momentos que restaban a cargo de la criatura, multitud de pensamientos se agolpaban y confundían en mi mente: ¡qué bella es la familia!, ¡qué hermosa es la vida! -en ambos sentidos-... y ¡qué oscuridad la de aquellos que ciegamente se oponen a ella!, un auténtico eclipse, más aún, una noche de la razón, de humanidad.

Al ver a esa niña o a esa abuela con la bebé prestada en los brazos, me preguntaba: ¿quién se atreverá a afirmar que la vida es una carga, un castigo? Al imaginarme la ilusión de la pareja adoptante, que unen al gozo de contar con un hijo, que acaso la naturaleza les ha negado, el saber que han salvado de la muerte y han ofrecido una vida digna a tan bella criatura, pensaba: ¡vale la pena luchar por la vida!

Soy consciente de que no todos piensan así, vivimos en una sociedad pluralista, caben todas las posiciones, todas se deben respetar -quisiera que por lo menos los que no piensan como yo respetaran la mía-, pero al ver a Victoria Daniela no podía evitar cuestionarme: ¿es esto bueno o malo?, ¿es bueno que algunos sostengan que no debería haber vivido?, ¿que probablemente se hizo presión a la madre que originalmente deseaba abortar?, ¿que el valor absoluto es la libertad y, por lo tanto, lo que decida la madre debe respetarse y nadie debería objetar nada?

O que se trataba de una compra que hacen familias ricas de niños pobres; mejor sería impedirle vivir a los pobres, es decir, negarles la posibilidad de vivir como ricos, y otras tantas falacias propias del resentimiento social. Al sentir su calor en mis brazos, al ver sus ojitos abrirse y cerrarse, su boquita bostezar, y la ilusión con la que era cuidada por la familia intermediaria, no podía dejar de pensar que todo eso eran discusiones bizantinas, juegos del lenguaje, agudezas, pero no la simple, llana, y sencilla realidad.

Alguien -seguramente pesimista- podría objetar que mi cuadro responde a la historia con final feliz, pero que no todas las historias son así; también hay historias de terror. Alguien podría presentar otro escenario: mujeres metiéndose ganchos en condiciones antihigiénicas y desangrándose inútilmente, muriendo en el acto mismo de asesinar a sus hijos, ¿puede imaginarse algo más dantesco?

Mujeres violentadas, condenadas a vivir con oprobio, obligadas a cargar físicamente durante nueve meses, con recuerdos traumáticos que quisieran olvidar; familias que ven mellado su buen nombre, etc. En ese caso el inhumano, machista, opresor de la mujer, sería yo. Pero, ¿no es Victoria Daniela una mujer?, ¿no podrá llegar tal vez, el día de mañana, a ser una gran mujer?

Noche de la razón que equivale a pobreza de ingenio, a ceguera ideológica que hace violencia a la realidad. Es verdad, caben las dos posibilidades, pero, ¿no tenemos, sea por dádiva divina o como producto de la evolución, la luz de la razón? ¿No podemos intentar ofrecer mejores soluciones?, las más humanas, las más acordes con la dignidad de la persona.

¿Por qué ofrecer la tentación -facilitarla- de acabar con todo y por la vía más rápida, más cómoda, más irreflexiva? ¿Es el aborto una manera humana de solucionar los problemas? ¿No se merece esa incipiente vida, que quiéranlo o no llevan adentro, otra posibilidad, buscar otra solución? Y, sobre todo, ¿quiénes somos nosotros para decidir quién debe vivir y quién no?, ¿se debe respetar al hombre sólo si está en los planes de sus padres?

La realidad humana es compleja, nadie lo niega; lo que me cuestiono es la racionalidad de cortar por lo sano y cauterizar la conciencia diciendo que es algo “legal”, lo que a la postre confunde y deforma al colectivo social.

La falacia de que “nadie las obliga a hacerlo” pone la decisión de quién debe vivir y quién no en personas que, o han demostrado su inmadurez, o están sufriendo un fuerte shock emocional y, en muchas ocasiones, son menores de edad. ¿Cabe mayor absurdo?

La solución de la “historia feliz” es creativa al tiempo que laboriosa, muestra un profundo compromiso social y una solidaridad que no se queda en teoría, sino que se encarna en Victoria Daniela.

Además, como el problema es más profundo, no se limitan a ayudar a parir: se da educación a las madres, se les ofrece albergue donde pueden, si lo desean, permanecer sin que nadie las vea embarazadas; se les da atención psicológica, etc. Es decir, se utiliza la razón.

(*) Doctor en Filosofía por la Università della Santa Croce, Roma 2002.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Muere otro testigo de Jehová argentino por negarse a una transfusión






Según La Gaceta de Tucumán, un hombre de 67 años murió el pasado 6 de abril en un sanatorio de Rosario (Argentina) después de negarse a recibir una transfusión sanguínea, en cumplimiento de un precepto de su secta, los testigos de Jehová.





El hombre había sido internado semanas atrás en estado crítico en el Sanatorio Julio Corso. En declaraciones radiales la jueza que intervino en el caso, Raquel Cosgaya, señaló que el paciente se internó con consentimiento, pero había dejado asentado en un documento que por motivos religiosos no permitía la transfusión sanguínea si era necesario. Su mujer y su hija avalaron ese pedido. El caso se judicializó a partir de una presentación hecha por el representante del sanatorio en una comisaría.

La magistrada Raquel Cosgaya consideró que “hay que respetar los deseos y las creencias”, y agregó: “No estamos ante un caso de abandono de persona”. En el diario La Capital leemos que el paciente había ingresado al centro de salud de San Juan 3034 el 19 de marzo. Según detalló el director médico, Américo Daminato, presentaba “un problema circulatorio complicado, tenía una indicación quirúrgica y dado su cuadro se planteó la necesidad una transfusión”.

Pero el paciente, su esposa e hijos se negaron. “Argumentando creencias religiosas, él y su familia rechazaron la transfusión y firmaron un documento. Entonces se puso en marcha una terapia alternativa con heritropoyetina, que como demora más tiempo dio un resultado parcial”, detalló Daminato.

El médico hizo hincapié en que la familia “conocía y había sido informada de los riesgos que implicaba no realizar el tratamiento, incluso de que existía riesgo de vida”. Pese a eso, la familia mantuvo su posición y el cuadro del paciente se agravó. Por eso fue trasladado a terapia intensiva y sometido a la cirugía con medidas terapéuticas sustitutivas.

“En las últimas horas el cuadro era crítico y se volvió a plantear la opción de la transfusión, pero volvieron a negarse. Allí, se recurrió a la Justicia para dejar constancia de la situación”, explicó el director del Julio Corzo, que dijo que la decisión fue “propia del sanatorio y de los médicos, sin la mediación de ningún otro familiar”.

El pedido recayó sobre la jueza de Instrucción Nº 6 Raquel Cosgaya, que tras constatar la originalidad de los documentos firmados por el paciente y sus familiares, no autorizó la práctica. Finalmente el hombre falleció el día 6 de abril, a la 1.30 de la mañana. La magistrada estableció que con acuerdo de su esposa y dos hijas el paciente había dejado una constancia donde manifestaba su voluntad de no ser transfundido. Por lo que sólo procedió a ordenar al sanatorio que no realizara la práctica. “Hay que respetar los deseos y las creencias. Los médicos expusieron que era necesaria la transfusión, pero respetaron la voluntad del paciente”, indicó Cosgaya a La Capital.

“Prevalece la voluntad de la persona que tiene que recibir la transfusión, debe respetarse su decisión. Además el señor estaba ya en un estado muy crítico, por supuesto no soy médica para determinar si la transfusión era o no necesaria para este caso, pero permanecía en un estado casi irreversible”, explicó la magistrada, en declaraciones recogidas por Noticias Argentinas. (Infories)

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Los niños víctimas de acoso acuden a las enfermerías escolares





Los estudiantes de escuela primaria víctimas de abuso escolar (bullying) y los acosadores mismos, visitaban con mayor frecuencia la enfermería escolar con quejas de enfermedades y lesiones físicas que sus otros compañeros de clase, según una investigación reciente.




"El mensaje es que un niño podría sufrir de dolores de estómago frecuentes debido a que le están molestando", señaló Eric Vernberg, autor líder del estudio y director de la Clínica de Servicios Infantiles y Familiares de la Universidad de Kansas en Lawrence.

La investigación, que aparece en la edición de mayo de la revista Pediatrics, reveló una estrategia útil para detectar las interacciones agresivas entre niños que tal vez de otra forma no se reconocerían, añadió Vernberg.

"Si un niño acude con frecuencia a la enfermería con fiebre o vómitos y sin enfermedad aparente, podría reflejar que la visita se relaciona con la victimización y hasta cierto grado con agresión", dijo Vernberg. Añadió que cuando un estudiante visita la enfermería con frecuencia y los padres reciben llamadas de que su hijo se queja de dolores estomacales, "ciertamente vale la pena examinar la relación del niño con sus pares".

El informe busca fomentar la investigación de dichos casos por parte de las enfermeras escolares y otros para determinar si las autoridades escolares deben intervenir para detener el abuso.

En el estudio de Kansas participaron 590 niños de tercero a quinto grados. Identificó un número pequeño pero estadísticamente significativo de niños involucrados en incidentes de acoso en seis escuelas primarias de Topeka. Esos estudiantes acudieron a la enfermería un promedio de 4.71 veces en el año escolar 2000-2001.

El estudio encontró que las interacciones agresivas entre los niños puede dañar su salud y provocar en particular daño al niño victimizado, que es propenso a retraerse socialmente.

Alrededor del 45 por ciento de las visitas a la enfermería escolar fueron por quejas somáticas, o físicas, como dolores de cabeza. Trece por ciento de las visitas fueron por enfermedades con síntomas físicos, mientras que 42 por ciento fueron por lesiones físicas sin motivos indicados, según las notas de la enfermería.

Vernberg y colegas usaron cuestionarios para encuestar a los estudiantes sobre la agresión y la victimización. Les preguntaron sobre el abuso, que iba desde ser pateado o que lo asieran de forma violenta, hasta que un niño dijera mentiras sobre un compañero de clases.

Dado que los niños con frecuencia reportan poco su propia agresión, se les pidió que encerraran en un círculo los nombres de los compañeros de clase que golpeaban, pateaban o daban puñetazos a los demás, o que propagaban rumores dañinos, entre otras cosas.

En promedio, los chicos puntuaron más que las chicas en la agresión reportada por los pares, mientras que las puntuaciones de ser víctimas de abusadores no variaron significativamente según el sexo.

Jeffrey Jenson, investigador jefe del proyecto Youth Matters (los jóvenes importan) que se enfocó en la prevención de la agresión y el uso de sustancias en 28 escuelas primarias de Denver, dijo que el estudio de Kansas era una contribución significativa a la investigación sobre el acoso escolar y que presentaba formas de detenerlo.

"El enfoque no tiene que estar sobre el acoso en sí, sino en desarrollar las habilidades necesarias para ayudar a los niños en situaciones en que pudiera surgir acoso", aseguró Jenson, titular de la cátedra de niños y jóvenes en riesgo y decano asociado de investigación de la Facultad de postgrados en trabajo social de la Universidad de Denver.

Un segundo método es cambiar la cultura del aula colgando letreros con mensajes contra el acoso, presentar obras de teatro que exploren las interacciones agresivas, y capacitar a los maestros para que estén atentos a señales de acoso y den el mensaje de que no es aceptable, añadió Jenson.

"Hay algunos resultados exitosos de programas que trabajan para reducir la agresión y la victimización en las escuelas", apuntó. "Cambiar el clima general es un método que hemos usado y que ha arrojado buenos resultados con niños de primaria".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. también sugieren que las campañas contra el acoso escolar siempre incluyan a las familias de los estudiantes. Un estudio reciente de los CDC mostró que tanto acosadores como víctimas son mucho más propensos que otros estudiantes a haber experimentado o sido testigos de abuso físico en el hogar.

Los autores del estudio de Kansas recomendaron que investigaciones futuras incluyan medidas rigurosas de resultados de salud, datos de exámenes físicos y diagnósticos médicos para examinar más la relación entre el acoso escolar y la salud infantil.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Eric Vernberg, Ph.D., director, Child and Family Services Clinic, and professor in child psychology, University of Kansas, Lawrence; Jeffrey Jenson, Ph.D., professor for children and youth at risk, and associate dean for research, Graduate School of Social Work, University of Denver; May 2011, Pediatrics

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Episcopado Estadounidense insta a la Cámara de Representantes a defender los derechos de conciencia

La ley federal "no ha impedido que los emisores y compradores de servicios de salud, negocien un plan que sea coherente con sus convicciones morales y religiosas"
A través de un mensaje dirigido ayer a los miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, el presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (Usccb), el Cardenal Daniel DiNardo -quien es además Obispo de Galveston-Houston- instó a los representantes políticos a apoyar un proyecto de ley bipartidista que protegería los derechos de conciencia en el seguro de salud.

"Les escribo para instar su apoyo al H.R. 1179, Acto legislativo del 2011 que habla sobre el respeto a los derechos de conciencia. Este proyecto de ley bipartidista, introducido el 17 de marzo por los representantes Jeff Fortenberry (R-NE) y Dan Boren (D-OK), ayudaría a garantizar que la nueva reforma a la salud no se utilice para violar la libertad religiosa y el derecho de conciencia de quienes ofrecen y adquieren seguros de salud en la nación"; es lo que dice el Cardenal DiNardo al iniciar el mensaje que envió a los miembros de la Cámara estadounidense.

El purpurado, asimismo, señala que hasta ahora, la ley federal "no ha impedido que los emisores y compradores de servicios de salud, negocien un plan que sea coherente con sus convicciones morales y religiosas". Por ejemplo, continuó, para el caso de quienes trabajan para la Iglesia, "actualmente pueden comprar un plan que es consistente con las enseñanzas morales, sólo tienen que encontrar una aseguradora dispuesta a acoger sus preocupaciones morales".

Al respecto, el Cardenal DiNardo, también expresa su preocupación con que esta situación llegue a cambiar, especialmente con la implementación del "Patient Protection and Affordable Care Act" (PPACA) -ley de protección de Asistencia Asequible para el Paciente-. "Esta ley establece una nueva lista de ´los beneficios esenciales de salud´, que serán obligatorios para la mayoría de planes de salud en todo los Estados Unidos".

Dice el purpurado que el PPACA describe estos beneficios obligatorios "en términos generales tales como ´los servicios ambulatorios´, y ´medicamentos prescritos´", y que la planificación familiar en lo que se conoce como "servicios de prevención para las mujeres", incluiría los medicamentos y dispositivos aprobados por la ´Food an Drug Administration´ (FDA), para la anticoncepción; "incluyendo aquellos que pueden impedir la implantación o supervivencia del ser humano recién concebido, y por lo tanto, considerados como abortivos por la Iglesia católica", expone el Cardenal.

Al respecto, el Presidente del Comité de Actividades Pro-Vida del a USCCB, dice enfáticamente: "incluir un mandato para la anticoncepción, la esterilización y los medicamentos abortivos en los planes de salud, representa un obvio conflicto potencial con los derechos de conciencia".

En este sentido, continúa el purpurado, el PPACA, "arbitraria e inexplicablemente no protege a las muchas denominaciones religiosas -incluidas las que proporcionan la columna vertebral del sistema de salud sin fines de lucro en el país-, cuya enseñanza moral rechaza procedimientos específicos".

Con Información de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB). Gaudium Press

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

OEA: Perversión de los derechos humanos




La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, motor de la reingeniería social anticristiana: homosexualismo y aborto. Elogios al nuevo texto constitucional de México


Por Juan C. Sanahuja

El 1 de abril pasado, concluyó el 141º período ordinario de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Pseudo derechos LGTBI

En su comunicado final la Comisión dice: “En este Período de Sesiones, la Comisión adoptó la decisión de dar un énfasis temático especial a los derechos de las personas lesbianas, gays, transgénero, bisexuales e intersexuales (LGTBI)”. Asimismo, la Comisión anuncia que durante los próximos meses se dedicará a estudiar la discriminación contra las personas LGTBI y que “ha aceptado la exhortación hecha por la Asamblea General de la OEA de junio de 2010 para elaborar informes sobre el estado de los derechos de las personas LGTBI en la región”.

Aborto como derecho, incluido en la salud reproductiva y en la salud materna

A continuación se lee en el documento: “En la audiencia sobre los Derechos Reproductivos de las Mujeres, la CIDH recibió información de parte de organizaciones de 12 países de la región acerca de los graves obstáculos que enfrentan las mujeres a través de las Américas en el ejercicio efectivo y pleno de sus derechos reproductivos. Por una parte, se recibió información sobre una interpretación restringida del derecho a la salud, excluyente de los derechos reproductivos en el marco de las políticas públicas de los Estados. Por otra parte, las organizaciones informaron a la CIDH sobre las consecuencias e impacto de leyes restrictivas sobre la interrupción legal del embarazo (…). Al respecto, la CIDH reitera que la salud reproductiva de las mujeres debe ocupar un lugar prioritario en las iniciativas legislativas y los programas de salud nacional y local en las esferas de prevención y protección. Esto conlleva el deber de analizar de forma pormenorizada todas las leyes, normas, prácticas, y políticas públicas que en su texto o en la práctica puedan tener un impacto discriminatorio en las mujeres en su acceso a servicios de salud reproductiva, y prevenir las consecuencias negativas que estas medidas pudieran tener en el ejercicio de sus derechos humanos en general. Los Estados están igualmente obligados a eliminar todas las barreras de derecho y de hecho que impiden a las mujeres su acceso a servicios de salud materna que ellas necesitan, así como la sanción penal por acudir a estos servicios. La CIDH asimismo recuerda a los Estados que el aborto terapéutico es reconocido internacionalmente como un servicio de salud especializado y necesario para las mujeres cuya finalidad es salvar la vida de la madre cuando ésta se encuentra en peligro a consecuencia de un embarazo; servicio cuya negación atenta contra la vida, la integridad física y psicológica de las mujeres”.

Forzar la legalización del aborto

En declaraciones a la prensa funcionarios de la CIDH, afirmaron que el objetivo de la comisión para este año es llegar a legalizar el aborto terapéutico en los países que tienen penalizado todo tipo de aborto: Chile, República Dominicana, Nicaragua y El Salvador. Ofende especialmente a los funcionarios de la CIDH, la Constitución de República Dominicana, vigente desde el 26 de enero de 2010 que reconoce el derecho a la vida desde la concepción y asimila el aborto a la pena de muerte (art. 37).

La Constitución mexicana

Por otro lado, la presidente de la CIDH, Dinah Shelton, manifestó a la prensa que la reforma constitucional de México es un modelo a seguir por otros países en la región, reconociendo que, entre otras cosas, la nueva constitución es más tolerante con los homosexuales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA). La CIDH es una de las dos entidades del sistema interamericano de protección y promoción de los derechos humanos en las Américas. Tiene su sede en Washington, D.C. El otro órgano es la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, Costa Rica.
La CIDH está integrada por Dinah Shelton (USA), Presidente; José de Jesús Orozco Henríquez (México), Primer Vicepresidente; Rodrigo Escobar Gil (Colombia), Segundo Vicepresidente; las Comisionadas Luz Patricia Mejía (Venezuela) y María Silvia Guillén (El Salvador), y los Comisionados Felipe González (Chile) y Paulo Sérgio Pinheiro (Brasil). El Secretario Ejecutivo es Santiago A. Canton (Argentina).

Fuentes: Comisión Interamericana de Derechos Humanos, anexo al comunicado de prensa 28/11 sobre el 141º periodo ordinario de sesiones, Washington, 01-04-11.

Noticias Globales

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

martes, 26 de abril de 2011

La posibilidad cierta de la Pascua

 
Quien se ha encontrado verdaderamente con la persona de Jesús no queda indiferente. Así le pasó a Pablo de Tarso, a Francisco de Asís, a Karol Wojtyla, a la Madre Teresa, a Cacho de la vuelta de la esquina y a Marta, la vecina.
 
Por el Prof. José Roberto Cosio

Pascua es la posibilidad de un encuentro personal con Jesús que habiendo muerto, ha vuelto a la vida. Aquella Pascua de hace dos siglos es la misma que estamos llamados a vivir en medio de la ciudad o el campo, en el trabajo, en cualquier estado de vida, en cualquier momento de la historia personal de cada uno. Es una experiencia posible y que es capaz de dar sentido a la vida y cambiarla para siempre. Es que quien se ha encontrado verdaderamente con la persona de Jesús no queda indiferente. Así le pasó a Pablo de Tarso, a Francisco de Asís, a Karol Wojtyla, a la Madre Teresa, a Cacho de la vuelta de la esquina y a Marta, la vecina.

Pascua no es una realidad del pasado que recordamos con cierta piedad o recogimiento. Es la experiencia de descubrir en nuestra propia vida que Jesús vive y actúa en medio de este mundo, hoy con evidentes signos de maldad. El Papa en la misa del Jueves Santo dijo que “hoy comprobamos de nuevo con dolor que a Satanás se le ha concedido cribar a los discípulos de manera visible delante de todo el mundo”. Es que las realidades que describen las categorías bíblicas son reales y si bien el mal actúa en el mundo, también Jesús resucitado sigue buscando encontrase con los discípulos y misioneros de este tiempo: los que ya lo son, los que serán discípulos y misioneros y los que sin saberlo ya están camino del encuentro.

La realidad de la pascua es la posibilidad cierta para cada uno de una “experiencia de Dios”. Pascua es la confirmación de que es posible encontrar a Jesús mientras vamos de camino por la vida, a la vuelta de la esquina, en una circunstancia de dolor, en algún paseo por la montaña, en otro que cree, en los sacramentos, en una misa, en la muerte de alguien que amas, en alguien que sufre o tiene necesidad, en la alegría de un nacimiento o al compartir la cruz de una enfermedad. Cristo se deja encontrar. Es más, quiere encontrarnos. El problema es que nosotros lo queramos encontrar a El y de que estemos disponibles y no ocupados y absorbidos por los 300 canales de video, por internet, por los chimentos del día, las novelas o la música que tiene nuestra mente alejada del pensar o el corazón atento a cosas y no a personas. No en vano se sostiene que los artistas por medio de la música provocan los cambios culturales en las sociedades. Es lo que siempre pienso cuando veo a tantos jóvenes con sus mp3´s, I-pods, Facebook, Twitter o sus celulares constantemente funcionando, atrapando sus mentes y corazones. ¿Es que estamos atrapados y aislados de Dios con tanto ruido en nuestros días? Y ¡ojo! No estoy diciendo que la tecnología es mala ni satánica. Me gusta la tecnología. Lo que pretendo decir es que la persona humana está hecha para que Dios sea lo primero y más importante. Cuando la llenamos de otra cosa, al final solamente queda el vacío y la frustración existencial.

No es posible la experiencia de Dios que pasa, que se acerca y se hace compañero de camino en el ruido, en el ensimismamiento de uno mismo, en la idolatría de las cosas materiales o en ese “estar volcado hacia afuera permanentemente” tan propio de nuestro tiempo. Dice la Palabra de Dios que El no se encuentra en el trueno, el relámpago o la tempestad, sino en la brisa suave, en la tranquilidad y el silencio, en la calma y en la paz, que nuestro tiempo a veces no nos deja vivir. Dios se hace “encontrable” en la profundidad del espíritu, en el silencio y en la apertura del corazón. ¿Cómo andamos de silencio, de interioridad y espiritualidad en nuestras vidas? ¿Cuánto tiempo dedicamos a la tele, a internet y a las cosas “Interiores”?

Si Cristo no resucitó, si la Pascua de Cristo fue una fábula, un lindo cuento y nada más, Pedro, Pablo, todos los discípulos mártires, los santos de todos los siglos, Juan Pablo II, Benedicto 16, el padre Pablo Domínguez (La Ultima Cima), los que hoy dejan todo para entrar a un convento o que dedican su tiempo rezar, a estudiar su fe o evangelizar, serían dignos de pena o incluso de burla. Los que creemos seríamos ilusos, locos o simplemente tontos. Por suerte siempre la iglesia ha tenido a lo largo de su historia a las mejores mentes, corazones y exponentes humanos. Es que Dios humaniza, plenifica y lleva la vida humana a sus mejores expresiones existenciales posibles.

En medio de tanto ruido que aturde, de tanta propuesta que nos dispersa, nos aliena y nos aparta de la búsqueda del sentido y el valor de la propia vida, Jesús sigue saliendo al encuentro de personas como en Emaús para decir: ¡estoy vivo! En una cultura que proclama que hay que tirar abajo los crucifijos, que niega el valor humano de la vida degradándolo al nivel de una cosa, Jesús nos sigue diciendo que El he dado su vida por todas las personas y por todas las dimensiones de la persona de todos los tiempos.

Feliz Pascua y ojalá que puedas tener la experiencia de Dios que pasa por tu vida dándole sentido porque cada uno ha nacido para algo y tiene algo valioso que brindar. Es mi bendición (bien-decir) para esta Pascua 2011.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

lunes, 25 de abril de 2011

Mons. José María Arancedo: Domingo de Pascua




En el Domingo de Pascua la Iglesia celebra la fuente de su existencia y de su vida. Ella nace de la persona y misión Jesucristo. No se trata del recuerdo de un hecho del pasado, sino de la actualización de un acontecimiento histórico que se realizó "una vez para siempre".


Este es el significado de la Pascua, la vida de Cristo es presencia actual para el hombre.

No recordamos a un muerto ilustre que nos dejó una enseñanza, sino que nos encontramos con la presencia viva de Jesucristo. Esta verdad de la fe es la que celebramos de un modo especial en la Misa de cada domingo, donde nos reunimos para escuchar la Palabra de Dios y participar de la Resurrección de Jesucristo. No se trata, como vemos, de un recuerdo o reunión social, sino de actualizar y participar de la misma vida de Jesucristo. Esta convicción era tan fuerte en los primeros cristianos que decían: "no podemos vivir sin participar en la Misa del Domingo".

El hombre nuevo que nace de este encuentro pascual con Cristo está llamado a ser protagonista de un mundo nuevo. El triunfo de la Pascua no puede quedar encerrado en mi intimidad, sino que debe llegar a toda la creación. San Pablo decía: "Sabemos que la creación entera espera ser liberada de la esclavitud de la corrupción para participar de la gloriosa libertad de los hijos de Dios" (cfr. Rom. 8, 19-23). Toda la vida del mundo, tanto en su naturaleza como en el hombre con sus relaciones humanas y sociales, está abierta y a la espera de este encuentro con Cristo que la libere y transforme, para dar a luz, así: "un nuevo cielo y una nuevo tierra" (Ap. 21, 1). La Pascua no es un hecho individual, sino que tiene proyecciones sociales y cósmicas. Esto nos habla de la responsabilidad del cristiano que no puede privatizar la riqueza de su fe, sino que debe vivirla, trasmitirla y comprometerse para que el mundo encuentre la verdad de esta Vida que le pertenece, porque Cristo ha venido a traerla para todos.

Como vemos, celebrar la Pascua es motivo de alegría y gratitud, pero también de compromiso ante el mundo de este obrar de Dios. ¡Qué triste el rostro de una Iglesia o de un cristiano que celebra el Misterio de la Pascua como una rutina litúrgica! Qué distinto es, en cambio, el rostro de una Iglesia y de un cristiano que viven en la liturgia ese "hoy" de Cristo, que desde su resurrección continúa comunicándonos su Vida como Alianza definitiva de Dios con el hombre. Anunciar que Cristo ha resucitado es el centro de nuestra fe y es motivo de esperanza para el hombre y toda la creación. Tan fuerte era para San Pablo esta verdad, que nos dice: "Si Cristo no ha resucitado es vana nuestra predicación y vana también la fe de ustedes" (1 Cor. 15, 14).

Celebrar la Pascua es participar de la presencia de Jesucristo como principio de una Vida nueva que es, al mismo tiempo, semilla de un mundo nuevo. Esto es lo propio del tiempo de la Iglesia, predicar y testimoniar la realidad de esta verdad. Al concluir la consagración en la Santa Misa el sacerdote dice: Este es el Misterio o el Sacramento de nuestra fe. Por ello la celebración de la Santa Misa, en la que se actualiza la Pascua de Cristo, es fuente y culmen de la vida cristiana. Reciban de su Obispo junto a mis oraciones y bendición, los mejores deseos para vivir esta Pascua del Señor.

Mons. José María Arancedo

Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Miguel Esteban Hesayne: Saludo Pascual 2011




¡Feliz Pascua!, nos saludamos con alegría inmensa. Con razón, porque Pascua es Jesús muerto y resucitado- Toda vez que hacemos comunión con la muerte y resurrección de Jesús, vivimos (celebramos) la Pascua de Jesús, en nuestra historia personal.



Al saludar con un “feliz Pascua” nos auguramos lo mejor que nos puede acontecer: transformar nuestra existencia terrenal en una “pascua” El saludo de Feliz Pascua tiene resonancia de eterna felicidad… Felicidad que vamos logrando en el más acá, si transitamos tras la huellas de Jesús de Nazaret, cuya plenitud gozaremos en el más allá. Por eso, la vida cristiana es búsqueda del Dios de Jesús y nuestra preocupación fundamental ha de ser encontrar a Dios. Y el mismísimo Jesús nos lo ha dicho: Yo soy el camino…quién me encuentra, encuentra a mi Padre (Jn.14.). La vida cristiana entonces es vida pascual… porque Jesús es nuestra Pascua.

¿Vivimos distraídos perdiendo la auténtica felicidad, perdidos en simples espejismos? Volvamos a Jesús y leamos su testamento que deja en vísperas de su Muerte en Cruz. Con la inmensidad de su amor a su Padre-Dios y a la humanidad entera, en la última Cena nos deja lo que hoy llamamos Misa o Eucaristía.

La Misa, no un es rito para cumplir un culto religioso. Es la Pascua de Jesús, es la comunión con su muerte y resurrección de Jesús. Es el acontecimiento pascual de Jesús presente, a través del tiempo del espacio, toda vez que un hombre común…sin importancia alguna, pero ordenado por Jesús a través de su Iglesia (sacerdote católico) celebra la Misa. La Pascua de Jesús se hace Pascua para nosotros hasta que llegue la plenitud de la historia humana en el acontecimiento final de la historia humana: la plenitud del Reino, Jesús resucitado en su triunfo definitivo junto al Padre Dios

Por eso, que el saludo de Feliz Pascua, en clave de Fe Cristiana, es un grito de alegría por el triunfo de Jesús y en El nuestro triunfo. Es una expresión de acción de gracias al amor de Dios que ha cumplido la promesa de que nos ha envía a su propio Hijo, hecho uno de nosotros en las entrañas de una mujer, la joven judía de Nazaret, no para condenarnos sino para salvarnos…Es la aceptación gozosa del proyecto de Dios de devolvernos la felicidad de la existencia humana perdida en Adam y recuperada con creces por la Pascua de Jesús a nuestro alcance personal y comunitario en cada Misa.

Por lo mismo, el saludo Pascual es una aclamación de opción de vida en seguimiento a Jesús para vivir sus enseñanzas a nivel personal, familia, social y político. Esta opción por Jesús y su Evangelio es nuestra Fe Cristiana que se hace historia humana cada vez que participamos de la Misa para morir al egoísmo de la injusticia y la violencia transformándonos en ciudadanos de un reino de solidaridad fraterna, miembros de la familia de Dios. No es sueño ni una ilusión religiosa. Es la posibilidad real de un mundo nuevo por el poder de la Pascua de Jesús que se nos ofrece en cada Misa y lo vamos haciendo realidad por el compromiso bautismal personal.

Los católicos sabemos, a la luz de la Fe Pascual, que la recreación de la sociedad argentina pasa por el compromiso de los bautizados coherentes con su Fe Pascual. Por eso, en la Vigilia Pascual renovamos nuestros compromisos bautismales y en cada Misa celebrada y participada con la intención pascual de Jesús, está a nuestro alcance el mismo poder de Dios re-creador del Hombre Nuevo. Vayamos a Misa no para cumplir con una ceremonia religiosa sino para transformarnos en discípulos de Jesús y testigos constructores de un mundo nuevo en una convivencia justa en fraterna solidaridad.

Con el saludo pascual, asumamos la responsabilidad de constructores de la Nueva Civilización del Amor, con sello de auténtica argentinidad. Pensar a nivel nacional y obrar en la dimensión personal que nos sea posible, con el pensamiento de Jesucristo (1).

( ) Recomiendo tener en cuenta que Jesús reúne discípulos para transformarlos en testigos de su Evangelio Cfr. Hechos de los Apóstoles Cap. 1. y el Documento Aparecida.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Homilía del Arzobispo Jorge Bergoglio en la Vigilia Pascual







¿Dónde está nuestro corazón: en la certeza que nos ofrecen las cosas muertas, sin futuro, o en esa alegría en esperanza de quien es portador de una noticia de vida?





Amanecía el domingo cuando estas mujeres que amaban tanto a Jesús fueron a visitar el sepulcro. Ese sepulcro frente al cual habían estado sentadas (cfr. Mt. 27: 61) el viernes anterior y contemplaron la sepultura del Señor; ese sepulcro del cual se alejaron porque comenzaba el descanso sabático prescripto por la Ley (cfr. Ju. 19: 42). Ese sepulcro clausurado por aquella piedra que José de Arimatea hizo rodar y a la cual la inquietud de una mala conciencia mandó asegurar y sellar (Mt. 27:66). Esa piedra clausuraba definitivamente las expectativas de salvación que habían creado la vida y la predicación de Jesús. Esa piedra, asegurada, sellada y custodiada por los guardias constituía un “mentís” a tantas promesas. Esa piedra proclamaba un fracaso contundente y esas debilitadas mujeres caminaban, tristes hacia ese monumento al fracaso.

Y luego Dios dice ¡Basta!, viene el terremoto y el Ángel del Señor con la fuerza relampagueante de una verdad nueva hace rodar la piedra en sentido inverso; se abre ese sepulcro ya vacío. Y le dice el Ángel a las mujeres: “no está aquí porque ha resucitado como lo había dicho”… entonces ellas recordaron, recordaron aquella chispita de esperanza a la que no le habían dado lugar en el corazón. De aquí en más, los seguidores de Jesús sabemos que más allá de un sepulcro siempre hay esperanza. Lo que no pudo la piedra de nuestra autosuficiencia lo sembró el poder de Dios en la carne escarnecida y renovada de su Hijo Jesús. Habían querido “asegurar” la muerte y –sin saberlo ni creerlo- aseguraron la vida a toda la humanidad.

Se dan distintos sentimientos ante esta piedra removida hacia atrás. Los guardias tiemblan de espanto y quedan “paralizados, como muertos”. Las mujeres están aterrorizadas pero el anuncio del Ángel las llena de alegría y “se alejan rápidamente del sepulcro”. A los guardias los paraliza su adhesión a la muerte; a ellas el anuncio de vida le colma la esperanza y les regala la alegría, esa alegría que las impele a salir corriendo para dar la noticia. La muerte paraliza, la vida impulsa a comunicarla.

Ellas son portadoras de una noticia: Jesús no había mentido, estaba vivo y lo habían visto. Los guardias, petrificados en su estrechez existencial, solo atinan andar el camino hacia la protección fugaz y coyuntural de la coima. Así continúa el texto bíblico: “Mientras ellas se alejaban, algunos guardias fueron a la ciudad para contar a los sumos sacerdotes todo lo que había sucedido. Estos se reunieron con los ancianos y, de común acuerdo, dieron a los soldados una gran cantidad de dinero, con esta consigna: Digan así: sus discípulos vinieron durante la noche y robaron el cuerpo mientras dormíamos. Si el asunto llega a oídos del gobernador, nosotros nos encargaremos de apaciguarlo y de evitarles a Ustedes cualquier contratiempo. Ellos recibieron el dinero y cumplieron la consigna (Mt: 28: 11-15).

Contemplando los sentimientos opuestos que tenían las mujeres y los guardias, nos cabe la pregunta sobre nosotros, que estamos hoy aquí celebrando la Vida nueva, la que Jesús Resucitado nos ofrece y regala. ¿Qué nos atrae más: la seguridad clausurada del sepulcro o esa alegre inseguridad del anuncio? ¿Dónde está nuestro corazón: en la certeza que nos ofrecen las cosas muertas, sin futuro, o en esa alegría en esperanza de quien es portador de una noticia de vida? ¿Corremos en pos de la Vida con la promesa de hallarla en esa Galilea del encuentro o preferimos la coima existencial que nos asegura cualquier piedra que clausura y anula nuestro corazón? ¿Prefiero la tristeza o un simple contento paralizante, o me animo a transitar la alegría, ese camino de alegría que nace del convencimiento de que mi Redentor vive?

Moisés, antes de morir, reunió al pueblo y les dijo: “Hoy pongo delante de ti la vida y la felicidad (o) la muerte y la desdicha” (Deut. 30:15). Hoy también, en esta celebración litúrgica junto a Jesús Resucitado realmente presente en el altar, la Iglesia nos propone algo similar: o creemos en la contundencia del sepulcro clausurado por la piedra, la adoptamos como forma de vida y alimentamos nuestro corazón con la tristeza, o nos animamos a recibir el anuncio del Ángel: “No está aquí, ha resucitado” y asumimos la alegría, esa “dulce y confortadora alegría de evangelizar” que nos abre el camino a proclamar que Él está vivo y nos espera, en todo momento, en la Galilea del encuentro con cada uno.
Que el Espíritu Santo nos enseñe y ayude a elegir bien.

Buenos Aires, 23 de abril de 2011

Card. Jorge Mario Bergoglio s.j.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Monseñor Aguer: El Triple Significado de la Pascua




Con paciencia, con esfuerzo, con dolor –porque el misterio de la Cruz es insoslayable- podemos contribuir a una transformación de las cosas. Nos anima esta esperanza. Y esta esperanza es la que hoy nosotros compartimos cuando nos decimos, como yo les digo a ustedes, felices pascuas.


Texto completo de la alocución de Mons. Héctor Aguer:

Queridos amigos estamos celebrando una nueva Pascua y cuando, en un día como hoy, nos decimos o nos deseamos “felices pascuas” es importante que tengamos bien claro qué es lo que expresamos con ese saludo y cuál es el sentido profundo de nuestra celebración.

En realidad, lo que celebramos es el misterio de la Resurrección del Señor. Pero ese misterio no solamente considerado como un hecho real, histórico, que ha sido la clave de la historia humana sino también como algo que atañe concretamente a nuestra vida.

Por eso, cuando decimos “felices pascuas” o “Cristo ha resucitado”, que es lo mismo, estamos, en realidad, anunciando, proclamando, tres verdades de nuestra fe.

En primer lugar una verdad que atañe a Jesucristo mismo. El hecho de que, a través de la muerte, el Señor, en su santísima humanidad, entra en la gloria del Padre. La Resurrección de Cristo no es el retorno de Cristo a la vida que llevaba antes como, por ejemplo, en el caso de la resurrección de Lázaro o del hijo de la viuda de Naín, o de la hijita de Jairo, sino que Cristo entra en la dimensión definitiva, en el seno de la Trinidad. El hombre Jesucristo, la humanidad de Jesucristo, queda penetrada de la gloria de Dios y en Él se anticipa el fin de los tiempos. Él es la eternidad, Él es cielo, fuente de Vida eterna para todos los que creen en él.

Entonces estamos afirmando algo maravilloso, un acontecimiento único en la historia de la humanidad pero que es el principio de una edad sin fin a la cual los hombres estamos llamados a participar. Con la resurrección del Señor han comenzado “los últimos tiempos.

La segunda dimensión de esta afirmación “felices pascuas; Cristo ha resucitado” es nuestra propia transformación espiritual.

Ya la primera generación cristiana advirtió esto: que la Muerte y la Resurrección de Jesucristo son nuestra salvación, nuestra justificación. Que Cristo Resucitado nos comunica el Espíritu que nos da la vida de Dios.

Al decir que Cristo ha resucitado estamos diciendo que nosotros hemos resucitado con Él, hemos resucitado espiritualmente con Él. La vida cristiana, la vida en la gracia de Dios, es precisamente eso: es el efecto y la presencia en nosotros de la vida nueva de Cristo Resucitado, con su Espíritu.

Esto aparece claramente en los escritos del Nuevo Testamento y la liturgia y la tradición de la Iglesia lo expresan de un modo cabal al establecer que en la Vigilia Pascual, en la Noche de Pascua, encuentran su lugar más propio los sacramentos de la Iniciación Cristiana. En la Vigilia Pascual los catecúmenos reciben el bautismo, la confirmación y la eucaristía, y nosotros bautizados ya, renovamos nuestro compromiso bautismal para que esa vida que Cristo nos ha dado se manifieste concretamente en nuestras obras.

Pero hay una tercera dimensión de esta verdad de fe “felices pascuas; Cristo ha resucitado” que tiene que ver con el futuro de la humanidad y del cosmos; es el principio de la resurrección de los muertos, que será la transformación de nuestros cuerpos mortales y también la transformación del universo entero.

Esto es lo que se llama la dimensión escatológica de la Resurrección de Cristo. En el Credo afirmamos nuestra fe en que Jesús volverá al fin de los tiempos para juzgar a vivos y muertos y su reino no tendrá fin. Creemos en un cielo nuevo y una tierra nueva, que no son obra del hombre sino obra de Dios. Este fin de los fines ha comenzado ya en el Señor Resucitado.

La Pascua, entonces, es una fiesta de alegría y de esperanza; pero no hay que creer que esa alegría y esa esperanza tiene que tener un efecto automático, casi mágico, en la vida de todos los días.

Por ejemplo: si nosotros, argentinos, que tenemos tantas razones para vivir atribulados, pensamos que por celebrar la Pascua todo va a cambiar, va a mejorar, y que el día de mañana estaremos todos más contentos y felices y las cosas se van a ir acomodando solas, seguramente nos estaríamos engañando.

Las cosas se pueden ir mejorando, ciertamente, y los cristianos tenemos esa esperanza, en la medida en que nosotros vivamos en plenitud esa vida nueva que nos trasmite Cristo Resucitado. En la medida en que la fe se proyecte con coherencia en la conducta.

Por eso sí, efectivamente, el cristianismo es una fuente de continua esperanza en la renovación del mundo, pero esa renovación del mundo pasa por nosotros, pasa nuestra fe, por la profundidad y el vigor de nuestra fe, pasa por la coherencia entre nuestra fe y la vida y pasa por nuestro compromiso público y social de dar pleno testimonio de la verdad cristiana.

Entonces sí, con paciencia, con esfuerzo, con dolor –porque el misterio de la Cruz es insoslayable- podemos contribuir a una transformación de las cosas. Nos anima esta esperanza. Y esta esperanza es la que hoy nosotros compartimos cuando nos decimos, como yo les digo a ustedes, felices pascuas.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Mensaje Pascual 2011 de Mons. Oscar Sarlinga





Mensaje transmitido en el Hogar de la Paz y la Alegría, de las Misioneras de la Caridad (de las Hermanas de la Madre Teresa de Calcuta) en Zárate, el Domingo de Pascua 2011.





Queridos hermanos y hermanas, en especial queridas hermanas Misioneras de la Caridad:

Luego de haber bendecido en las celebraciones de ayer, en la Vigilia, el “Fuego nuevo”, el agua lustral, y de haber esperado gozosamente este día glorioso del Domingo de Resurrección con nuestros ojos puestos en el Rostro de Cristo, les expreso de corazón a todos ustedes el augurio pascual, con palabras de San Agustín: “Resurrectio Domini, spes nostra – la resurrección del Señor es nuestra esperanza” (1), y lo es porque el mismo Señor constituye nuestro “centro”, nuestra “finalidad”, nuestra alegría y plenitud:“(…) el Verbo de Dios, por medio del cual todo ha sido creado, se hizo Él mismo carne, hombre perfecto, para obrar la salvación de todos (…). El Señor es la finalidad de la historia humana, «el punto central de los deseos de la historia y de la civilización», el centro del género humano, la alegría de cada corazón, la plenitud de sus aspiraciones” (2).

Por difíciles que sean las situaciones que en nuestra vida la Providencia quiera o permita que vivamos, ¡nunca desesperemos!, Jesucristo ha resucitado, en la historia de los hombres, pero trascendiendo infinitamente la historia, para darnos luminosa esperanza, la que no defrauda (3), pues, como nos lo ha dicho hoy el Santo Padre Benedicto XVI en su Mensaje Urbi et Orbi, la resurrección de Cristo “(…) es un acontecimiento que sobrepasa ciertamente la historia, pero que sucede en un momento preciso de la historia dejando en ella una huella indeleble. La luz que deslumbró a los guardias encargados de vigilar el sepulcro de Jesús ha atravesado el tiempo y el espacio (4).

La luz que deslumbró a los guardias atravesó el tiempo y el espacio. Muchos nos han precedido en este gozoso anuncio, que fue dado por primera vez a las mujeres que buscaban al Crucificado, a las que el Ángel indicó que Él, Resucitado de entre los muertos, “se adelantaría, los precedería en Galilea”(Cf Mt 28,5), porque Jesús siempre nos precede, y nos transmite lo que escuchó del Padre y nos ha dado a conocer a través de la Iglesia, de su enseñanza, de su amor, en plena fidelidad y con la permanente “novedad” del cristianismo, de modo que, como afirmara Juan Pablo II: “(…) en la historia de la Iglesia, « lo viejo » y «lo nuevo» están siempre profundamente relacionados entre sí. Lo « nuevo » brota de lo « viejo » y lo « viejo » encuentra en lo «nuevo» una expresión más plena”. Lo que tenía en vista el Papa era “(…) la preparación de la nueva primavera de vida Cristiana” que debería manifestar el Gran Jubileo, “ (…) si los cristianos son dóciles a la acción del Espíritu Santo” (5).

Pongamos atención a esto, “la docilidad a la acción del Espíritu Santo” es condición fundamental; razón por la cual, para obtener docilidad hemos de mirar a Cristo resucitado, a su Rostro, y no a cualquier otro rostro, pues, como también lo anunciara el mismo Juan Pablo II en Tertio Millenio adveniente, “(…) la Iglesia mira ahora a Cristo resucitado (…) En el rostro de Cristo ella, su Esposa, contempla su tesoro y su alegría. La Iglesia, animada por esta experiencia, retoma hoy su camino para anunciar a Cristo al mundo, al inicio del tercer milenio: Él « es el mismo ayer, hoy y siempre » (Hb 13,8) (6).

Queridos hermanos, mantengamos viviente el don de la fe, la cual es, por un lado un don, un regalo divino, y por otro lado constituye, de nuestra parte, una respuesta, pues “(…) a Dios que nos da la revelación, le debemos la obediencia de la fe, la plena adhesión de la inteligencia y de la voluntad…” nos dice el Concilio Vaticano II (7). A la vez, transmitir la fe en el Resucitado es tarea, misión, de la Iglesia, en una “nueva evangelización”, con el realismo de la esperanza, con la conciencia de la existencia de mucho sufrimiento en el mundo, de la realidad de la miseria de muchos hermanos, de la persecución por causa la fe en Cristo en tantos países, y de tantas cosas más. Esto dicho, también con Juan Pablo II, quien confiaba en que al acercarse el tercer milenio, Dios estaba –misteriosamente- preparando una gran primavera cristiana (8), queremos hoy reafirmar nuestra esperanza en que nuestro Buen Pastor Resucitado nos guiará siempre, en todas las circunstancias históricas, teniéndonos fuerte de la mano, si somos dóciles al Espíritu. La próxima beatificación de S.S. Juan Pablo II, el Domingo de la Divina Misericordia (ocasión en que adheriremos en nuestra diócesis con distintos actos y celebraciones) será ya, también en el Misterio de Dios, un signo de primavera, entre tantos otros que vivimos y que quizá no siempre discernimos vívidamente.

El Bautismo hace de todos nosotros un pueblo Santo, nos hace hijos de Dios y miembros de la Iglesia, la cual nos llama en este tiempo a la nueva evangelización y a la construcción de un «nuevo humanismo cristiano, integral y solidario», un humanismo a la altura del designio de amor de Dios sobre la historia, trascendente y no “naturalista” o meramente intrahistórico, humanismo que no es otra cosa que la realización de «la civilización del amor» a la que nos han llamado Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Ojalá que en esta Pascua, y en la cercanía del acontecimiento que será el primer Congreso Nacional de Doctrina social de la Iglesia, lo asumamos, porque “(…) la Iglesia (…) tiene la intención de proponer a todos los hombres «un humanismo a la altura del designio de amor de Dios sobre la historia, un humanismo integral y solidario». Tal humanismo puede ser realizado si cada uno de los hombres y mujeres (…) sean en verdad seres humanos nuevos y artífices de una nueva humanidad, con la necesaria ayuda de la gracia divina” . La primacía de la Gracia será nuestra luz. La Santísima Virgen María nos guíe y acompañe en esta misión.

1) San Agustín, Sermo 261, 1.
2) Conc. Ecum. Vat. II, Const. past. Gaudium et spes, 45.
3) Cf San Agustín, Sermo 261, 1.
4) Benedicto XVI, Mensaje Urbi et Orbi de Su Santidad en la Pascua 2011.
5) Juan Pablo II, Carta apostólica Tertio Millenio adveniente, al Episcopado, al Clero y a los Fieles como preparación del Jubileo del Año 2000, III: La preparación del Gran Jubileo, Ciudad del Vaticano, 10 de noviembre del año 1994.
6) Juan Pablo II, Carta apostólica Novo Millenio ineunte, al concluir el Gran Jubileo del Año 2000, “Rostro del Resucitado”, n. 28.
7) Cf Conc. Ecum. Vat. II, Const. dogm. Dei Verbum, 5.
8) Cf Juan Pablo II, Enc. Redemptoris missio, n. 86.

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

domingo, 24 de abril de 2011

El entusiasmo de la fe y el altar del dios desconocido



Es necesario que volvamos a ser capaces de proponer un nuevo renacimiento, de crear una ilusión que tiene dos dimensiones: la del anuncio permanente de la Buena Nueva, la del convencimiento de que Dios te ama y te ha preparado una vida llena de felicidad…


En un reciente artículo en El País (sábado 16 de abril), Rafael Argullol, que es uno de los escasos intelectuales españoles fieles al pensamiento ilustrado y coherente con el mismo, ha hecho un exacto y brillante diagnóstico de nuestra sociedad. En él explica que caminamos hacia una humanidad sin ilusiones, donde los templos laicos pretendidos sucesores de la Iglesia están perfectamente deshabitados. En el horizonte ninguna fuerza es capaz de crear ilusión y lo único que mueve, lo único que es capaz de producirla, resulta la codicia.

En este planteamiento, Argullol dedica una atenta mirada hacia el papel de San Pablo. En términos elogiosos de cómo consiguió que el cristianismo se desarrollara. Recuerda de él que fue un gran viajero y que llegó a recorrer 30.000 kilómetros, lo cual dado los medios de su tiempo significa que prácticamente estuvo siempre en camino. Argullol lo precisa, viajó solo o con algún discípulo a un promedio de 30 kilómetros por día. Dice de él que era un hombre de convicciones firmes, pero no un gran orador. Su fuerza de convicción hacia los demás surgía de su actitud y de su fe, que le dotaban de una enorme capacidad de persuasión. En realidad, San Pablo era un entusiasta de la buena nueva que transmitía. Este es un primer punto de reflexión. Si puede existir transmisión de la fe sin entusiasmo, sin capacidad de coger de la mano al otro y acercarlo a la contemplación del Gran Misterio, de crear estupor ante lo que se está presentando.

Argullol termina su artículo considerando que es posible “que ahora mismo a pesar de nuestra ignorancia se esté incubando el nuevo aspirante a ocupar el altar del dios desconocido, y que de la naturaleza de ese dios dependa que nos encaminemos a una edad oscura o rumbo hacia un renacimiento”. He aquí un gran punto de confluencia entre los cristianos y aquellos que sin serlo comparten el diagnostico sobre la realidad de nuestro tiempo y la necesidad de una nueva respuesta. San Pablo la aportó cuando dijo que él era y hablaba en nombre del dios desconocido al que los atenienses rendían culto.

La alternativa es clara. El cristianismo ha sido la fuente de todos los renacimientos europeos desde el inicio de los tiempos en que estos fenómenos se produjeron a partir del siglo IX. No se trata sólo de aquel que en mayor medida conocemos sino los que a lo largo de la Edad Media se fueron desplegando desde Inglaterra hasta la Lotaringia. Quizá el ultimo renacimiento europeo fue aquel que después de la Segunda Guerra Mundial dio lugar a lo que fue primero el mercado común, después la Comunidad Europea y ahora la Unión.

Es necesario que volvamos a ser capaces de proponer un nuevo renacimiento, de crear una ilusión que tiene dos dimensiones: la del anuncio permanente de la Buena Nueva, la del convencimiento de que Dios te ama y te ha preparado una vida llena de felicidad que debe de realizarse necesariamente a través de tu participación; y también en el plano estrictamente temporal la construcción de una sociedad mucho más humana, cuya tarea podemos compartir con hombres y mujeres de otras muchas creencias.

Editorial ForumLibertas

http://www.diario7.com.ar/
Escríbanos a ed.dia7@gmail.com