jueves, 28 de junio de 2012

¿LAS COMPUTADORAS PUEDEN IMITAR AL CEREBRO?

Un grupo de científicos necesitó un gran número de máquinas para construir una red neuronal electrónica que razone como un humano. La estructura aprendió sola a reconocer gatos.

Por muy obvia que parezca la tarea de reconocer a los felinos, para este trabajo el equipo de científicos tuvo que construir una red neuronal electrónica basándose en el modo en que funciona un cerebro biológico.

Los especialistas entrenaron una red de mil computadoras  y así crearon una única que fue capaz de "aprender" a identificar gatos en tan sólo tres días sin que nadie previamente le hubiera explicado a la máquina qué es un gato.

Computadora inteligente

Esta red neuronal computarizada forma parte de un proyecto mucho más ambicioso para dotar a las máquinas de la capacidad de aprender, y en el caso de empresas como Google, el tema interesa sobre todo porque con esta tecnología quieren mejorar la operatividad de su motor de búsqueda y diseñar sistemas más precisos de traducción de idiomas. En este proyecto participaron tanto miembros de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, como científicos del XLabs del conocido buscador.

En este trabajo, a diferencia de otras técnicas de reconocimiento de imágenes, no dependió de un humano diciéndole a la computadora previamente las características concretas del objeto que debe buscar. La red diseñada por este equipo, no tenía ni idea de qué imágenes iba a ver. No obstante, contaba con 16 mil procesadores para operar un programa informático, que simulan la dinámica de una red neuronal biológica con mil millones de conexiones.

Nervios de silicona

En un cerebro, los nervios están fuertemente interconectados y se cree que el 'reconocimiento' de un objeto se da cuando se activa un patrón concreto en una maraña de conexiones.

Lo que sucedió con el experimento de Google es que los nervios de silicona del sistema empezaron a reaccionar con imágenes concretas y tras tres días de trabajo y 10 millones de imágenes procesadas, resultó que ya podía identificar uno de ellos: un gato, incluso cuando nunca antes había recibido información sobre cómo es un gato.

A pesar del éxito del trabajo, los investigadores todavía no están seguros de que se pueda asumir que este sistema realmente imita el funcionamiento de un cerebro biológico.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com


DC COMICS GAY

A partir de 1984 la “onda gay” es fundamentada por los ingenieros sociales, activistas homosexuales Marshall Kirk y Hunter Madsen en su libro “After the Ball”, conocido como “agenda gay”. En él se detallan los pasos para conseguir la homosexualización de la población.

Por Javier Cornejo

El furor actualmente desatado por la homosexualización de los superhéroes de las historietas (Batman, Robin, Batichica, Hombre Araña, Linterna Verde, etc.) es parte de los puntos del programa de estos ingenieros egresados de la Universidad de Harvard con el título de ingeniero social neuropsiquiátrico e ingeniero social en Política y Sociología, respectivamente.

La editorial Marvel anunció la primer boda gay de sus superhéroes para el 20 de junio. Sus postulados son:

1 - Los homosexuales deben considerarse una “minoría oprimida”. La homofobia nace de las mentes y debe ser contrarrestada con propaganda.

2 - nsensibilizar y normalizar: lo primero es insensibilizar al público con respecto a los gay y sus derechos. El modo de entumecer la insensibilidad espontánea hacia la homosexualidad es que haya mucha gente que hable mucho del tema en términos naturales o favorables. Que se hable del tema. Documentales como el de Rodolfo Cesatti “Los putos peronistas” instalan el concepto en la partidocracia.

3 - Victimizarse: los gays deben aparecer como víctimas necesitadas de amparo para que los heterosexuales se sientan espontáneamente inclinados a adoptar el papel de protectores. Evitar presentarse como fuertes y orgullosos. Se debe vencer la tentación de hacer alarde público del “orgullo gay”, ya que entra en conflicto de la imagen del gay como víctima.

4 - Satanizar al oponente. Vilipendiarlos. Procurar cambiar su arrogancia por sentimientos de culpa y vergüenza de ser homófobos. Para ello se debe mostrar hasta el hartazgo imágenes de homófobos acérrimos martirizando a la comunidad gay.

5 - Uso intenso y permanente de todo medio de comunicación (TV, internet) que se introduce como “caballo de Troya” hasta el último rincón de los hogares del planeta, instalando la normalidad y el deseo de un modelo a imitar. Comenzando con un timbre de voz diferencial e identificatorio.

6 - Lograr triunfos jurídicos y sociales de sustento de las pretensiones de la comunidad gay (leyes de matrimonio, adopción, reordenamiento del concepto de familia, etc.).

7 - Presentar a la moral de las iglesias como retrógrada, anticuada, desfasada con los tiempos. Se debe hablar abiertamente y en dosis suficiente de la prevalencia y respetabilidad de la homosexualidad, en la que lo imperante no son los sexos sino el “género”, aniquilando la individualidad natural de formación del ser.

Con lo sintéticamente expuesto podemos constatar la “inteligencia” existente en la trastienda de la uniformidad genérica, que indudablemente producirá un disloque en las generaciones futuras. Por otra parte, vemos como tal procedimiento se aplica a proyectadas despenalizaciones.



Las trampas de la globalización


Entrevista de Michel Schooyans por Carlos Neuenschwander

1. ¿Por qué la bioética y la vida son temas de actualidad?

Lo primero que hay que señalar es que hoy en día ha habido un cambio radical en el contexto en que se plantean los problemas de bioética. El punto central sigue siendo el respeto de la vida humana. Pero lo que sucede es que cuando nos referimos a la problemática de hace unos 25 años, el problema se planteaba en términos de derogación. Así, por ejemplo, la ley francesa que legalizó el aborto en 1975 lo admitía como una excepción. Era una derogación al principio general sembrado a guisa de preámbulo, en el artículo 1° de la ley. Según este principio general, la ley protege a todos los seres humanos desde el inicio de la vida. Entonces el aborto era una excepción prevista por la ley. En inglés se diría "release", en alemán "Freigabe". Es como un permiso. Esa era la problemática de hace 25 años.

Hoy la problemática se ha deteriorado radicalmente desde que en los ambientes de la ONU se requiere, con insistencia cada vez mayor, que el aborto sea proclamado como un "nuevo derecho" humano. Ya no se trata de una derogación, de un permiso, de una excepción, de un gesto que se tolera mas del cual se sabe en realidad que no es bueno. Ahora se trata de un "nuevo derecho", que, por cierto, no es el único, desde que también se promueve el "derecho" a la homosexualidad, a la esterilización, a la eutanasia, etc. De modo que la gran "novedad" es que ahora disponer de la vida de un ser humano en su pequeñez, en su inocencia, puede ser presentado como un "nuevo derecho" humano. La gran preocupación, a pocas semanas de la reunión Beijing+5 en Nueva York y a pocas semanas de la Asamblea del Milenio en setiembre, es que el aborto sea allí proclamado como un "nuevo derecho". Esto significaría una revolución funesta, fatal, desastrosa en la historia de los derechos humanos.

2. ¿Podría explicarnos porque la Santa Sede se opone a estos supuestos "derechos" que promueve la ONU?

Desde hace unos cuarenta años, a través de algunas de sus agencias especializadas, la ONU lanzó un programa internacional de control de la natalidad, nítidamente maltusiano. Entre estas agencias, figuran, por ejemplo, el FNUAP (Fondo de las Naciones Unidas para la Población); la OMS (Organización Mundial de la Salud); el Banco Mundial, el PNUD (Programa de las Naciones para el Desarrollo), y varias otras, incluso ONG como el IPPF. El punto focal de este programa es que, a través de su plan de acción, la ONU quiere proponer el control de la natalidad como una meta o condición previa — según ella — para el desarrollo de los pueblos.

Esta postura merece algunas consideraciones. Lo primero en lo que hay que ser enfático es que científicamente nunca ha sido demostrado que exista una relación entre el efectivo de la población de un país y el desarrollo. Hay países poco poblados que son desarrollados, como Australia, y otros poco poblados que son subdesarrollados, como es el caso de los países de África Central. Inversamente hay países muy poblados que son desarrollados, como Holanda, que tiene más de 400 personas por kilómetro cuadrado, y hay países muy poblados y subdesarrollados como el Bengladesh. Quiere decir que no hay relación entre las dos cosas; depende de cada caso.

Pero la ONU se comporta como si hubiera una relación determinante entre las dos cosas y dice a los países: "Controlen su población y van a desarrollarse". Pero los países pobres lo que necesitan son remedios, escuelas, saneamiento de las aguas, hospitales, etc. Recursos que realmente favorezcan su desarrollo y no un control de la población. La Iglesia no puede y no quiere aprobar, y mucho menos promover, una política de desarrollo basada en una mentira científica; en una hipótesis que nunca fue demostrada, es decir la ideología maltusiana.

Pero hay otro motivo por el que la Iglesia no puede admitir las posturas de la ONU. Resulta obvio que es poco simpático y poco admisible decir: "Los ricos debemos contener el crecimiento de las poblaciones pobres". Por lo tanto, se busca utilizar un lenguaje mentiroso, ideológico: el lenguaje de los derechos humanos: "Ustedes los pobres tienen derecho a la contracepción, al aborto, a la eutanasia. Estos son los "nuevos derechos" humanos. Nosotros, los ricos, queremos ayudarlos a ejercer este derecho nuevo y vamos a ayudarlos a desarrollarse mandándoles métodos anticonceptivos, dispositivos intrauterinos y aparatos para realizar abortos con equipos especializados...". La Iglesia no puede admitir este tipo de política.

Quisiera mencionar aquí una cosa que muchas veces no está siendo muy bien explicada al público: además de las consideraciones de ética privada, personal, la Iglesia se opone a estas campañas y prácticas por motivos de ética social, política. La Iglesia no puede permitir una explotación de los pobres y mucho menos una especie de colonización mental donde se dicta a los pobres lo que deben hacer o querer para su supuesto desarrollo.

3. Por lo tanto la Iglesia se opone porque defiende la dignidad de cada persona...

Exactamente, y en nuestra sociedad, en el contexto actual, esta cuestión de la dignidad de todo ser humano merece ser especialmente destacada. Cuando vemos los primeros años del pontificado de Juan Pablo II, vemos que el gran problema era entonces la negación de la dignidad de todos los seres humanos por parte del sistema comunista. Para éste, el hombre era apenas una rueda en la máquina productiva, en el Estado líder del Internacionalismo. El hombre era un instrumento al servicio del Partido y lo que valía en él era su capacidad de servir la Causa del Partido. Felizmente este régimen ha caído.

Gracias al impulso decisivo del Papa Juan Pablo II, conseguimos revelar la mentira de esa ideología; pero actualmente en el contexto de la ideología neoliberal encontramos una situación a primera vista muy diferente mas que en realidad es muy parecida. En el sistema neoliberal, lo que importa es que el hombre produzca, que sea un consumidor; el hombre vale lo que hace y lo que consume.

La dignidad humana no es honrada en ninguno de los dos casos. La Iglesia no puede admitir una visión totalmente utilitarista del hombre, que se sitúa perfectamente en la línea del liberalismo puro y duro de Adam Smith del S. xviii, que pasa por Malthus, por Bentham y que continúa siendo muy peligroso en la actualidad.

Como Jesús, no podemos adherirnos sin discernimiento cuidadoso a las verdades que están de moda y que dominan una época. Y en este sentido, pienso que debemos redescubrir algunas frases del Evangelio donde Jesús aparece como una señal de contradicción. Los cristianos hoy debemos ser aquellos que proclaman que disponer de la vida del inocente es una cosa escandalosa; que eso trastorna el corazón humano y trastorna también la razón humana. El cristiano es aquel que no puede admitir la colonización ideológica por la que se considera como bueno lo que es malo y como verdadero lo que es falso.

4. ¿No se puede alcanzar la verdad a través de la mayoría?

La crisis que estamos viviendo es realmente una crisis de valores, es la crisis de la Verdad. Por eso considero que, además de varias otras encíclicas, una de las más importantes del pontificado de Juan Pablo II es la Encíclica Veritatis Splendor. Este documento toca la cuestión del relativismo: la verdad no puede resultar de un voto de la mayoría. La regla de la mayoría es una simple regla de funcionamiento práctico de una sociedad, pero no es una regla que puede proporcionar la verdad. Antes que se utilice esta regla de la mayoría, hay que reconocer, constatar ciertos valores fundamentales. Es a partir de estas constataciones, de las "declaraciones", que la regla de la mayoría podrá funcionar al servicio de los valores reconocidos. Es justamente lo que no hace la sociedad actual porque hace depender los valores de un voto.

5. ¿Cómo se vincula el tema de la globalización con estos desafíos?

Cuando en la actualidad se habla de "globalización" en realidad se está tocando dos temas. El de la "mundialización" y el de la "globalización" propiamente dicho. Yo quisiera distinguirlos — aunque estén muy ligados entre sí — pues me parece que la distinción ayuda a comprender con más profundidad este fenómeno de dos facetas. Ambos temas tienen en común el hecho de que el mundo se hace más pequeño y que las comunicaciones son más fáciles. Significan también que hay intercambios de todo tipo, cada vez más intensos y numerosos. Es un hecho que, en si, es neutro y incluso bueno.

Pero cuando uno habla de "mundialización" en general se insinúa que estamos caminando hacia un gobierno mundial, hacia una sociedad soñada por algunos autores o políticos famosos. Podría mencionar a unos de ellos: Zbigniew Brzezinski, consejero de varios presidentes de los Estados Unidos; Willy Brandt, que fue canciller de Alemania; o Jan Tinbergen, un holandés que ganó el Premio Nobel de Economía en 1969. Ellos desarrollaron esta idea de la mundialización. Con diversos matices, para ellos la época de las naciones soberanas ya pasó. Conviene que poco a poco la ONU se torne en un gobierno mundial y que sus agencias se transformen en los ministerios de este gobierno.

Esto es una cosa peligrosa, porque así como en los países hay regiones con características variadas y organizaciones de distintos tipos, así también las naciones tienen su identidad. Hay que respetar la diversidad de la familia humana, de las personas, de las comunas, de las provincias, de los países. No vamos a querer una especie de capa impuesta a todo el universo bajo el gobierno de un centro único de poder, de decisión.

Además, esta "mundialización" merece una atención mayor aún porque — como ya lo comentamos — las ideologías muchas veces sobreviven a los regímenes en los que se encarnaron. En concreto, en esta "mundialización" veo una nueva tentativa de instaurar la famosa "Internacional" soñada por los marxistas del siglo XIX. Los marxistas del siglo pasado (Lenin, Stalin, Mao Tse Tung, Castro, etc.) no consiguieron imponerla. Pero hoy día, con los ataques a las personas, a las familias, a los Estados, observamos una reviviscencia preocupante del internacionalismo de inspiración marxista, y esto podría llevar a una situación desastrosa.

La "globalización" es un poco la misma cosa, pero en la perspectiva de ideología liberal. El mundo es visto como un inmenso mercado que debemos integrar. El problema se da cuando a través del control de las cosas, de las materias primas, de las industrias, etc. se llega al control de los hombres. Este es el peligro de la globalización: al controlar, a través de un centro de decisión mundial, todo el sistema económico, desde la materia prima hasta la producción más sofisticada, se acaba controlando toda la comunidad humana, incluso la producción de la ciencia y de las técnicas. Esto abre una perspectiva terrible porque en una sociedad que se globaliza bajo la inspiración del liberalismo desmedido, son necesariamente los más "vivos", los más poderosos — económica, técnica y científicamente — los que van a explotar a los pequeños. Y se va caminando en este proceso hacia una jerarquización de la humanidad donde habrán hombres que, en la mejor de las hipótesis, serán capaces de extraer minerales, producir plantas, etc., encima de los cuales habrán otros capaces de hacer una primera transformación industrial. Pero los mas dotados y astutos van a ser aquellos que aplican una plusvalía muy alta a productos naturales. Se podría llegar a un sistema que paralice la movilidad entre las naciones y al interior de las naciones fijando, petrificando, por así decirlo, a los pobres en su situación de pobreza, imposibilitando la salida de la pobreza y "legitimando" la explotación de los más pobres bajo el rótulo del mercado o de la libre circulación de los bienes.

6. ¿Cómo explica la asociación de ciertas teologías con el feminismo, la ecología u otras agendas relacionadas a las políticas de la ONU, y con el problema de la globalización en los términos en que los ha descrito ahora?

La cuestión del feminismo, o la cuestión del género, se tornaron cruciales y ambas son motivo de muchas preocupaciones. Desde la conferencia de Beijing en el 95, estos temas aparecen en todas las reuniones de la ONU. Se trata de una reinterpretación de la lucha de clases. Marx tenía un colaborador, Engels, el cual dio una interpretación de la lucha de clases distinta de la de Marx. Para Marx la lucha de clases opone el capitalista y el proletario; pero para Engels es primordialmente la lucha que opone al hombre y a la mujer en el matrimonio monogámico. Conviene, por consiguiente, acabar con el matrimonio monogámico, y liberar a la mujer de los cargos de la familia, de la maternidad, del marido, etc. para que pueda dedicarse a la producción en la sociedad industrial.

Esta temática reaparece hoy. Se dice que los papeles del hombre y de la mujer son el producto de una historia, de una cultura. Los dos tienen papeles que son intercambiables. Las diferencias genitales entre el hombre y la mujer no tienen significado real, tanto es que cada uno puede escoger su sexo.

Entonces las feministas actuales desarrollan mucho esta temática para decir que las mujeres deberían librarse del peso de la maternidad, de la familia, del marido, etc. a fin de afirmar su libertad. El matrimonio, la unión sexual monogámica y heterosexual, serian apenas uno de los casos de unión sexual. En realidad habría muchos otros tipos de unión: homosexuales, lesbianas, familias monoparentales, travestismo, etc. Habría varios "modelos" de uniones y uno, entre muchos otros, sería la unión heterosexual monogámica. El matrimonio así pierde su carácter específico y único. Podemos ver ya una afirmación provocadora de este tipo de mentalidad en el PACS (Pacto de asociación civil y de solidaridad), que fue aprobado en Francia. En realidad, es una manera de rebajar al matrimonio, aprovechando todas las ventajas civiles del matrimonio pero sin ninguno de sus apremios o obligaciones.

Este tipo de feminismo es espantoso porque justamente diluye la identidad y especificidad femenina. Así mismo, esta ideología del género tiene adeptos incluso dentro en la Iglesia. Conocen-se algunos casos de religiosas que militan en esta línea. Infelizmente, estas mujeres no se dan cuenta que son "inocentes útiles". No perciben que se trata de una ideología desarrollada en el ambiente de la ONU, que en realidad desprecia a la mujer, la destruye y además destruye lo más bonito que la mujer tiene: su capacidad de hacer que las relaciones de amor prevalezcan sobre las relaciones de fuerza. De hecho, desde la noche de los tiempos, las mujeres tuvieron el cuidado de proteger su ventaja comparativa fantástico: transmitir y proteger la vida con amor. Este es el privilegio de la mujer; el privilegio de la bondad, de la maternidad, de la ternura, de la belleza. Mentalmente reprogramadas por la ideología del género, las feministas radicales se alienan de la ventaja comparativa inherente a su identidad. Estas mujeres se auto-deprecian; a veces llegan a descuidar de su hermosura; se auto-destruyen y acaban favoreciendo la homosexualidad.

7. ¿Esta ideología feminista del género tiene una relación con la ecología?

El tema de la ecología también es muy importante; es típico del New Age y rechaza totalmente el antropocentrismo cristiano y de la tradición occidental. De acuerdo con esta tradición, el hombre emerge del mundo ambiente; es un ser creado, encarnado, pero tiene un estatuto específico, una capacidad de raciocinio, una voluntad libre. Es imagen de Dios, lo que las otras criaturas no son. Al hombre fue confiada la tierra para que sea buen administrador de la creación gracias a su trabajo, a su inteligencia, a su sociabilidad. Pero de acuerdo con la ideología del ecologismo radical, somos una partícula en el universo, un mero producto de la evolución, un ser efímero. Así como aparecimos, vamos a desaparecer definitivamente y a reintegrar este mundo ambiente del que salimos.

Lo que se está poniendo aquí en cuestión es el estatuto único del hombre en el mundo y en la historia. El hombre es interpretado desde una perspectiva monística, panteística. En este caso, la única ética que se impone al hombre es inmanentista y fatalista: si somos una partícula en el medio ambiente, debemos conformarnos a esta situación, y si esta lo exige, vamos a sacrificar hombres a la supervivencia del medio ambiente. Es la temática del "desarrollo sostenivel" ya desarrollada en Río de Janeiro en 1992 en la reunión "Cumbre de la Tierra". Pero es una ideología que sigue desarrollándose y que somete al hombre al medio ambiente. La ética aparece como una sumisión a la madre Gaia, la tierra endiosada.

Con este tipo de determinismo ético, el hombre debe admitir su situación de mortalidad definitiva e integral. No hay otra perspectiva de una vida fuera de la vida que conocemos en la tierra. Estamos encerrados en este mundo que nos oprime y debemos aceptar lo que dicen y piensan los que supuestamente entienden este medio ambiente. Por eso hay bromistas como Jack Cousteau, que, junto con varios ideólogos de este tipo, recomiendan la eliminación de 3 o 4 millones de habitantes de la tierra, justamente para que no haya "contaminación", porque el hombre es el mayor "contaminador" y predador. Mas solo locos pueden querer construir una sociedad humana basándose en una antropología suicidaría.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

El valor de la persona

Si tenemos claras las respuestas de quiénes somos y adónde vamos nos podremos sostener en medio de las dificultades.

Por el Pbro. José Martínez Colín

1) Para saber

Un famoso expositor comenzó su conferencia en una sala ante unas 200 personas, tomando un verdadero billete de 100 dólares entre sus manos. A continuación preguntó: “Voy a regalar este billete, ¿quién de ustedes quiere este billete de 100 dólares?”
Todos levantaron la mano inmediatamente...
Entonces él dijo: “Daré este billete a uno de ustedes esta noche, pero primero déjenme hacer esto...”. Entonces, él arrugó totalmente el billete. Después preguntó otra vez: “¿Quién quiere todavía este billete?”
Las manos continuaron levantadas...
El expositor continuó: “¿Y si hiciera esto?...” Dejó caer el billete al piso y comenzó a pisarlo y a refregarlo. Después, tomó el billete, ya hecho un asco de pisado, sucio y arrugado: “¿Y ahora..., siguen queriéndolo? ¿Quién todavía va a querer este billete de 100 dólares sucio”?
Todas las manos, sin faltar una, volvieron a levantarse.
El expositor miró a la audiencia sonriendo y les dijo: “Tienen razón. No importa lo que yo haga con el dinero. Ustedes continuarán queriendo este billete, porque no pierde el valor. Ahora bien, esta situación también pasa con nosotros... Muchas veces, en nuestras vidas, somos aplastados, pisoteados, se burlan de nosotros, y sentimos que no tenemos importancia. Creemos que no valemos nada. Pero eso no es verdad. Lo que nos hayan hecho o dicho realmente no importa. Jamás perderemos nuestro valor. Estemos sucios o limpios, aplastados o enteros, gordos o flacos, feos o guapos, ricos o pobres, altos o bajos, ¡nada de eso realmente importa!... ¡Nada de eso altera la importancia que tenemos!... El valor de nuestras vidas no se da por lo que aparentamos ser, sino ¡por lo que somos!...”

2) Para pensar

La persona humana tiene un valor privilegiado sobre toda la creación. Ha sido la única criatura que no solo fue creada a imagen y semejanza de Dios, sino que además Dios la ha invitado a una felicidad eterna. El Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica nos lo afirma en su primera pregunta: ¿Cuál es el designio de Dios para el hombre? Y a continuación responde: “Dios, infinitamente perfecto y bienaventurado en sí mismo, en un designio de pura bondad ha creado libremente al hombre para hacerle partícipe de su vida bienaventurada”.
Y no obstante que el hombre perdió la oportunidad de conseguir esa vida feliz debido a su pecado, Dios Padre no lo abandonó, sino que envió a su Hijo como Redentor y Salvador convocando a todos los hombres en su Iglesia, y haciéndolos hijos suyos de adopción por obra del Espíritu Santo y herederos de su eterna bienaventuranza.

3) Para vivir

Si tenemos claras las respuestas de quiénes somos y adónde vamos nos podremos sostener en medio de las dificultades. Esas respuestas las encontramos en el Magisterio de la Iglesia. Por ello el Papa Benedicto XVI quiso que se tuviera una síntesis fiel y segura del Catecismo de la Iglesia Católica. Lo cual se logró en el Compendio que contiene, de modo conciso, todos los elementos esenciales y fundamentales de la fe de la Iglesia.
Ahora que el Papa ha convocado un Año de la Fe, podríamos proponernos leer el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, en el que se encuentran las respuestas a muchas inquietudes que el hombre se hace hoy en día. Y no solo podrá ayudarnos para alimentar nuestra fe, sino también para poder luz a quien lo necesite.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Una reforma incoherente

No nos olvidemos que es el adicto el destinatario de toda la cadena delictiva, y por lo tanto no es un factor secundario, todo se hace por y para él.

Por Nora Ginzburg

Últimamente se ha tomado conocimiento de un proyecto de ley que propone la despenalización de la tenencia de marihuana para consumo personal. Se basaría, principalmente, en que “se busca priorizar los derechos humanos de segunda generación: primero atender la salud de quien consume y después atacar el narcotráfico”, tal como lo expresara en una ocasión el senador nacional Aníbal Fernández.

Esta postura no encuentra fundamento en el Derecho Constitucional ni en el Derecho Penal.

Por mucho tiempo se intentó sostener que el consumo de drogas en un ámbito íntimo era una mera conducta privada que no podía ser perseguida públicamente pero, de alguna forma, por ser un argumento harto cuestionable, se esgrime ahora  un fundamento distinto.

Acciones Privadas

La Constitución Nacional prevé en su artículo 19 el derecho a la privacidad, es decir que “Las acciones privadas de los hombres que no ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados”.

Pero tener droga, aún para consumo personal, no es un mero proceder privado puesto que para ejecutarlo se pone en marcha todo un mecanismo criminal, que consiste en desplegar cualquiera de las etapas de la operación de sembrar, cultivar, guardar, fabricar, comerciar y suministrar estupefacientes, o plantas o su semilla para producir estos. Para llevarse a cabo un comportamiento reservado de consumo, debe primero conseguirse la semilla, planta o estupefaciente y ello, por regla, de por sí solo configura un delito, ya que estas cosas no caen del techo en el momento en que se desea consumir. Previamente debió, inexorablemente, incursionarse en el campo delictual.

En tal sentido, discrepamos absolutamente por lo decidido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo Arriola, de fecha 25/8/2009.

El artículo 277 inciso 1) apartado c) del Código Penal establece “Será reprimido con prisión de seis (6) meses a tres (3) años el que, tras la comisión de un delito ejecutado por otro, en el que no hubiere participado:…Adquiriere, recibiere u ocultare dinero, cosas o efectos provenientes de un delito”, por lo que el consumidor en algún momento estaría cometiendo alguno de estos hechos típicamente ilícitos para procurarse la substancia en sí o las materias primas para obtenerla. Esta cosa, marihuana, constituye también el objeto de un delito, como podría ser, vgr., un televisor robado.

Si, buscando una evasiva al mandato que surge de esta norma, en el proyecto de ley que se pretende aprobar, se estableciera una excepción al Art. 277 inc. 1), apart. c) para el caso de los estupefacientes, quedaría en evidencia tangible que los actos de consumo tienen una incidencia abierta en toda la sociedad y dejarían de ser privados, porque en ningún caso es necesario que el legislador regule las acciones privadas de los hombres, como se vería obligado a hacerlo en el supuesto de tal salvedad.

Desde otro punto de vista, una excepción de este tipo sería muy desatinada, ya que implicaría una tergiversación de la interpretación de los bienes jurídicos protegidos. Tomando un ejemplo y sin entrar en el análisis del caso concreto, esto es los motivos que originan la priorización de la salud de una persona, parecería que la violación al derecho de propiedad de alguien como, por ejemplo un robo o un hurto, tendría menos jerarquía jurídica que el derecho a la salud de cualquier individuo. Darle preeminencia a la defensa de la salud individual por sobre el derecho de propiedad estaría significando,  en ultimísima instancia, que deberíamos sacrificar nuestros bienes materiales por cualquiera, lo que podría parecer solidario para algunos, pero no se desprende de nuestro sistema constitucional, en el cual la propiedad privada es considerada uno de los valores fundamentales.

Por lo tanto, aún despenalizando la tenencia de marihuana para consumo personal, esa conducta de todos modos constituiría el delito de encubrimiento, como consecuencia de que el objeto marihuana en sí mismo siempre es proveniente de un delito penado por el Derecho Penal. Debería traer aparejado invariablemente la formación de una causa penal en la cual el imputado, en el mejor de los casos, saldría absuelto por aplicación del Artículo 34 inciso 3º, es decir Estado de Necesidad, si pudiera acreditarse dicho estado. Así el proceso debiera ser inevitable, ya sea por tenencia de marihuana o por “encubrimiento”, vía receptación típica, de ésta.

Salud Pública

Pero ahora, como se expresó al inicio, se echa mano a los derechos humanos de segunda generación, de una forma como si fuera incompatible encontrar un equilibrio entre la defensa de la salud y la lucha contra el narcotráfico, pudiendo así realizarse ambos quehaceres sin desmedro de alguno de ellos.

Lo relacionado con la persecución de los estupefacientes está considerado con los “Delitos contra la Salud Pública”. La ley 23.737 (actualizadas por las leyes 26.052 y 26.524), que es la que tipifica los delitos relacionados con aquellos, hace referencia al Código Penal reemplazando y/o incorporando los Arts. 204, 204 bis, 204 ter, 204 quáter y 205 quínquies en el  Capítulo IV,  que lleva aquel nombre y que, a su vez, integra el Título VII, denominado “Delitos contra la Seguridad Pública”

Nuestros tribunales han dicho que la seguridad púbica consiste en el complejo de condiciones garantizadas por el orden público que constituyen la seguridad de la vida, de la integridad personal, de la sanidad, del bienestar y de la propiedad. El bien jurídico tutelado es la seguridad colectiva, que viene dada porque se configuran delitos de peligro, concreto o abstracto que, en todos los casos, ponen en juego aquellos valores en una generalidad indeterminada de personas.

Por su parte, la protección de la salud pública responde a un concepto relativamente reciente dentro de la historia del Derecho, que  ha ido desenvolviéndose a medida de la evolución de la medicina. Implica el reconocimiento del bienestar general como un patrimonio colectivo a preservar y, por otra, la existencia de conductas capaces de poner en riesgo tal bienestar, esto es, los calificados delitos de riesgo.

La defensa de los bienes colectivos fue incorporada en el Artículo 43 de la Constitución Nacional por la reforma de 1994, pero pueden considerarse implícitamente contenidos  desde su origen en el Art. 33 que reconoce otros derechos y garantías no enumerados, pero que nacen del principio de la soberanía del pueblo y de la forma republicana de gobierno.

Los Derechos Humanos son los inherentes a la naturaleza humana, sin los cuales no se puede vivir como ser humano, y el concepto de la Seguridad Pública está íntimamente relacionado con éstos, ya que la obligación fundamental del Estado es su preservación.

Los derechos a la privacidad y a la salud individual encuentran necesariamente un límite en la Seguridad Pública ejercida razonablemente y de acuerdo a las leyes que la regulan. Si esto no fuera así ningún grupo social podría sobrevivir, ya que la Seguridad Pública va más allá de la suma de voluntades individuales, se refiere a lo colectivo. La Seguridad Pública, y con ello la defensa de la Salud Pública, es un derecho natural e inalienable del Estado de Derecho.

Los Derechos Humanos de Segunda Generación, a que se alude, vendrían a constituir, en términos generales, los derechos sociales contemplados en el Art. 14 bis de la Constitución Nacional, entre ellos el derecho a la salud. Este derecho debe necesariamente encontrar su restricción en la Seguridad Pública, cuando determinadas pautas ponen en riesgo la propia supervivencia del conjunto, so pretexto de hacer prevalecer la salud de un individuo determinado, la que puede abordarse adecuadamente sin menoscabar aquella.

El flagelo de las drogas

Ya no desde lo estrictamente jurídico sino de lo fáctico, es decir de los hechos concretos, no encuentra asidero válido y conveniente llevar a cabo semejante reforma. Todas las drogas son un flagelo, y ya muchísimos estragos  han provocado el alcohol, el tabaco y los sicofármacos no prescriptos y/o no controlados, para agregar uno más. El alcohol se conoce de siempre y lo mismo puede decirse del tabaco en el continente americano, primero, y después cuando prendió en el resto del mundo. Con el conocimiento de los trastornos sicológicos y enfermedades mentales, el descubrimiento de sicofármacos  ha sido fructífero para enfrentar estas dolencias y recuperar personas que quedaban prácticamente incapacitadas e, inclusive, debían ser institucionalizadas. Pero, asimismo, su abuso y uso arbitrario produce daños muchas veces irreversibles.

Si no se quiere, o no se puede, luchar adecuadamente contra estas calamidades al punto tal que permanentemente se advierte su aumento, y cada vez a más temprana edad, resulta incomprensible que con tanta liviandad se libere una nueva y más potente droga.

La marihuana ha dejado de ser una “droga blanda”, como lo era en la década del ochenta, cuando contenía de un 0,7 a 1% de su principio activo el THC (Tetra Hidro Cannabinol). Por ese entonces, en algunos países se habían habilitado lugares especialmente para consumirla, a fin de luchar contra estupefacientes más peligrosos, como la heroína. En esos mismos sitios, en la actualidad, no sólo se ha prohibido su consumo por parte de extranjeros a fin de minimizar su uso, sino que ha comenzado una revisión de esta situación, desaconsejando los especialistas que en estos tiempos otros estados copien este modelo y despenalicen las drogas.

La justificación es que con la marihuana transgénica el principio activo mencionado se ha multiplicado y está en el orden del 12%, pudiendo llegar, inclusive, al 22%. En estas condiciones, el alcaloide de la marihuana produce la misma adicción que las hasta ahora llamadas drogas duras.

No existe motivo suficiente para despenalizar la marihuana y no otras de las demás drogas, y esto acarreará, como se ha pronosticado, la promoción de acciones judiciales para lograr su equiparación, pues desde el punto de visto científico no es difícil la comprobación de que hoy todas ellas, más tarde o temprano, poseen potencialmente la misma capacidad de provocar adicción y producen gravísimos efectos físicos y síquicos.

Más aún, descontado el resultado nocivo de todas, el efecto inmediato de algunas puede ser, inclusive, menos riesgoso que el de la marihuana. La marihuana produce una reacción de relajamiento, generalmente agradable, ya que profundiza el estado de ánimo que tiene la persona al momento de ingerirla; usualmente, provoca risa incontrolada y la sensación de no sentir las rodillas y estar volando. La imaginación se despierta, pero se interrumpe la concentración y la memoria. Hay un deterioro del entendimiento y la coordinación, especialmente cuando se realizan tareas peligrosas. A fin de comparar, algunas personas expresan que se encuentran en un estado parecido a como si hubieran ingerido mucha cantidad de bebida alcohólica, esto quiere decir, sin dudas, alejadas de la realidad. Por el contrario, las anfetaminas producen en el sujeto un estado de alerta y sensación de poderío, mayor energía y vitalidad. La cocaína, en forma comparable a las anfetaminas, es un estimulante que aumenta la autoestima y confianza en uno mismo.

Cuando se analicen estrictamente todas estas substancias y se conozcan  sus resultados negativos, es decir de una u otra forma, además de las graves secuelas físicas, causan la alteración de la conciencia y la adicción, no habrá razón valedera para evitar su equiparación.

Por lo demás, es un verdadero despropósito despenalizar drogas, lo que llevaría ineludiblemente a su mayor producción, y por el otro perseguir ésta. Ante la  situación de despenalización de la tenencia de drogas para consumo, resultaría paradójicamente más “beneficiosa” la desincriminación de los estupefacientes en su totalidad, convirtiéndolos en una empresa regular, poniendo fin así de esta forma a una organización criminal que sólo beneficia al grupo de los que lucran con ella, y sumar toda esta actividad de muerte a aquellas que ya lo hacen respecto del estado mediante el pago de impuestos. Pero, en definitiva, cualquiera de estas alternativas implica un  auténtico absurdo, sobre todo cuando las estadísticas confiables indican indiscutidamente el aumento alarmante de su empleo.
Consecuencias y excepciones

Es ridículo sostener que primero se va a atender la salud y después atacar el narcotráfico, porque mientras se cura a los enfermos afectados por los estupefacientes, aquél y el consumo mismo aumentarán exponencialmente como resultante de haber derogado la prohibición. No nos olvidemos que es el adicto el destinatario de toda la cadena delictiva, y por lo tanto no es un factor secundario, todo se hace por y para él.

Permanentemente se realizan comparaciones disparatadas respecto de diferentes situaciones jurídicas del pasado que nada tienen en común con la cuestión de las drogas. No estamos sosteniendo que al despenalizar la droga se esté llamando a consumirla. Simplemente decimos que lo que no está prohibido está permitido y no hay razón para que, del mismo modo en que se utilizan otras substancias dañinas lícitas, se eche mano a la marihuana. El artículo 19, segunda parte de la Constitución Nacional establece “Ningún habitante de la Nación, será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe”. Ergo, es razonable sostener que al estar autorizada se incrementará su uso como sucede con todas las cosas.

Si hacemos una encuesta entre los fumadores, podremos advertir claramente que si los cigarrillos no se hubieran comprado en los quioscos la mayoría no hubiera fumado. No iban a procurarse tabaco de manera ilegítima, ya sea porque no se les hubiera ocurrido, tal como no lo hacen hoy en día con las sustancias que se encuentran vedadas por  ley y, además, porque muchas personas no llevarían a cabo acciones ilegales. En el caso de la marihuana, más allá de que es prohibida su venta y/o distribución y por ende es más dificultosa su obtención que la un cigarrillo, pensemos que quien la busca no corre riesgo alguno, lo que la hace  accesible y posibilita el aumento de su consumo.

Hay que conocer la problemática en profundidad para saber que muchos padres de jóvenes adictos a los estupefacientes, que no poseen recursos económicos para enfrentar adecuadamente semejante situación, están tan desesperados y no encuentran salida, que hasta querrían que sus hijos fueran sometidos a proceso para verse obligados a llevar a cabo un tratamiento, en la ilusión de que este sea un camino para la cura. Piden a los gritos ayuda y el Estado es incapaz de proporcionársela. Mientras aquellos quedan inermes presenciando la destrucción de sus hijos otros, esbozando soluciones estrafalarias, proponen con absoluta ligereza la liberalización.

Porque además, aún en el supuesto de que los imputados cumplan  con la medida de seguridad curativa y fueran absueltos, si reinciden, algo siempre latente en las adicciones, no hay casi lugares gratuitos adonde puedan recurrir para llevar a cabo un nuevo tratamiento que efectivamente los conduzca a la desintoxicación y rehabilitación. Mal podemos luchar contra el azote de la droga si no establecemos las medidas preventivas  para evitarlas y sanitarias para la recuperación del dependiente.

No puede afirmarse igualmente, con alguna lógica jurídica, que una conducta ilícita deje de serlo porque, supuestamente, la ley que la tipifica no produjo los efectos esperados. La conducta en sí misma, en este tema, atenta contra un bien jurídico protegido, como es la salud pública, con independencia de su éxito en lograr la reducción de aquella. De la misma forma podría aseverarse mañana que podría suprimirse tal o cual norma penal porque no trajo como consecuencia evitar los hechos que reprime, lo que resulta irracional.

Si jueces de determinada localidad han dictado, quizá con alguna precipitación, sentencias condenatorias y ordenado la cárcel de tenedores de droga que no han cumplimentado el tratamiento previsto en la ley 23.737, esto no se subsana con la no punición de estas conductas, las que siempre terminan afectando a toda la comunidad.

Siendo Diputada Nacional presentamos el proyecto de ley Nº 6409-D-2008, obligando al Estado Nacional a integrar su planta de personal con un 3% de condenados, proyecto que durmió en un cajón, como tantos otros, y que en la actualidad ha perdido estado parlamentario. He aquí un comienzo de solución. Habría que esforzarse en encontrar otras para que no se produzca ni la estigmatización de los condenados ni un grave perjuicio para todo el tejido social con la propagación de los estupefacientes. Esto no va a conseguirse tomando el atajo más fácil como lo es el proyecto de ley que cuestionamos.

No hay ningún impedimento en atender la salud y atacar el narcotráfico al mismo tiempo, ya que ambos pueden ejecutarse sin dependencia alguna En términos generales, para lo primero se necesita profesionales de la salud preparados en estos temas, planes apropiados y sitios de internación  o tratamiento ambulatorio aptos. Para enfrentar lo segundo se requiere elementos de tecnología avanzada y radarización de  las fronteras,  personal capacitado de las Fuerzas de Seguridad y mayor cantidad de pertrechos. Ninguno de los dos quehaceres se lleva a cabo ni en el mismo lugar ni con iguales personas. Pero en ambos para poder vencer se requiere recursos económicos y decisión política. En estos dos factores, principalmente, radica la estrategia para la lucha contra todo lo atinente a las drogas.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

martes, 26 de junio de 2012

Los hábitos necesarios para vivir 100 años

Un estudio sobre personas centenarias y adultos mayores llevó a la conclusión de que hábitos como el buen dormir y comer favorecen una vida más larga.

Si bien la genética tiene una incidencia alta, los hábitos que cada uno elige son de gran influencia a la hora de pensar en los años por vivir de una persona.

Una investigación de United Healthcare observó la forma de vida de centenarios y personas que tienen entre 55 y 67 años (nacidos al final de la Segunda Guerra y hasta 1960) para conocer los "secretos del éxito del envejecimiento" y evaluar si los más jóvenes están tomando las medidas necesarias para celebrar su cumpleaños número 100.

A finales de 2010, Estados Unidos contaba con unos 72.000 centenarios, de acuerdo con la Oficina del Censo. Para 2050, ese número se espera que alcance más de 600.000.

¿Cuáles son los hábitos que personas centenarias han experimentado?

1- Dormir 8 horas diarias.
2- Ocho de cada diez admitieron consumir una comida equilibrada de manera regular.
3- Ejercicio regular.
4- Actividad espiritual.
5- Actividad social: amigos, familia, los afectos con frecuencia.

Los mayores que nacieron antes de 1960 han mostrado hábitos parecidos, aunque reconocen que el consumo de comida equilibrada es menor al de sus antecesores, así como dormir menos (sólo 38% admitió que consigue dormir 8 horas diarias).

Los hábitos saludables no sólo se vinculan con la dieta y las horas de sueño, también la actividad espiritual y afectiva aparece como un elemento relevante de la vida de los que están disfrutando de su vejez o en la última etapa laboral de su vida.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Así buscó Hitler el Santo Grial en España

La Ahnenerbe, sección ocultista de las SS nazis, siguió el rastro en nuestro país del Arca de la Alianza y el Cáliz de Cristo, «armas» que harían invencible al Tercer Reich, explica Guillermo Llona en el diario ABC, en un interesante artículo de Hemeroteca que reproducimos a continuación.

Las investigaciones que llevó a cabo la Ahnenerbe recuerdan al guión de alguna de las películas protagonizadas por Indiana Jones. La «secta» paracientífica creada por Heinrich Himmler recorrió el mundo en busca del origen del pueblo ario, de pruebas de su superioridad racial y de «objetos de poder» que le permitiesen dominar el planeta. La organización ocultista también estuvo en España. Los nazis creyeron que en nuestro país podrían encontrar alguna pista de esos preciados tesoros que los iban a hacer invencibles.

La Deutsches Ahnenerbe, o «Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana», fue una organización integrada en las SS como sección antropológica y arqueológica que investigó los orígenes misteriosos de la «raza aria». Liderada por el «reichführer» Heinrich Himmler, y dirigida por el coronel Wolfram von Sievers, convirtió el castillo de Wewelsburg, en Westfalia, en su cuartel general y destino de las reliquias que recogía por todo el mundo.

La Lanza y la Piedra

Según cuenta Janire Rámila en La Ahnenerbe y la búsqueda de reliquias, la sección esotérica de las SS quiso robar de la abadía de Westminster la Piedra de Scone sobre la que se coronan los reyes de Inglaterra y que, creían los nazis, fue sobre la que Jacob se recostó antes de soñar con la escalera que llevaba a Dios. Pero el Tercer Reich no consiguió hacerse con esa «poderosa arma».

La Ahnenerbe tuvo también entre sus objetivos la Lanza del Destino, con la que el centurión romano Cayo Casio Longinos hirió en el costado a Cristo. Existían cuatro lanzas, pero los nazis creían que la que se encontraba en el Museo Hofburg de Viena era la auténtica. Cuando el Tercer Reich se anexionó Austria, la pieza pasó a manos de Adolf Hitler. Se suponía que otorgaba la victoria por siempre a su poseedor, y la derrota y muerte a quien la perdiera. Horas antes de que el «führer» se suicidase en su búnker berlinés, soldados estadounidenses habían logrado hacerse con la Lanza de Longinos o del Destino. Sobre la autenticidad de la pieza que robó Hitler no hay duda. Los análisis efectuados en 2003 revelaron que la hoja de la lanza es de los siglos VII u VIII.

Himmler contra el padre Ripol

De entre todos los «objetos de poder» que buscó la Ahnenerbe, la pieza más codiciada por la sección ocultista de las SS era el Santo Grial, que utilizó Jesús en la última Cena y que recogió su sangre cuando moría crucificado. Se supone que José de Arimatea lo llevó a Europa, y que los cátaros fueron los últimos en guardarlo en el Languedoc francés.

Allí, en las ruinas de Montsegur, lo buscó infructuosamente uno de los miembros más destacados de la Ahnenerbe, el ocultista Otto Rahn. Tras el fracaso de este gurú del esoterismo nazi, Himmler visitó el monasterio de Montserrat y preguntó por el Cáliz. Como señala Rámila, el «reichführer» quiso visitar los pasadizos subterráneos de la montaña, muy cercana a Montsegur, pero el padre Ripol, que hacía de anfitrión, rechazó la solicitud.

Miguel G. Aracil cuenta en Himmler en Montserrat: en busca del Grial que el líder de las SS exigió ver todos los documentos del monasterio que estuviesen relacionados con el Cáliz. Ante la negativa del padre Ripol, Himmler gritó: «Todo el mundo en Alemania sabe que el Grial está en Montserrat».

Aracil cuenta también que el «reichführer» se negó a besar la imagen de la Virgen negra de Montserrat, la Moreneta, y demostró su ignorancia cuando «mientras visitaba el museo del monasterio, al ver unos restos de un hombre íbero de grandes dimensiones, aventuró que se trataba sin duda de un guerrero nórdico. Cuando el padre Ripol le explicó que era un íbero, no un nórdico, el nazi aseguró enojado que los íberos eran oriundos del norte de Europa».

Nazis en Toledo

Según cuenta Janire Rámila en Operación Trompetas de Jericó, otro de los tesoros que ambicionó la Ahnenerbe fue el Arca de la Alianza. Su búsqueda llevó a la sección arqueológica de las SS hasta España. Según las Sagradas Escrituras, Dios ordenó a Moisés construir un arca como símbolo de la Alianza entre Él y el pueblo de Israel. Los judíos la construyeron y guardaron en su interior las Tablas con los Diez Mandamientos, la vara de Aarón y maná en un jarrón dorado.

Se trataba de un arma poderosa, pues tocarla provocaba la muerte, y poseerla otorgaba la victoria. Con ella, 40.000 hebreos marcharon durante siete días alrededor de la ciudad de Jericó, el séptimo día los sacerdotes tocaron sus trompetas y la muralla de la ciudad se derrumbó.

Pero a los nazis de la Ahnenerbe se les presentaría un problema en caso de encontrar el Arca. Según la tradición hebrea, sólo un gran rabino judío podría abrirla sin morir, porque para ello era necesario conocer el verdadero nombre de Dios. Únicamente mediante la cabalística, o ciencia que persigue la comprensión de lo divino a través de los números y las letras, podrían los nazis conocer el nombre de Dios y abrir el Arca.

La Ahnenerbe buscó un cabalista judío, y lo encontró en Auschwitz. El cabalista, que no quería volver al campo de exterminio, se calló el hecho de que según la tradición, tras la muerte de Jesús en la cruz y el posterior desgarro del velo del Templo de Jerusalén, el pacto entre Dios e Israel se rompió, y el Arca perdió su poder.

Rámila asegura que el cabalista dirigió a la Ahnenerbe hasta la comunidad judía de Toledo. Allí los nazis debieron encontrar alguna pista del Arca, porque poco después el almirante Wilhelm Canaris, máximo responsable del espionaje de la Wehrmacht, decidió dirigirse al madrileño Museo Arqueológico Nacional, donde creía que podría encontrar el Arca entre una colección de piezas del Antiguo Egipto supuestamente recopiladas por una logia masónica. Sin duda los nazis no lograron hacerse con este potente «arma», porque perdieron la guerra.

Las expediciones al Tíbet y Sudamérica

Algunas teorías de los racistas nazis sostenían que el Tíbet pudo ser la cuna del pueblo ario. Según cuenta Heather Pringle en El plan maestro: arqueología fantástica al servicio del régimen nazi, «los investigadores raciales afirmaban que los ancestros de Alemania conquistaron Asia en el pasado remoto, dando lugar a una poderosa clase dominante de cabellos rubios».

La sección arqueológica de las SS envió una expedición al Tíbet dirigida por el biólogo Ernst Schäfer. Según Pringle, el investigador racial Bruno Beger, encargado de la parte más esotérica de la misión, midió los cráneos de 376 personas y sacó moldes de las cabezas y rostros de 17. El equipo de Schäfer llevó también a Alemania numerosos volúmenes de textos sagrados tibetanos. La Orden Negra, organización paralela a la sección ocultista de las SS, estaba interesada en los rituales de los lamas para contactar con los «seres superiores».

Los nazis de Ahnenerbe también se interesaron por Sudamérica. Heather Pringle cuenta en su obra que el ocultista «Edmund Kiss creía que la antigua capital andina de Tiwanaku era creación de unos colonos nórdicos que habían llegado a Bolivia por mar hacía más de un millón de años […] Convenció a Himmler de que le enviara en una expedición de veinte hombres a Bolivia, un plan que sólo se vería frustrado por el inicio de la guerra». Según Rámila, un comando de la sección esotérica de las SS, al mando de Karl-Maria Wiligut, viajó a Sudamérica a fin de hacerse con distintos «objetos de poder», como el Martillo de Wotan o las misteriosas calaveras de cristal precolombinas.

Crímenes contra la Humanidad

José Gregorio González recoge en Arqueología «fantástica» estas palabras de Bruno Beger, miembro del equipo que la Ahnenerbe envió al Tíbet: «Soy de la opinión de que el completo exterminio de los judíos en Europa, y fuera de ella, en todo el mundo si es posible, no supondrá que los elementos espirituales del judaísmo, con los que nos encontramos a cada paso, sean plenamente erradicados. De este hecho se deriva el importante papel de la investigación de las almas raciales».

Ahnenerbe no fue sólo una organización elitista de «arqueólogos» y «antropólogos» al servicio del ocultismo nazi. También surtió de seres humanos a la experimentación médica del Tercer Reich. En la entrevista que hizo González a Heather Pringle, la investigadora habla sobre las atrocidades médicas patrocinadas por la sección de las SS: «August Hirt y Bruno Beger seleccionaron prisioneros judíos para la “colección de esqueletos”. Hirt también los expuso a gas mostaza». La Ahnenerbe inoculó la vacuna del tifus a personas sanas, y también experimentó con gas fosgeno.

Tras el «Proceso de los doctores» de los juicios de Nuremberg, Wolfram von Sievers, director de la Ahnenerbe, fue el único miembro de la sección ocultista de las SS condenado a muerte y ajusticiado por su participación en el suministro de seres humanos a los experimentos médicos que se realizaron en los campos de concentración del Tercer Reich.

Los intentos de los nazis por descubrir la esencia aria viajando por todo el mundo y experimentando con seres humanos no dieron fruto alguno. Tampoco pudieron determinar qué era la «raza judía». Pringle afirma que «los investigadores alemanes fueron incapaces de definir científicamente a la raza judía, que no era más que un constructo ficticio. Un estudio revelaba que el 11 por ciento de los niños judíos eran rubios y de ojos azules».

Himmler y Hitler, algunas diferencias

En el gran mitin del partido nazi en septiembre de 1936, Adolf Hitler dirigió contra el primer presidente de la Ahnenerbe, Herman Wirth, las siguientes palabras: «Nosotros no tenemos nada que ver con esos elementos que sólo entienden el nacionalismo en términos de habladurías y sagas y que, en consecuencia, lo confunden demasiado fácilmente con vagas frases nórdicas, y que ahora están iniciando una investigación basándose en una mítica cultura atlante».

Himmler no pensaba igual. Sobre el «reichführer», Heather Pringle afirma: «Himmler quería librar a la Alemania nazi del catolicismo. Para conseguirlo cultivó de forma muy especial una gran amistad con Karl-Maria Wiligut, un excoronel del Ejército Imperial de Austria y antiguo paciente psiquiátrico que a sus 67 años afirmaba ser descendiente del dios nórdico Thor y poseer conocimientos secretos de las antiguas tribus germánicas».

Infories

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

Identifican donde se origina el amor

La ira, el miedo o el placer son emociones humanas que se sabe dónde se originan neurológicamente, sin embargo, el amor representaba un misterio, debido a la complejidad y abstracción de este sentimiento, que involucra a muchas áreas del cerebro.

Investigadores de la Universidad de Concordia, Canadá, encontró el sitio exacto de donde surge este sentimiento que experimentamos cuando estamos enamorados. El cual está vinculado con la misma zona donde se origina el deseo sexual, aunque están separados, y con la adicción a la drogas.

El estudio, en el que también participaron neurocientíficos de la Universidad de Sycaruse y Virginia, EU, revisó 20 investigaciones donde se analizaban la actividad cerebral del amor y el deseo sexual, de acuerdo al portal BBC MUNDO.

En ellos participantes eran sometidos a escáneres de resonancia magnética funcional para observar su actividad cerebral cuando observaban imágenes eróticas o la fotografía de la persona de la que estaban enamorados.

La ínsula, en la corteza cerebral, y el núcleo estriado, localizado en el cerebro anterior, resaltaron como responsables del deseo sexual y el amor.

El núcleo estriado era activado en diferentes áreas por el amor y el deseo sexual, la zona relacionada con este último también respondía a otros sentimientos placenteros.

Pero el área involucrada en el amor era mucho más compleja de lo esperado, ya que funciona cuando existe un valor inherente.

Esta misma zona se asoció a la adicción de las drogas. Para los investigadores esto tiene sentido ya que el amor funciona del mismo modo que cuando la gente es adicta a alguna sustancia.

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com

viernes, 22 de junio de 2012

Nuestra pobreza se torna riqueza por la comunión de Cristo


La Iglesia proclama hoy una vez más la fe en la presencia real de Jesús bajo las especies eucarísticas de pan y vino.

Por el Padre Ricardo B. Mazza

Antes de partir al Padre, Jesús les dice a sus apóstoles “Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo”. Este “estar” del Señor se da no sólo en medio de nosotros como comunidad de creyentes, o cuando dos o tres se unen para orar, sino  de una manera particular en este sacramento.

Se trata de un misterio tan grande de la presencia del Señor entre nosotros, que sólo por la fe podemos tener acceso a él.

De hecho, a lo largo de la historia de la Iglesia abundaron las dudas entre los fieles, incluso sacerdotes, sobre cómo era posible este cambio sustancial del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre del Cordero que quita los pecados del mundo por medio de su ofrenda sacrificial al Padre.

La respuesta del Señor ante esta debilidad del hombre, tan limitado en su conocimiento, se concretó en muchos signos, todos ellos documentados, que probaban su presencia real. Me refiero a los llamados milagros eucarísticos.

La carta a los hebreos (9, 11-15) que acabamos de proclamar es muy gráfica en sus expresiones en el sentido que los ritos de la aspersión con la sangre de las víctimas sacrificadas  en el Antiguo Testamento no hacían más que conceder una purificación exterior que apuntaba a una realidad más profunda, anunciada pero todavía no realizada.

Por eso continúa “¡Cuánto más la sangre de Cristo que por obra del Espíritu eterno se ofreció sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de las obras  que llevan a la muerte, para  permitirnos tributar culto al Dios viviente!”

En efecto, el ritual del Antiguo Testamento cuando Moisés (Éxodo 24, 3-8) rocía al pueblo con la sangre de las víctimas ofrecidas, da lugar a un tiempo futuro totalmente distinto, el ser rociado con la sangre de Cristo, aquél que muriendo en la cruz nos redime del pecado y de toda esclavitud para transformarnos nuevamente en hijos del Padre.

La carta a los hebreos sigue insistiendo en que Cristo ingresa a un santuario nuevo, -por la acción de su sangre derramada en sacrificio- el de la eternidad, y detrás de Él, como su cortejo, los que purificados por su sacrificio respondan al amor recibido con una entrega total de sus personas y vidas. 

Prosigue el texto afirmando que “Cristo es Mediador de una Nueva Alianza entre Dios y los hombres”. Mediador o pontífice –puente-  que une ambos extremos de una relación, y ofreciéndose como víctima por nuestros pecados hace posible que el hombre pueda llamar nuevamente “Abba” al Padre del cielo, y seamos nosotros constituidos en sus hijos predilectos, y herederos de la Vida eterna.

Pero además hemos de caer en la cuenta, que Cristo por la Eucaristía, quiere estar con cada uno para enriquecernos.

Pues bien, la Providencia ha querido que hoy, fiesta del Corpus,  se realice en todo el país la colecta anual de Caritas, cuyo lema mediático es “pobreza cero, vida digna para todos”.

Estamos en el mundo empobrecidos a causa del pecado. En el orden temporal porque el egoísmo del hombre sumerge en la miseria a muchos de sus hermanos, y en el orden espiritual porque la ausencia de Cristo en nuestra alma, a causa del peor de los males el pecado, nos encuentra despojados de la gracia, principio de la vida eterna.

Ahora bien, la pobreza material puede subsanarse si el hombre abre su corazón y su mano a la solidaridad para con sus hermanos, mientras que la pobreza espiritual sólo encuentra remedio con Cristo Eucaristía como alimento para la vida del mundo.

La pobreza del alma comienza a sanarse por el sacramento del perdón por el que somos reconciliados con Dios, y se prolonga en la Eucaristía, pan vivo bajado del cielo.

En el reencuentro con Cristo se va gestando una nueva existencia en la que, siendo pobres nos hacemos ricos, a la inversa de lo que aconteció con Cristo que siendo rico se hizo pobre por nosotros.

La pobreza nuestra asumida por el Hijo de Dios al hacerse hombre, se transforma en la riqueza que brota de la vida en Cristo nutrida y crecida en la Eucaristía.

A pesar de conocer esto, muchas veces nos preocupa más en lo cotidiano la pobreza material, y a veces no le prestamos atención a la carencia  espiritual, siendo que es el encuentro con Jesús lo que le da verdadero sentido a nuestra vida.

El Señor viene en este sacramento a colmar nuestras carencias más profundas, sepamos esforzarnos cotidianamente para hacernos merecedores de ser templos de su gracia, ya que Él nos dice siempre “Aquí estoy para el bien tuyo”.

En el evangelio (Mc. 14,12-16.22-25) nos dice Jesús:   “Les aseguro no beberé más del fruto de la vid hasta el día en que  beba   el vino nuevo en el reino de Dios”.

Ojala cada uno de nosotros pueda beber el vino nuevo en el reino de Dios, purificados por la sangre de Cristo, redimidos por el Señor, unidos más y más a quien nos convoca a la acción transformante de su gracia.

Padre Ricardo B. Mazza. Cura párroco de la parroquia “San Juan Bautista”, en Santa Fe de la Vera Cruz. Argentina. Homilía en la solemnidad del Corpus Christi. Ciclo “B”. 10 de junio de 2012. ribamazza@gmail.com; http://ricardomazza.blogspot.com

Escríbanos a ed.dia7@gmail.com