martes, 30 de mayo de 2017

LIQUIDAREMOS A LOS PRIMATES EN LOS PRÓXIMOS 50 AÑOS



“Las prácticas agrícolas están destruyendo el hábitat vital del 76% de todas las especies de primates en el planeta", explican los investigadores 

Lemúridos, lorísidos, galágidos, társidos,monos y simios no solo son nuestros parientes biológicos más cercanos, sino que también ofrecen una visión única de la biología, el comportamiento y la evolución humana. Pero a pesar de nuestra cercanía, estos primates no corren la misma suerte que el ser humano. 

“Las prácticas agrícolas están destruyendo el hábitat vital del 76% de todas las especies de primates en el planeta", explica el investigador.

El 60% de las más de 500 especies de primates no humanos que existen en el mundo está amenazado y el 75% tiene poblaciones en claro declive. Así lo confirma un equipo de 31 primatólogos en el mayor análisis realizado hasta el momento sobre la situación, las amenazas y los esfuerzos de conservación de estos animales. 

La revisión –publicada en Science Advancesy que combina datos de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, artículos científicos y bases de datos de Naciones Unidas, apunta a las crecientes presiones a escala local, regional y global que el ser humano ejerce sobre estos mamíferos en América del Sur, África, Madagascar y Asia como la principal razón de su delicada situación. 

Según el trabajo, estas amenazas resultarán en una extinción global de cerca del 75% de las especies en los próximos 25-50 años

“Para muchas de estas criaturas es realmente su última hora”, confiesa Paul Garber, coautor de la evaluación y profesor de Antropología de la Universidad de Illinois (EE UU). 


La situación del orangután de Sumatra, que ha perdido el 60% de su hábitat entre 1985 y 2007, es claro ejemplo de ello. “Muchas especies de lémures, monos y simios –como el lémur de cola anillada, el colobo rojo de Udzungwa, el langur negro de nariz chata, el langur de cabeza blanca y el gorila oriental de llanura– tienen poblaciones de pocos miles de individuos y, en el caso de otros, como el gibón de Hainan en China, solo quedan unos 30 ejemplares”, añade el científico, que ha colaborado con otros centros de investigación como la Universidad Nacional Autónoma de México. 

La agricultura acecha a los primates 

La rápida y extensa pérdida de hábitat debido a la expansión de la agricultura industrial, la ganadería, la explotación petrolera y minera y la construcción de presas y carreteras para extraer recursos son las principales amenazas de estos animales. 

Pero se unen otras, como la caza de estos primates o el tráfico ilegal de miles de ejemplares que se convierten en mascotas

De todas las amenazas, la agricultura es la que genera las peores consecuencias. “Las prácticas agrícolas están destruyendo el hábitat vital del 76% de todas las especies de primates en el planeta", explica el investigador, que detalla que la producción de aceite de palma, soja y caucho, así como la tala y la ganadería están destruyendo millones de hectáreas de bosque. 

Los expertos piden una acción urgente a escala regional y global para proteger a las poblaciones de primates silvestres que se encuentran en peligro de extinción.

“Estos mamíferos se aferran a los bosques de China, Madagascar, Indonesia, Tanzania y República Democrática del Congo y, a menos que la conservación se convierta en una prioridad global, muchas de las especies de primates desaparecerán en los próximos 25 años”, continúa Garber. 

Una extinción evitable 

Por todas estas razones, los expertos piden una acción urgente a escala regional y global para proteger a las poblaciones de primates silvestres que se encuentran en peligro de extinción por la acción humana, sobre todo en países como Brasil, Indonesia, Madagascar y la República Democrática del Congo, que albergan dos tercios de todas las especies de primates. 

Dado que la mayoría de los primates vive en regiones donde las poblaciones humanas tienen tasas de crecimiento de cerca del 3% al año y se caracterizan por altos niveles de pobreza y desigualdad, los científicos proponen iniciativas dirigidas también a mejorar la salud, el control de natalidad, el acceso a la educación de las personas y el desarrollo de proyectos sostenibles. 

“Abordar la pobreza local y facilitar el crecimiento demográfico es un componente necesario de la conservación de los primates. Construir economías basadas en la preservación de los bosques y sus habitantes y ampliar las oportunidades educativas para las mujeres sería el comienzo para dirigir algunas de las mayores amenazas de estos animales”, expone Garber. 

“Tenemos una última oportunidad para reducir o incluso eliminar las amenazas humanas hacia los primates y sus hábitats, para orientar los esfuerzos de conservación y aumentar la concienciación. Después de todo, los primates son nuestros parientes biológicos más cercanos”, concluyen los investigadores. 

Referencia bibliográfica: Alejandro Estrada et al. “Impending extinction crisis of the world’s primates: Why primates matter”.Science Advances2017;3: e1600946

EcoNoticias


ENTREGAN II PREMIO EUROPEO "UN HÉROE DE LA VIDA" AL MÉDICO ESTADOUNIDENSE JOHN BRUCHALSKI




· El doctor John Bruchalski promovía y proporcionaba métodos anticonceptivos y abortos. También fue uno de los promotores del uso del concepto falso de ‘pre-embrión’. Ahora dirige uno de los centros más respetuosos con la vida de Estados Unidos.

· Dr. Bruchalski: “A los médicos que siguen practicando abortos les preguntaría si creen que poner fin a una vida ayuda a la madre. Es muy duro para una madre no preocuparse por su hijo, y les preguntaría si de verdad piensan que el aborto es la mejor respuesta; si no creen que hay mejores soluciones; y, si les interesa, que se pongan en contacto conmigo”.

Tras la celebración del II Foro Europeo One Of Us, en Budapest este 27 de mayo, tuvo lugar una gala en la que se entregó el II Premio Europeo One of Us ’Un héroe de la vida’, que en esta edición ha recaído sobre el doctor americano John Bruchalski, médico ex abortista, que actualmente dirige una de lo centro médicos defensores de la vida en Estados Unidos, el Tepeyac Family Centre.

Durante el acto, el Dr. Bruchalski señaló que cuando recibió la noticia de que había sido premiado por One Of Us “me quedé impresionado, es “incómodo” recibir un premio que honra el hecho de que no mate a vidas inocentes, que no mate a otros miembros de mi familia de todos los seres humanos, así que me parece curioso que me den este premio. No creo que me lo merezca, pero me siento honrado”.

El Dr. Bruchalski promovía y proporcionaba métodos anticonceptivos y abortos. También fue uno de los promotores del uso del concepto falso de ‘pre-embrión’. Pero tenía un sentimiento profundo de que aquello que hacía no era bueno: "No veía felicidad ni alegría en mi clínica. Cuantos más abortos y más anticonceptivos, más relaciones rotas, más infecciones, más destrucción, más amargura"

Escuchar el testimonio del profesor Jérôme Lejeune en Maryville, Estado Unidos, durante el juicio del caso del matrimonio Davies (1989), que, tras su divorcio, se reclamaban uno a la otra la custodia de unos embriones congelados, y en el que Lejeune desmontó el concepto de ‘pre-embrión’, le llevó a cambiar radicalmente sus planteamientos. 

Posteriormente, creó el Centro Familiar Tepeyac, uno de los centros médicos respetuosos con la vida más independientes del país, donde el equipo del Dr. Bruchalski ofrece un refugio seguro para las mujeres ante embarazos con dificultades, difundiendo la esperanza a través de un auténtico cuidado de su salud que respeta los procesos naturales del cuerpo de la mujer y el derecho a la vida del feto.

Ahora, dirigiéndose al personal sanitario de todo el mundo que sigue practicando abortos, Jonh Bruchalski dice: “Les preguntaría si creen que poner fin a una vida ayuda a la madre. Es muy duro para una madre no preocuparse por su hijo, y le preguntaría si de verdad piensa que el aborto es la mejor respuesta, si no cree que hay mejores soluciones, y si les interesa, que se pongan en contacto conmigo”.

Y ante la pregunta de cómo la sociedad puede comprometerse y ayudar a las madres para que puedan tener a sus hijos Bruchalski dice: “Terminar la vida de un niño no nacido puede parecer a primera vista fácil, conveniente y efectivo, pero en relación al daño que se produce, no tenemos que pensar en términos económicos o políticos, sino en términos humanos. Estamos en el mundo para ayudarnos los unos a los otros, para caminar juntos en las dificultades y comprometernos en todos los aspectos, ya sea en proporcionar vivienda, sanidad… En este mundo la única respuesta que verdaderamente marca la diferencia es mostrar compasión. Por ello, estés donde estés, hagas lo que hagas, has de saber que siempre hay alguna forma de ayudar, no sólo matar al niño, porque esa no es la respuesta, la respuesta es mostrar que en las crisis siempre hay un camino donde no tienes que sentirte culpable. Lo sé como alguien que en el pasado práctico abortos, y pacientes que se han sometido a ellos lo que se siente: vergüenza, silencio… No es algo que la gente celebre, porque no se puede celebrar. Por ello, preocúpate de los demás y ayuda de la forma que puedas a las mujeres que veas en dificultades en su embarazo”.


viernes, 26 de mayo de 2017

DIRECTIVOS DE PLANNED PARENTHOOD BROMEAN SOBRE COMO DESPEDAZAN A LOS BEBÉS


Un nuevo vi
deo recoge diversas entrevistas grabadas de forma encubierta a directivos de Planned Parenthood bromeando sobre cómo despedazan bebés y admitiendo que la venta de órganos tras los abortos les resulta rentable.

El vídeo, parte del trabajo de investigación realizado por el Center for Medical Progress (CMP, Centro para el Progreso Médico), recoge declaraciones y ponencias realizadas durante uno de los encuentros anuales que realiza, secretamente, la Federación Nacional del Aborto de Estados Unidos (NAF, por sus siglas en inglés). Cerca del 50% de miembros y directivos de NAF pertenecen a Planned Parenthood.

La Dra. Lisa Harris, Directora Médica de Planned Parenthood de Michigan, es la primera en aparecer en el video, admitiendo que «nuestras historias realmente no tienen un lugar en mucho del discurso y retórica pro-choice (pro aborto), ¿correcto?».

«Las cabezas que se atoran y no podemos sacar», mencionó Harris, provocando risas entre los asistentes al evento.

Historias como esa, dijo la Dra. Harris, «son todas partes de nuestra experiencia. Pero no hay un buen lugar real para que nosotros las compartamos».

Un ojo en el regazo

Más adelante, la Dra. Uta Landy, Fundadora del Consorcio de Proveedores de Aborto (CAPS), de Planned Parenthood Federation of America, provocó las risas del auditorio al recordar una ocasión en la que «un ojo cayó en mi regazo. Eso es asqueroso».

La Dra. Susan Robinson, que realiza abortos en la clínica de Planned Parenthood Mar Monte, en California, dijo en el video que «el feto es un objeto pequeño resistente, y desarmarlo, me refiero, desarmarlo el primer día es muy difícil».

Por su parte, la Dra. Deborah Nucatola, Directora Senior de Servicios Médicos de Planned Parenthood Federation of America, protagonista del primer video difundido sobre el tráfico de órganos y tejidos de bebés abortados, reconoce en esta grabación que en ocasiones su compradora «me dirá que quiere cerebro, y nosotros, tú sabes, dejaremos el calvarium (la bóveda craneal) dentro hasta el final, y entonces trataremos básicamente de tomarlo o, realmente, sabes, recoger todo e incluso mantenerlo separado del resto de tejido para que así no se pierda».

Vender órganos

La Dra. Ann Schutt-Aine, Directora de Servicios de Aborto en Planned Parenthood de la Costa del Golfo, indicó que si está realizando un aborto y ve que está por aparecer el ombligo del bebé «podría pedir un segundo conjunto de fórceps, para sostener el cuerpo en el cuello uterino y sacar una pierna o dos, para que de esa forma no sea un PBA (aborto de nacimiento parcial)», prohibido por la ley estadounidense.

La Dra. Lisa Harris aparece nuevamente en el reportaje del CMP para admitir que los abortistas «vemos al feto de la misma forma» que los provida, y «podríamos ambos coincidir que hay violencia aquí».

Harris admitió en su ponencia que se produce «violencia» durante un aborto, y que «es una persona, es asesinato».

A su turno, el Dr. Paul Blumenthal, Director Médico Emérito de Planned Parenthood de Maryland, aseguró que «Planned Parenthood vende muchas cosas (órganos fetales) a gente».
Finalmente, Deb VanDerhey, Directora Nacional de CAPS de Planned Parenthood Federation of America, indicó que algunas clínicas de su organización «podrían querer» vender los órganos y tejidos de bebés abortados «para incrementar sus ingresos. Y no los podemos detener».






domingo, 21 de mayo de 2017

5 RAZONES SERIAS PARA NO REGALAR CELULARES A LOS NIÑOS


Regalar móviles a niños es peligroso ya que es difícil tener un control real de los peligros a los que se exponen.

Jorge Flores, informático especializado en educar en la seguridad digital, director de Pantallas Amigas (www.pantallasamigas.net), ha informado al menos 6 razones por las que no se deben regalar teléfonos móviles a los niños, algo que empieza a ponerse de moda cuando llegan las Primeras Comuniones.

1- La mayoría de los padres ni sabrán controlar bien ni querrán controlar bien

Aunque hay un porcentaje de padres sistemáticos y concienzudos que intentarán controlar desde cerca el teléfono móvil de su hijo (con grados de éxito variable), la inmensa mayoría no lo hará, o lo hará poco y mal. La realidad es que cuando hay teléfono móvil para el niño, la mayoría de padres dejarán al pequeño "solo ante el peligro".

"Regalan un móvil, pero no asumen que deben informarse para estar preparados sobre el manejo que pueden o no pueden hacer a sus hijos de los terminales y, además, tampoco destinan tiempo (lo ideal es que sea de forma diaria) a controlar dónde se han metido en las redes sociales, con quién están contactando, qué tipo de mensajes o imágenes mandan o reciben, qué aplicaciones manejan...". Sin control diario o casi diario, el abuso está servido.

2- El menor se expone a dañar a otras personas... y a que lo dañen a él

Un niño con teléfono móvil e Internet puede hacer mucho daño a otros niños o personas vulnerables enviando fotos indebidas, comentarios hirientes o inadecuados, etc... Y otros pueden causarle daño a él mediante el teléfono móvil, con mucha más facilidad que sin él. Se carga sobre el niño una enorme responsabilidad y capacidad de hacer o sufrir daño. Y es solo un niño.

3- El niño debe aceptar la supervisión paterna real y frecuente... y eso traerá discusiones eternas

Se presupone que deben cumplir con una serie de obligaciones: Los hijos deben aceptar que sus padres entren en el terreno de su «privacidad» y supervisen el terminal cuando consideren para leer los contenidos y ver con quién se mensajea, o para que no entren virus. Los padres deben saber que aunque se haya avisado al niño, se encontrarán con dificultades cada vez que quieran acceder de forma consentida y ética a su terminal. Las discusiones están aseguradas.

4- Una vez tenga celular, querrá más y más horas de uso

Que tenga un teléfono móvil a edad temprana implica que se le está facilitando el acceso a determinados hábitos y comportamientos que habrá que combatir, como es un uso abusivo. Aunque se le haya puesto límites de horas, días o tiempo, siempre querrá más y más. El 
teléfono móvil no es "para llamar" ni mandar "algún mensaje", sino que los chicos lo usan para conectarse durante horas a juegos, películas, redes sociales... puede pasar muchas horas que le parecerán muy pocas, y siempre querrá más y más. El conflicto será continuado: lo pactado con el niño que recibió el móvil a los 9 o 10 años no lo aceptará el de 12 o 13.

5- Enganchado durante horas al celular, renuncia a todas las otras actividades

El 
teléfono móvil engancha, es fácil, está en el bolsillo, no cuesta ningún esfuerzo. En cambio, quedar con amigos reales para jugar sí requiere un esfuerzo, una cierta logística. También el deporte requiere esfuerzo, y el trato cara a cara con los demás. Por eso, el niño dejará de lado esas cosas que cuestan esfuerzo para volcarse en el teléfono móvil.

Por supuesto, el 
teléfono móvil engancha más que leer novelas o cómics, pintar, dibujar o ensayar con un instrumento. El teléfono móvil quita horas a todas esas cosas. Y las horas de infancia son distintas a las de otras edades: lo que no se juega como niño, lo que no se ensaya, aprende o vive siendo niño, no se puede adquirir igual en otras edades.

Jorge Flores aconseja a los padres que no se dejen llevar por las modas porque sus hijos de 9 años ni necesitan ni harán un uso adecuado de los 
teléfonos móviles. Muchas familias lo regalan porque se dejan persuadir por el típico comentario de que a «fulanito y a menganito» ya se lo han comprado.

«Hay que ser consecuentes —apunta Flores— y tener mucha mano izquierda. Si no se le regala el 
teléfono móvil, ante su pertinente enfado, se le puede ofrecer otro tipo de compensación que también le atraiga y que a buen seguro le será más útil y beneficiosa. Y, sobre todo, recalcárselo: "sí, fulanito tiene un teléfono móvil, pero tú tienes más suerte porque tienes...».

ReL


NUEVA VICTORIA PROVIDA: PLANNED PARENTHOOD CIERRA SU ÚLTIMO «CENTRO MÉDICO» EN WYOMING




El estado de Wyoming pronto se librará del mayor proveedor de abortos de Estados Unidos.

Planned Parenthood ha anunciado que cerrará su última instalación, en Casper, el 21 de julio. Esta ubicación estuvo en funcionamiento durante 40 años. Wyoming se unirá a Dakota del Norte como los únicos estados sin Planned Parenthood.

Ola de cierres

El cierre de Casper es uno de los seis cierres inminentes para la región de Rocky Mountain de Planned Parenthood. Nuevo México cerrará tres instalaciones, probablemente en septiembre. Otras instalaciones de Planned Parenthood están programadas para cerrar en Colorado y el sur de Nevada.

Planned Parenthood insiste en que, independientemente de los cierres, se mantendrá al frente de sus clientes, benefactores y legisladores.

Razones de los cierres

El gigante del aborto atribuyó los cierres a diversas razones, entre ellas financieras, como parte de un mayor esfuerzo de consolidación orientado a mantener la solvencia.

Entre las razones mencionaron también los ataques políticos recibidos de legisladores provida. Entre estas están las cuatro «clínicas» que planean cerrar en Iowa debido al reciente presupuesto firmado en la ley por el gobernador Terry Branstad, quien se comprometió a retirar el financiamiento la organización abortista.


«Esta es una decisión desafiante», dijo la portavoz de la multinacional de la muerte, Adrienne Mansanares.

La región de las Montañas Rocosas fue parte del tercer video publicado por el Centro para el Progreso Médico (CMP) en julio de 2015, cuando la vicepresidenta y directora médica de Planned Parenthood, Dr. Savita Ginde fue filmada traficando órganos de bebes abortados en unas escenas que parecen tomadas de Hannibal Lecter, mientras sostenía que un enfoque de precio por «artículo» era mejor, «solo porque podemos ver cuánto podemos sacar de cada uno».

Donaciones insuficientes

El anuncio de Planned Parenthood llega sólo unos meses después de que la cadena de aborto experimentó una ola de apoyo en Nuevo México. Un evento de febrero recaudó alrededor de 125.000 dólares, dijeron los organizadores, el mayor beneficio de Planned Parenthood jamás realizado en el estado.

Mansanares dijo que los «benefactores» han sido generosos, pero las donaciones no han sido suficientes para sostener todas las instalaciones de la región.

La ubicación de Casper ve alrededor de 500 clientes anualmente, según la Casper Star-Tribune. Mansanares dijo que la mayoría de los clientes de Wyoming Planned Parenthood utilizan la ubicación de la cadena de aborto en Fort Collins, Colorado.

El hecho de que Casper tenga otras alternativas para que las mujeres reciban lo que llamó «atención integral de la salud reproductiva» fue parte de la decisión de cerrar esa instalación, dijo Mansanares.

La ubicación Casper no realiza abortos, sino que los refiere a otros centros abortistas de la Multinacional. Proporciona control de la natalidad y pruebas para el embarazo y las ETS.

En marzo de este año, el gobernador de Wyoming, Matt Mead, firmó dos leyes pro-vida, la primera legislación pro-vida en 28 años para el estado.

Una ley ordenaba que los abortistas «informaran verbalmente y en persona a la mujer embarazada que ella tiene el derecho de ver una ecografía activa del feto y de oír los latidos del corazón del bebé nonato si se oye el latido del corazón».

El otro proyecto de ley prohíbe la venta, transferencia o distribución de «cualquier tejido o células de un niño abortado» con fines de experimentación.

Ambas leyes tomarán efecto el 1 de julio.

Mansanares enfatizó que Planned Parenthood mantendría una presencia en el estado a través del Wyoming Abortion Fund, una red de proveedores de aborto, y continuará ofreciendo «recursos de educación sexual».

Ella también espera que los donantes de Wyoming sigan contribuyendo al fondo del aborto de Wyoming y otras iniciativas de Planned Parenthood.

LSN/InfoCatólica


viernes, 19 de mayo de 2017

EL TERRORISMO QUE VIENE


Toda nuestra riqueza, nuestras cuentas corrientes, hipotecas, patrimonio, nuestra información clínica, nuestros hábitos y costumbres, nuestro pensamiento e incluso nuestros más íntimos sentimientos, reducidos a una serie de apuntes cibernéticos almacenados en la nube, nos hace extremadamente vulnerables.

Por 
César Valdeolmillos Alonso

“Internet y la digitalización no son un simple salto tecnológico más, sino una descomunal mutación cultural, económica y política sin precedentes”
Ángeles González-Sinde
Ex-Ministra de Cultura de España

Cuando en 1969 se estableció la primera conexión de computadoras, entre tres universidades en California, sus autores no podían imaginar que estaban dando un paso de gigante en la evolución de la humanidad.

Habían plantado la semilla de Internet, un conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas que configuran una red lógica única de alcance mundial.

Los descubridores de este sistema de comunicación, habían roto las barreras físicas; de algún modo habían suprimido las distancias y habían acercado a todos los habitantes de la tierra. Quizá sin saberlo, habían puesto los cimientos de la aldea global que habría de cambiar el pensamiento y conducta del ser humano.

Internet no solo nos ha permitido comunicarnos de forma instantánea desde cualquier parte del mundo, sino que ha puesto el conocimiento universal al alcance de todos, algo fundamental para el entendimiento, la armonía y el verdadero progreso de los pueblos. Pero si importantes son estas conquistas, determinante ha sido su aportación al avance de la ciencia en todas sus ramas. Hoy, en combinación con las tecnologías digitales, un paciente hospitalizado en cualquier punto del mundo, puede ser intervenido por un cirujano que se encuentre en las antípodas.

Internet, es una impresionante tela de araña de infinitas autopistas conectadas entre sí, que ha suprimido el tiempo y el espacio en materia de comunicación, por lo que de alguna manera, ha hecho el mundo infinitamente más pequeño.

Sin embargo, por asombrosos que nos puedan parecer estos adelantos, no constituyen más que los cimientos del inimaginable edificio que es el progreso, siempre en permanente construcción, y del que es protagonista el género humano.

Internet no solamente ha redefinido todo el mundo de la comunicación, el entretenimiento y la ciencia, sino el de los negocios, con una profunda incidencia en el ámbito laboral.

Esta transformación de la sociedad, está cambiando nuestro pensamiento y como consecuencia, nuestros hábitos y comportamientos. Nuestra mente ha pasado de ver solo la ventana del vecino de enfrente a contemplar la inmensidad del horizonte desde la orilla del mar.

Cuando se abre un nuevo cauce en el camino del conocimiento, la humanidad siempre da un paso trascendente. Sin embargo, sería un error ignorar que la vía abierta carece de puertas, y que por su importancia o dimensión, no se le puede poner límites; que por la misma puede transitar todo: lo que facilita el avance y lo que proporciona el desastre, lo que proporcione luz y esplendor o lo que tiene por objetivo hundir en las tinieblas, lo que proporciona bienestar y progreso o lo que ocasiona grandes quebrantos. Como todo en esta vida, los descubrimientos no son malos o buenos por sí mismos. Simplemente están a nuestro servicio, y su incidencia en nuestras vidas, dependerá siempre de cómo y para qué los utilicemos.

Por las autopistas de Internet viajan constantemente esos agentes contagiosos a los que conocemos con el nombre de virus y cuya misión es envenenar los dispositivos digitales destinatarios, bloqueando o destruyendo sus contenidos, impidiendo así la realización de los cometidos que a los mismos estaban encomendados.

Aún estamos sufriendo la resaca del ataque mundial de esos agentes patógenos de la informática, que se ha extendido a más de 150 países y ha infectado a más de 250.000 ordenadores.

Este asalto selectivo, dirigido especialmente contra empresas importantes de todo el mundo, debería ser considerado como un serio aviso de lo que podría suceder en el futuro.

En esta ocasión, los agresores se han limitado a pedir un rescate equivalente a unos 300€ por desencriptar los archivos de cada ordenador, lo que a pesar de parecer una cantidad modesta, en el caso de grandes empresas que pueden haber sufrido la infección de varios miles de ordenadores, la liberación de los mismos, puede alcanzar cifras realmente muy importantes.

Hoy, el funcionamiento del mundo se asienta sobre la tecnología digital y la transmisión de sus datos a través de Internet, por lo que sería sumamente sencillo bloquear los puntos neurálgicos de un país.

¿Se figuran los daños irreversibles, que en un momento dado, podría causar el hecho de impedir el funcionamiento de las centrales eléctricas simplemente?

El país entero quedaría paralizado. Todos los servicios públicos, las comunicaciones, los transportes, la sanidad, los de seguridad del Estado, la Justicia, los financieros, solo por citar los más destacables, quedarían interrumpidos. Los daños, no solo económicos, serían incalculables y la mayoría, difícilmente reversibles.

Los sistemas y el almacenamiento creciente de datos en la nube, aumenta las puertas de entrada que pueden ser utilizadas para realizar ciberataques contra las organizaciones y los Estados. La nube es como la caja fuerte, en la que a nivel mundial, se almacenan los datos más sensibles de todos y cada uno de nosotros. Vulnerar sistemas en la nube, puede representar para los cibercriminales, no solo alzarse con un incalculable botín, sino lo que es infinitamente más grave, hacerse con un poder hasta ahora no ostentado por ningún país del mundo.

Toda nuestra riqueza, nuestras cuentas corrientes, hipotecas, patrimonio, nuestra información clínica, nuestros hábitos y costumbres, nuestro pensamiento e incluso nuestros más íntimos sentimientos, reducidos a una serie de apuntes cibernéticos almacenados en la nube, nos hace extremadamente vulnerables.

Los ataques cibernéticos constituyen ya una incruenta modalidad de terrorismo, de tal naturaleza, que se hace imperativa una respuesta mundial.

miércoles, 17 de mayo de 2017

RANKING DE LOS PAÍSES MAS CONTAMINADOS DEL MUNDO


Elegir cuáles son los países más contaminados no es una tarea fácil puesto que la calidad del aire es muy similar en 1.622 ubicaciones (todas ellas áreas del tipo urbano) de 92 naciones diferentes. Para llegar a confeccionar este Rankin la OMS ha tomado en cuenta los datos oficiales, referidos a las ciudades capitales y a los principales centros urbanos de cada país. 


Rankin de OMS 

El hecho de tomar como base la medición de las capitales, explica por qué Pakistán, Egipto y Mongolia están entre los países más contaminados, puesto que sus ciudades capitales tienen altas concentraciones de partículas suspendidas, mientras que la calidad del aire, por ejemplo, en la cordillera del Karakorum es prácticamente perfecta, lo que en este Rankin la OMS no lo toma en cuenta. 

Del mismo modo, Rusia está entre los países de peor desempeño en cuanto a polución, basándose en la calidad del aire en Moscú, aunque hay ciudades con peores índices de contaminación que la capital y otros sitios cuyo aire es prístino. 

Los índices de contaminación que la OMS ha tenido en cuenta son las partículas PM 2.5, las que están consideradas más dañinas para la salud, puesto que son capaces de ingresar en el torrente sanguíneo, afectar a los pulmones y provocar o agravar dolencias cardíacas preexistentes 

Para lograr que el Rankin sea lo más ecuánime la OMS ha tomado en cuenta que, si la ciudad más grande de un país tiene una buena calidad del aire y unas cuantas localidades menores están muy contaminadas, se eligen los mejores resultados en general. 


Peores índices de PM 
Las zonas urbanas de Pakistán, ya sea su capital Islamabad o las localidades satélites, son de media las más contaminadas del mundo. Le siguen las capitales de Qatar y Afganistán. En cuanto a los lugares de Europa que presentan mayores índices de contaminación, se encuentran Turquía (15º en el Rankin general), Bulgaria (16º) y Serbia (19º). 

En el caso de China, se debe tomar en cuenta que el país asiático está oficialmente en proceso de descarbonización, de hecho, es el que más ha invertido en energías renovables el último año, pero los datos con los que se generó el Rankin corresponden a los recopilados por la OMS para el año 2014 (que son los más actualizados). 


Los 20 países con las áreas urbanas más contaminadas 

Pakistán - promedio de concentración de PM 2.5: 115,7. 

Qatar - 92,4. 

Afganistán - 86. 

Bangladesh - 83,3. 

Egipto - 73. 

Emiratos Árabes Unidos - 64. 

Mongolia - 61,8. 

India - 60,6. 

Bahréin - 56,1. 

Nepal - 50. 

Ghana - 49. 

Jordania - 48. 

China - 41,4. 

Senegal - 40. 

Turquía - 39,1. 

Bulgaria - 38,6. 

Mauricio - 38,1. 

Perú - 38. 

Serbia - 35,8. 

Irán - 34,2.

Fuente: CO2/
ECOTICIAS.COM


EL MATRIMONIO Y LAS RELACIONES ABERRANTES


Cuando se intenta la disolución social, cuestionando la naturaleza de la Familia, que es presupuesto esencial fundante de la comunidad política.

Por Juan Carlos Grisolia

Cuando diversas legislaciones, ya vigentes en sus respectivos ámbitos, ya en proyecto en otros, admiten la existencia de singulares relaciones, pretendidamente estables, entre personas humanas del mismo sexo, asignando a dichos vínculos el carácter de formas sociales que se pretenden asimilar al matrimonio; se instala en la comunidad una parodia de dicha institución.-

Definir es fundamental en estos temas, para explicitar los contenidos conceptuales de los vocablos que, precisamente, se insiste en que permanezcan ignorados para hacer posible la confusión y, mediante esta, a modo de imperativo dogmático, que se admitan estos cuerpos extraños que obran a modo de malignos tumores en el cuerpo social, amenazando a quienes han advertido el engaño (pues de eso se trata) con imputarles la "tremenda acción disvaliosa" de la discriminación.-

El D.R.A.E., define el vocablo “Parodia” como: “Imitación burlesca”. En tanto que “burla”, en su primera acepción significa: “Acción, ademán o palabras con que se procura poner en ridículo a alguien o algo”; en la tercera acepción, se trata de 
Engaño” y, por fin, la cuarta ilustra sobre: “Bromas o mentiras”.-

Y cierto es que, estos agrupamientos que violan el orden que es causa de unidad, quieren ser una imitación que, en tanto imposible de lograr, solo puede exhibir el ridículo. Y este mueve necesariamente al menosprecio de esas burdas formaciones. Estas, para permanecer requieren de la mentira –mendacidad- y del engaño, pues, de otro modo el cuerpo social los rechaza por imperativo de su natural tendencia a defender su existencia.-

Es fundamental señalar que se legisla sobre un hecho inadmisible. Este es el que se constata en la imposibilidad de que exista unión entre personas del mismo sexo.-

La unión exige de seres compatibles unos con otros, tanto en lo físico como en lo psíquico. La mujer y el varón se ordenan la una al otro para conformar una unidad o, como se ha dicho, una sola carne. La naturaleza ha dispuesto en la conformación física los órganos complementarios, como también en lo psicológico la particularidad de lo femenino y de lo masculino, que se relacionan no solo para hacer posible la intelección de los fines de la sociedad conyugal, sino también para asegurar a los hijos, con la mayor amplitud y profundidad, el conocimiento de la realidad.-

Debe aclararse que, el género no es aplicable a los seres humanos, en tanto con ello se intente precisar su naturaleza, sino que estos se distinguen por el sexo respectivo.-

Dicho con mayor precisión conceptual: "El género expresa pues, una parte de esencia común a muchas especies; verbigracia, hablando de un hombre, animal. La diferencia específica expresa la parte de esencia que, añadida al género próximo, lo diferencia, determinando así una especie distinta, y da razón de sus caracteres específicos propios; verbigracia, racional. La especie expresa la esencia completa común a un grupo de individuos esencialmente distintos de otros grupos; verbigracia, "hombre". El género, entonces, es un vocablo con el que se formula conceptualmente la esencia, la que refiere en toda su amplitud. Cabe entonces examinar lo que se designa como "el propio (que) expresa lo que fluye de la esencia del sujeto".(Conf. Enrique Collin. "Manual de Filosofía Tomista". Tomo I. Pág. 30). Es aquí donde se instala la consideración de la relación entre lo masculino y lo femenino con el sexo, que se define como la "condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas" (Conf. D.R.A.E. Vocablo: "sexo"). En consecuencia, cabe concluir, que "lo masculino" y "lo femenino", se identifican naturalmente con el sexo correspondiente. Esto descarta la disparatada pretensión de hacer del sexo una opción independiente de la masculinidad o la femineidad, que por tanto podría ser diversa de ellas.-

Dice el Dr. Alberto Caturelli, en su obra "Dos, una sola carne", que: " Al recordar el texto de Gn. 2, 23, Juan Pablo II sostiene que 'a la luz de este texto comprendemos que el conocimiento del hombre pasa a través de la masculinidad y feminidad, que son como dos encarnaciones de la misma soledad metafísica (del hombre) frente a Dios y el mundo'. Por eso, el cuerpo sexuado es 'el elemento constitutivo de su unión cuando se hacen marido y mujer' a través de la elección recíproca.....". (Ob. cit. pág. 232). Lo masculino es definido por el D.R.A.E. como: "Dicho de un ser: Que está dotado de órganos para fecundar"; en tanto que lo femenino: "Propio de mujeres........Dotados de órganos para ser fecundados". Con lo que queda claro en reiteración, que sexo masculino y femenino se integran en la esencia de lo masculino y lo femenino.-

Por fecundación debe entenderse la operación que "permite que con la fusión de un espermio y un óvulo haploides se complete el patrimonio genético diploide propio de un individuo de la especie...... El proceso constituyente de un nuevo organismo es aquél por el que la materia recibida de los progenitores adquiere el fenotipo celular característico del inicio de la emisión del mensaje genético. Dicho proceso requiere, como se ha visto, que el nuevo viviente tenga un genoma completo y propio....... Así pues, la fecundación es la culminación de una serie de pasos delicadamente regulados que tienen como objeto preparar a ambos gametos, desde un estado de represión de su actidad génica a otro en que son capaces de ponerse en contacto y activarse el uno al otro" (Natalia López Moratalla y María J. Iraburu Elizalde. "Los quince primeros días de una vida humana". Pág. 57).-

La función específica de los órganos sexuales, es la procreación. En las relaciones aberrantes, pues no es posible hablar de uniones, aquellos son el objeto para generar simples sensaciones provocadas fuera del marco natural, y por tanto, generadoras de conductas corruptoras, que terminan en la enfermedad y la muerte.-

Juan Pablo II, en su Encíclica “Familiaris Consortio”, expresa: “La comunión primera es la que se instaura y se desarrolla entre los cónyuges; en virtud del pacto de amor conyugal, el hombre y la mujer ‘no son ya dos, sino una sola carne’ y están llamados a crecer continuamente en su comunión a través de la fidelidad cotidiana a la promesa matrimonial de la recíproca donación total.- Esta comunión conyugal hunde sus raíces en el complemento natural que existe entre el hombre y la mujer y se alimenta mediante la voluntad personal de los esposos de compartir todo su proyecto de vida, lo que tienen y lo que son: por esto tal comunión es el fruto y el signo de una exigencia profundamente humana” (Ediciones Paulinas. Año 2005, pág. 32).-

El Dr. Alberto Caturelli, en su obra citada, pág. 120, señala:

“La consumación de la trans-figuración yo-tu en la sociedad conyugal, revela dos fines fundamentales que se implican: la mutua entrega es, en sí misma, una especie de trascendencia y trans-ferencia de uno en otro; no es el fin primordial del matrimonio pero, cuando es perfecto en su orden, la supone. Trascendencia y transferencia de uno en otro, como una suerte de (aparente) contradicción: trascendencia inmanente en cuanto queda en el tú amado. No basta. Es menester que esta transferencia (“Dos en una sola carne”) se realice “visiblemente” en un tercero: la unidad lograda en el cual son definitivamente uno y en quien pueden “ver-se” uno y otro, uno en el otro. Tal es el hijo”.-

El Dr. Caturelli pone el acento también, en lo que llama la fecundidad espiritual, que debe existir siempre para que pueda afirmarse la existencia de la sociedad conyugal, aún cuando no se pueda tener hijos; y abunda diciendo: “Se trata también de la fecundidad carnal lograda en la unidad ‘física’ que es el hijo; se puede comparar con la fecundidad de la tierra donde germina la semilla (fetus terrae). Felices aquellos matrimonios que han logrado poner en acto la doble y una fecundidad espiritual y carnal, estado que bien podría llamarse de fecundidad total” (Ob. cit. pág. 121).-

Estas condiciones que otorgan al matrimonio especial naturaleza, habilita la unidad del hombre y la mujer, en el expresado marco cualitativo, para brindar la fecundidad espiritual al servicio del prójimo. La sociedad conyugal así, es un cuerpo naturalmente generoso y, por tanto, constituye la causa de la que se extraen los componentes del perfeccionamiento óntico.-

Juan Pablo II, en la Encíclica citada, pág. 26, enseña al respecto: “Sin embargo, no se debe olvidar que incluso cuando la procreación no es posible, no por esto pierde su valor la vida conyugal. La esterilidad física, en efecto, puede dar ocasión a los esposos para otros servicios importantes a la vida de la persona humana, como por ejemplo la adopción, las diversas formas de obras educativas, la ayuda a otras familias, a los niños pobres o minusválidos”.-
Como supra se ha considerado, las aberraciones no pueden generar fecundidad de ningún tipo. Ellas, contrarias al orden rechazan la virtud y, sin ella el enriquecimiento de la vida interior es imposible. Al desconocer, por desprecio, la ley natural, se torna inasequible cualquier tipo de fecundidad o fertilidad; tanto la del cuerpo como la del alma.-

Y así, la sociedad conyugal, el matrimonio, constituye “un estado existencial nuevo que comienza a existir en el acto de libertad inaugural (que) es la fuente misma de la sociedad humana” (Conf. Alberto Caturelli. Ob. cit. pág. 121).-

Se trata de la epifanía de la comunidad, entendida ésta como la manifestación de la realidad social en la que será posible el bien común y, a través de éste, la perfección singular de cada persona humana. El más grande ejemplo de solidaridad fundado en el amor que es entrega perfectiva para quien es destinatario de dicho acto.-

El hombre viene al mundo como consecuencia de un acto social. Se trata de la unidad física entre el hombre y la mujer, los que deben asegurar al hijo un tejido social primario que le asegure superar –en orden a la sobrevivencia- la original desnudez, que se manifiesta en las necesidades que le deben ser atendidas. Éstas, únicamente pueden ser satisfechas en el estado inicial, por los medios materiales y los contenidos espirituales, que son propios del estado nuevo que constituye “la mutua donación de dos personas sexuadas”.-

El matrimonio, con el advenimiento del hijo, se transforma en sociedad paterna y ello determina que sea considerado la base necesaria de la familia legítima.-

Así, entonces, pueden ser enunciados los fines del matrimonio, que conforme lo expresa el Dr. Guillermo A. Borda, en su obra “Tratado de Derecho Civil. Familia” Tomo I. Pág. 51, “son la satisfacción del amor, la mutua compañía y asistencia, la procreación y la educación de los hijos…… Según la doctrina canónica, los fines del matrimonio son tres: 1) El principal o primario es la procreación y educación de los hijos. 2) El secundario es la ayuda mutua…… 3) el último es el remedio a la concupiscencia”.-

Sabido es que la sociedad mayor, esto es, la sociedad política, se forma mediante la concurrencia de los presupuestos básicos que constituyen las familias.-

Éstas son las que aseguran a esta comunidad, autosuficiente en sí misma, en orden a la obtención de todos los bienes necesarios para la vida –en la familia éstos se encuentran limitados- el crecimiento no solo cualitativo sino, fundamentalmente, cuantitativo. Se trata del ejercicio de la llamada Justicia legal.-

Estos actuales intentos de regular vínculos contrarios al orden natural, que por sus características resisten ser subsumidos en una normativa que respete los necesarios contenidos axiológicos que surgen de la ley natural; no pueden sortear la evidencia de la imposibilidad que tienen estas relaciones pretendidamente estables, de procrear. Esta esterilidad demuestra que nunca pueden ocupar el lugar del matrimonio legítimo.-

Si una sociedad se fundase en estas burdas formaciones, tendría limitada su existencia, ya parcial, ya total, de conformidad a la extensión de estos organismos extraños instalados en su seno.-
Es por ello que es válido afirmar que una sociedad que intente avanzar en la promoción de estas conductas aberrantes, estrictamente se dirige al suicidio; y en este tránsito, lo hace destruyendo progresivamente a quienes viven en el orden y a los que son fruto de uniones legítimas, anulándolos, evitando así que se conviertan en cuerpos vivificantes de la comunidad. Intentan tal ruina mediante la depravación y el daño, que son consecuencia de la corrupción.-
Como conclusión de lo desarrollado supra, cabe remarcar que la sociedad, tanto la doméstica como la política, no surge del capricho de los hombres. Estos al vivir en comunidad, satisfacen una inclinación de su naturaleza.-

Santo Tomás ha escrito: “Hay inclinación a la vida social como a las virtudes”.-

Ha escrito el Padre Julio Meinvielle, en su obra “Concepción Católica de la Política”: “Ni se crea que solo en la indigencia en que nace actualmente el hombre se funda la razón de ser de la sociedad política; ella nace de su ingénita condición social de creatura inteligente y libre, de suerte que, como explica Santo Tomás (Suma Teológica, I, q.96, IV), aún en el estado de inocencia los hombres hubiesen vivido socialmente, y habría quien ejerciese mando sobre otros.- De todo esto se sigue que la sociedad política es un producto natural, o sea reclamado por los impulsos sociales que hay depositados en todo hombre”(Ob. cit. pág. 28/29).-

Con lo que corresponde remarcar, que la alteración de la naturaleza de los presupuestos de la sociedad política, que son el matrimonio – sociedad conyugal- y la familia que en el mismo se origina, implica conculcar gravemente la unidad social y con ello no solo la perfección del hombre –a la que se encuentra ordenado- sino su propia vida.-


De la legitimidad de la sociedad conyugal y de la sociedad paterna


Debe entenderse por legítimo aquello que es “conforme a las leyes”; no solo a la ley positiva humana sino, fundamentalmente, a la ley natural.-

En lo concerniente al derecho positivo humano vigente, el matrimonio, en tanto “base necesaria de la familia legítima”, debe ser ubicado dentro del derecho civil, admitiendo las tesis sostenidas por los Dres. Guillermo A. Borda y Eduardo A. Zannoni, las que ya se encuentran suficientemente consolidadas en la doctrina prevalerte (Conf. Guillermo A. Borda. “Tratado de Derecho Civil. Familia”. Tomo I., págs. 7 y ss. y 49 y ss. Idem conf. Eduardo A. Zannoni. “Derecho Civil – Derecho de Familia”. Tomo I . pág. 28/34 y ss.).-

Importante es avanzar, en orden a fundar la legitimidad del matrimonio, como sociedad conyugal, y con ello de la familia, reiterando que el advenimiento de los hijos la transforma a esta sociedad paterna, en alguna de sus definiciones.-

El Dr. Zannoni, en la obra citada, señala: “…… la familia se capta en la constitución de relaciones cuya base biológica –unión sexual y procreación- son objeto de reconocimiento social, valoración ética e integración en el sistema de la cultura…… El matrimonio es una de estas relaciones cuyo sustrato, de conformidad con dichas pautas, se proyecta en la institucionalización de la unión intersexual monogámica. El concepto se capta en una noción fundamental sociológica. El matrimonio es, en efecto, una institución social, en cuanto está gobernado por normas institucionalizadas, o sea, en tanto en cuanto ‘marido’, ‘mujer’, y también los ‘hijos’, señalan posiciones sociales o roles que constituyen expectativas del sistema social íntegro para la consecución de funciones que le son propias…… De este modo, ‘los hechos de impulso sexual y de la procreación…… en lugar de quedar librados al azar de los meros factores biológicos y psíquicos, por el contrario, merced a la institución de la familia, son encausados y regulados” (Vide ob. cit. pág. 117).-

El Dr. Borda, por su parte, en la obra que se ha citado, consigna: “Según la clásica definición de Portalis, el matrimonio es una sociedad del hombre y la mujer que se unen para perpetuar su especie, para ayudarse, para socorrerse mutuamente, para llevar el peso de la vida y compartir su común destino. Mas brevemente, es la unión del hombre y la mujer para el establecimiento de una plena comunidad de vida.- El matrimonio es la base necesaria de la familia legítima”. (Vide. ob. cit. pág. 49).-

No es ocioso recordar lo que expresaba Enrique Collin ( Ob. cit.. Tomo II. Pág. 218): “La ley civil…… Para ser legítima no basta, pues, que exprese la voluntad del jefe o de la mayoría de los ciudadanos; es preciso que siendo conforme a la ley natural, conduzca verdaderamente a la prosperidad común”.-

La ley natural es la que brinda los contenidos axiológicos a la ley positiva, en tanto la ley natural no es una creación del hombre, sino que la misma –previa a su existencia- es conocida mediante juicios prácticos universales (es decir, aquellos que expresan conceptos aptos para ser dichos o predicados de varias cosas), que concluyen sobre la esencia del ser humano.- Sus regulaciones son expresivas del orden del universo y, en tanto ellas subordinan a todo hombre por el solo hecho de nacer, los hacen objetivamente partícipes de la ley eterna mediante la cual se explica la armónica disposición de los componentes de la realidad en la que los seres humanos estamos insertos, y en el marco de la cual se nos ha asignado un singular y exclusivo papel protagónico.- Esta consideración objetiva de la ley natural debe complementarse con la vinculación subjetiva a estos preceptos, que permiten conocer principios fundamentales que se inscriben en la naturaleza del ser humano y nos compelen a “hacer el bien y evitar el mal”, cuyos contenidos a considerar surgen de una elemental toma de conciencia de nuestro propio ser…... Nadie puede negar seriamente la existencia de la ley natural, pues ella es permanentemente predicada por todos y cada uno de los datos aprehensibles que nos brinda la realidad a la que pertenecemos, y aquella que nos es propia. Por eso es que la ley natural puede afirmarse como una evidencia……. El sujeto de la ley natural, por tanto, queda definido en su condición de persona humana. Y así, entonces, “con la definición que da J.F. Doncel, se aclara el concepto…… ‘La persona se define como individuo que posee una naturaleza espiritual’. Es decir, que debemos advertir por un lado el carácter de ser individual, un ser real. Y por el otro la naturaleza espiritual, es decir, inmaterial. Ya Aristóteles advertía con claridad esta dualidad substancialmente unida. El Estagirita incorpora el alma al interior de la materia. Aquella es ‘por la cual, y en primer término, vivimos, sentimos, tenemos el movimiento y también el pensamiento’ (del alma: II, 4,14 a)…… Esta sustancia que admite dos esencias distintas, una material y otra espiritual, pero compatiblemente unidas, constituye la Persona” (Conf. Juan Carlos Grisolía. “La Persona Humana”. Pág. 19/20/21). Todo orden normativo positivo debe reconocer la naturaleza del hombre y por tanto su condición de Persona Humana. Ello implica rechazar la condición de cosa que se ha querido y se quiere asignarle, como resultado de los desvaríos propios del racionalismo y las ideologías que el mismo ha generado. Entre ellas ateos, materialistas, panteístas, etc., que consideran al hombre un mero ente productor de energía y, por tanto, aprovechable en la medida en que pueda suministrarla. Naturalmente que, tales engendros de la subjetividad, no resisten al ser confrontados con la realidad. De allí entonces el enunciado del sofisma o, sencillamente, la reiteración del absurdo como manifestación de un enfermo voluntarismo (Conf. mi ensayo “Ley Natural y Ley Positiva Humana”. Ediciones “Mater Dei”).-

Negar la naturaleza exclusiva del matrimonio, entonces, implica rechazar un dato fundamental en la condición del hombre, persona humana; que es su carácter sociable, respecto del cual supra me he extendido.-

Negar la necesidad de la diversidad de sexo para que sea posible la conformación de la sociedad conyugal, es afirmar la validez de conductas aberrantes –en tanto por éstas se entiende aquello “dicho de una cosa que se desvía o aparta de lo normal o usual”. Por su parte, no es ocioso definir "aberración", vocablo que expresa: "Acto o conductas depravados, perversos o que se apartan de lo aceptado como lícito"

Reducir el matrimonio a un simple acercamiento entre sujetos –cualquiera sean ellos, minimizados a la condición de cosa-, sin la posibilidad de acoplamiento normal alguno, signado por lo tanto por la esterilidad física y espiritual, no solo constituye un disparate conceptual, sino que implica condenar a muerte al tejido social y con ello al cuerpo en el que este se define.-

El matrimonio es uno, y su concepto supra se ha expuesto.-


Necesidad de predicar la legitimidad del matrimonio y de la familia

El vocablo matrimonio, que deriva de “matris, madre, y monium, cargo o gravamen”, pone el acento en el papel de la madre en la unión, destacando las pesadas cargas que recaen sobre la misma, tanto al concebir al hijo, como al llevarlo en su seno en la primera etapa de su desarrollo siendo persona humana, y así también en los trabajos que impone la crianza del hijo una vez nacido y la atención del hogar que constituye el refugio íntimo en el que se lleva a cabo la actividad formativa que únicamente en el seno de la sociedad paterna puede practicarse.-

Enrique Collin, en su ya citada obra, Tomo II, pág. 317, consigna: “De estos varios elementos resulta la familia, que Santo Tomás define así: ‘Un grupo de personas que practican la ayuda mutua cotidiana, haciendo frente, de consuno, a las necesidades corrientes de la vida, comiendo en la misma mesa y calentándose a la misma lumbre’”.-

Es imposible, aun partiendo de la denominación, pretender la existencia de un matrimonio entre personas de un mismo sexo. Al ridículo terminológico se agrega el disparate conceptual, aún cuando se utilicen otros vocablos para denominar esos aberrantes vínculos.-

A lo largo de la historia el matrimonio ha pasado por diversos procesos evolutivos, respetándose sin embargo en todos, la exigencia de que quienes lo formaran fueran el hombre y la mujer y, afirmándose siempre el fin procreativo del mismo
.-

Así, luego de las formas más bárbaras, como la poligamia y la poliandria, la civilización fue adoptando la monogamia.-

A la conquista de las mujeres como botín de guerra o mediante el rapto, lo que determinaba que la mujer se encontrase, en relación al marido, como una esclava sobre la que tenía derecho de vida o muerte, siguió la compra de la esposa.-

El Derecho Romano reconoció tres formas de matrimonio, a saber: la confarreatio; la coemptio (compra) y el usus.-

Todas estas formas establecían la situación de absoluta dependencia de la mujer, de la voluntad del marido.-

El cristianismo, orientado a dignificar el matrimonio, le dio carácter sacramental, lo declaró indisoluble y dignificó a la mujer, elevándola a la condición de compañera y amiga y ordenando a los maridos guardarles fidelidad y amarlas. Estableció que la celebración del matrimonio requiere de la libre voluntad de los contrayentes, con lo que se intentó descartar las formas bárbaras de la violencia y la compra. (Conf. Guillermo A. Borda. Ob. cit. pág. 54).-

El tema de la naturaleza jurídica del matrimonio originó una larga disputa jurídica. La doctrina clásica, que veía en el matrimonio un contrato, y que en principio fue defendida por los canonistas, pues siendo que existe contrato: “cuando dos o más partes se ponen de acuerdo sobre una declaración de voluntad común destinada a reglar sus derechos” (antiguo Código Civil, art. 1137. En el actual Código Civil y Comercial: art. 957, con cuestionable redacción), fue superada por la teoría de la Institución, por cuanto siendo que el contrato puede extinguirse por distracto, quedaba abierta la puerta para el divorcio, fuera de toda causa objetiva y por tanto, dependiente de la voluntad de quien lo decidía.-

La Institución se sustenta en que “el matrimonio se propone fundar una familia, crear una comunidad plena de vida, concebir hijos, educarlos; es un elemento vital de la sociedad; es, en fin, una Institución”. (Conf. Guillermo A. Borda. Ob. cit. pág. 57).-

Velez Sarsfield, en la nota al título del matrimonio dice que: “no es posible aplicar al matrimonio los principios que rigen los contratos, pues no podría hacérselo descender a las condiciones de una estipulación cualquiera” y agrega que “hay que considerarlo como una institución social fundada en el consentimiento de las partes; y entonces las peculiaridades de su naturaleza, su carácter y la extensión de las obligaciones, tan diferentes de las de los contratos, podían corresponder al fin de su institución” (Conf. Guillermo A. Borda., Ob. cit. pág. 59).-

Renard, explicando las notas diferenciales entre el contrato y la institución, destaca: “*El contrato es precario, se desata como se ha formado y toda obligación está destinada a extinguirse con el pago; la institución está hecha para durar, para perpetuarse, desafía a la muerte. *El contrato es rígido, estático; la institución se adapta. *El contrato es un relación subjetiva de persona a persona; las relaciones institucionales son objetivas y estatutarias(Citado por Guillermo A. Borda. Ob. cit. Pág. 58).-

Esto indica que los celebrantes del matrimonio, generan un cuerpo social que es diverso de ambos, al que deben someterse respetando sus normas. Esta forma es consecuencia de las exigencias que la sociedad conyugal en acto, y paterna en potencia, tiene para los hijos y para la sociedad toda, respecto de la cual constituye su presupuesto esencial.-

De lo expuesto surge la importancia de acompañar al enunciado de la sociedad conyugal –matrimonio- y de la sociedad paterna –familia- el calificativo de legítimo, para destacar que toda ley que intente regularlos deberá respetar su esencia, que es aquella dictada por el orden y plasmada en la ley natural.-

Como puede comprobarse a través de la breve reseña histórica del matrimonio, diversas fueron las leyes que intentaron su regulación y en todas ellas se respetó su naturaleza, aún cuando debe advertirse que nunca se llegó, como en el presente, a intentar equiparar la sociedad conyugal con formas aberrantes expresadas en la vinculación de personas de un mismo sexo.-

La ley positiva humana, para obligar a su cumplimiento debe necesariamente reconocer los contenidos axiológicos de la ley natural. Una regla dictada por la autoridad pública, aún cuando exhiba el cumplimiento de todos los mecanismos institucionales establecidos para ello, no reviste el carácter de tal si es solo una estructura formal carente de valores o que propone instalar conductas disvaliosas.-

He escrito en “La Persona Humana”, pág. 76/77: “La ley natural-positiva: Está inscripta en la naturaleza misma del hombre, lo que le manda hacer siempre el bien y evitar el mal. Esta ley es conocida por la razón y atestiguada por la conciencia”.-


De la llamada Unión Civil

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se dictó la ley nº 1004, sancionada por su Legislatura el 12 de Diciembre de 2002.-

Allí se define la “unión civil” como: “a) A la unión conformada libremente por dos personas con independencia de su sexo u orientación sexual y b) Que hayan convivido en una relación de afectividad estable y pública por un periodo mínimo de dos años, salvo que entre los integrantes haya descendencia en común”.-

El último párrafo del inciso b) pareciera regular la unión concubinaria con hijos.-

El D.R.A.E., define el vocablo afectividad como: “Conjunto de sentimientos, emociones y pasiones de una persona”.-.

De las diversas acepciones que el D.R.A.E. brinda del vocablo pasión, no cabe duda que la afectividad exigida por la regla, responde a la 6ª acepción, que reza: “Inclinación o preferencia muy vivas de alguien a otra persona”. Con lo que esta afectividad, refiere a contenidos sexuales que cuando se dan entre personas de un mismo sexo, no son sino manifestación de conductas aberrantes y por tales, despreciables; en razón de que su exposición “estable y pública”, es propiciatoria de ejemplos de corrupción que afectan al prójimo. Estas acciones violan claramente el artículo 19 de la Constitución Nacional, que solo exime de la actividad de los jueces estos actos, en tanto sean privados y de ningún modo afecten el orden ni la moral pública.-

Ninguna duda cabe de lo concluido por cuanto la pretendida unión a que hace referencia el inciso a) del artículo 1º, puede ser conformada por dos personas, con independencia de su sexo u orientación sexual.-

La orientación sexual no tiene en cuenta la estructura biológica de la persona, ignorando la normal funcionalidad de aquellos órganos destinados al sexo, actividad que se torna imposible en términos normales.-

Esto habilita claramente la vinculación entre personas de un mismo sexo y da carácter legal –aún cuando reducidos al ámbito administrativo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- a relaciones contrarias al orden natural, propiciatorias, por tal razón, de la disolución social.-

En la Provincia de Santa Fe, en fecha 2 de Julio de 2008, fue presentado a la Legislatura el Proyecto de Ley denominado “Unión estable de parejas”.-

La definición del acercamiento es similar al que ya hemos analizado supra. Habilita la unión entre personas de un mismo sexo.-

El artículo 2º del proyecto define lo que se debe entender por “Unión estable de parejas”, respecto de las que dice: “Es la unión conformada libremente por dos personas capaces que convivan en pareja con ostensible trato familiar, con independencia de su sexo u orientación sexual”; y el artículo 3º agrega que para el reconocimiento debe acreditarse “convivir en una relación de afectividad estable, notoria, singular y pública……”.-

El término pareja, es utilizado actualmente para designar tanto a los esposos como a quienes conviven en relaciones aberrantes. Se trata de disimular en un vocablo de numerosas acepciones, situaciones sustancialmente diversas. De este modo se facilita aceptar los hechos que, cualquiera sea su naturaleza, se designan con dicho vocablo. Es una forma de intentar dar normalidad a las situaciones aberrantes, incorporando las relaciones legítimas bajo la misma designación. Es lo que ha sido designado de muy antiguo como “trasbordo ideológico inadvertido”.-

Algo similar ocurre con el vocablo aborto, utilizado para encubrir lo que realmente sucede cuando éste se practica, esto es el asesinato de un ser indefenso en las entrañas de su madre. Debe remarcarse que abortar refiere a la “interrupción de forma natural o provocada del desarrollo del feto durante el embarazo” (D.R.A.E.).-

En este proyecto, el carácter de convivencia de orden sexual entre dos personas del mismo sexo está claramente explicitado, no solo cuando refiere a la “convivencia en pareja con ostensible trato familiar, con independencia de su sexo u orientación sexual” (art. 2º), sino cuando, también, se intenta igualar “matrimonio” o “unión de hecho” de dos personas capaces que convivan en relación estable de afectividad, con independencia de su sexo u orientación sexual (art. 1º). Como no existía matrimonio entre personas de un mismo sexo a la fecha del proyecto, la unión sexual devenía en el vínculo que intentaba establecerse entre éstos, lo que se cualificaba con el término “afectividad”, y la indiferencia del sexo u orientación sexual.-

Si bien toda modificación a la naturaleza legal del matrimonio y la familia, debe efectuarse mediante reforma al Código Civil, la que únicamente puede realizarse por el Poder Legislativo de la Nación, estos primitivos intentos hicieron lugar a un supuesto clamor de la comunidad, y formulariamente pretendieron instalar lo que se presentaría como una exigencia de la mayoría de los miembros de la sociedad. Se trató, en su momento, de simple actividades de tipo panfletario que, lamentablemente, hoy han sido reguladas y por ello, incorporada a la estructura normativa del derecho positivo argentino.-

No es, por tanto, la llamada “unión libre”, que, como se ha dicho, se da entre sujetos carentes de disposición para conformar unidad alguna, por cuanto ésta solo es posible cuando existe “correspondencia y conformidad de una cosa con otra en el sitio o composición” (Conf. D.R.A.E. Vocablo: “Unidad”); un vínculo que deba promocionarse desde los poderes del Estado, por cuanto esto conspira contra el orden y la salud de la sociedad. Sólo satisface las exigencias de los ideólogos que ocupan los cargos de gobierno, a quienes no les interesa el bien común.-

No son tampoco, las conductas disipadas (disolutas, libertinas), que ignoran toda estabilidad, la que por lo demás les sería imposible alcanzar, por cuanto han trocado la libertad por la licencia, las que deben alentarse, con el ridículo “apercibimiento” de la sanción por discriminación. Debo recordar que es prudente separar lo que infecta de lo que está sano.-

Por eso el matrimonio es legítimo, en tanto es conforme al derecho positivo humano y al derecho natural.-

Se ha escrito: “…… el matrimonio es el fundamento de la comunidad más amplia de la familia, ya que la institución misma del matrimonio y el amor conyugal están ordenados a la procreación y educación de la prole, en la que encuentran su coronación” (Conf. Juan Pablo II. “Familiares Consortio”. Pág. 25. Ediciones Paulinas).-

El Dr. Alberto Caturelli, en su obra citada, pág. 104/105, escribe: “En verdad, el término ‘matrimonio’ restringe el significado de esta unión-unidad existencial, pues proviene de ‘mater’ que nombra ya a la mujer casada, ya al matrimonio mismo. Más estricta es la denominación ‘sociedad conyugal’, que expresa la unión-unidad varón-varona, pues conjuga, de conyugo, que es juntar, unir: conyugare significa atar, ligar; el conjux es el esposo, la esposa, el vir y la virago, el tu-varón y el tu-varona que se ‘atan’, se ‘juntan’, se unen constituyendo un estado existencial nuevo. Los ayuntamientos sin el don total de la persona, no solo no constituyen un estado existencial nuevo y único como fusión de un determinado yo y otro determinado tu, sino que manifiestan una multiplicidad negativa, propia de un vir (virago) totalmente des-integrado…… El amor conyugal es la respuesta inmediata a la tendencia a la trans-fusión yo-tu, como proceso de ensimismamiento recíproco de uno en el otro, solo posible en la entrega mutua corpórea (sexual)- espiritual sin resto alguno. Por eso soy todo yo mismo quien se dona. El mismo, expresión castellana que proviene del latín vulgar metipsimus, algo así como ‘mismísimo’”.-

Es singularmente grave que la sociedad actual, por medio de quienes se dicen representantes del pueblo y debieran ser custodios del bien común, desprecien, sin razón alguna, la condición matrimonial -sociedad conyugal- y la institución familiar, legislando sobre conductas aberrantes, que solo pueden enfermar a los miembros de la comunidad, afectándolos en el conocimiento necesario para el debido ejercicio de su libertad.-

Por ello entiendo prudente afirmar, en el presente estado del desarrollo de este ensayo, transcribiendo: “La institución matrimonial no es una injerencia indebida de la sociedad o de la autoridad ni la imposición intrínseca de una forma, sino una exigencia interior del pacto de amor conyugal que se confirma públicamente como único y exclusivo, para que sea vivida así la plena fidelidad al designio de Dios Creador. Esta fidelidad, lejos de rebajar la libertad de la persona, la defiende contra el subjetivismo y relativismo, y la hace partícipe de la Sabiduría creadora”. (Juan Pablo II. Ob. cit. pág. 21).-

Porque el amor, que es generosidad, se da en el orden, que garantiza la unidad y con ello la plena existencia de la persona humana que transita el tiempo en busca de su perfección para que la trascendencia sea posible. Lo aberrante solo se explica en el egoísmo que impulsa a un remedo de goce, tras el cual solo se encuentra el vacío y la oscuridad.-


Consideraciones complementarias

En el presente ensayo se abordó, en forma destacada, el tema del matrimonio y su relación con la llamada unión civil. Ésta fue presentada como una forma de institucionalizar la unión libre; esto es el concubinato, vocablo que designa la “Relación marital de un hombre y una mujer sin estar casados” (DRAE). La idea era impedir que se instalaran formas aberrantes en las relaciones entre las personas humanas que afectaran el tejido social. Sin embargo, la degradación llegó mucho más lejos.-

Debemos remarcar que no existe sociedad sin reglas y que tampoco puede predicarse este tipo de comunidades formadas por sujetos que ignoren las mismas y entiendan sus contenidos conceptuales. Se trata de la persona humana, esto es en la definición de Boeccio, “…la substancia individual de la naturaleza racional”, lo que implica que esta substancia admita dos esencias distintas, una material y otra espiritual, pero compatiblemente unidas. El aspecto espiritual de la persona humana nos lleva a considerar la función de la inteligencia y de la voluntad. La primera, en su búsqueda de la Verdad y la segunda, en la persecución del Bien.-

La actividad intelectual es superior a la materia y por lo tanto totalmente independiente de la misma. Es por ello que es esencialmente espiritual. A través del dato individual, el hombre con su intelecto, aprende el ser transubjetivo o trascendente en la doble relación de conocimiento con la realidad exterior y también se apodera del ser inmanente, lo que le es permitido por la doble naturaleza de la sustancia que le constituye. Esto no puede ignorarse en tanto se pretenda fijar las normas que rigen la sociedad humana, como tampoco negar “las reglas ideales de los actos humanos, en cuanto son humanos……, (y los dirigen) hacia nuestro último fin de hombre, según el orden de la razón (la única capaz de ver la proporción de medios a fin que puede existir entre nuestros actos y nuestro fin último)”. Se trata de la moral entendida como ciencia, que “constituye, en efecto, un conjunto lógicamente coherente de conclusiones y leyes deducidas de principios evidentes y de hechos de experiencia ciertos” (Enrique Collin. Ob. cit. Tomo II. Pág. 177).-

Estas reglas son, por tanto, de carácter objetivo, lo que otorga coherencia al cuerpo social. En tanto el principio de inmanencia se constituya en rector de nuestro conocimiento, la sociedad pasará a ser el resultado del capricho del hombre y por tanto, se encontrará sometida a la arbitrariedad que la destruirá.-

Ha escrito Mario Caponnetto, en su ensayo Inmanencia e Inmanentismo (vide Tomismo y Existencia Cristiana. Simposio de Homenaje a Alberto Caturelli. S.I.T.A. Argentina. Segundas Jornadas Nacionales. Págs. 37/39), que el “maestro Genta solía recordar a menudo en sus clases, aquella tremenda confesión de F. Nietzsche: ‘Sacrificar a Dios en aras de la nada…’ Este paradójico misterio de la última crueldad le fue reservada a la generación que surge precisamente ahora: ‘Todos nosotros conocemos ya algo de él’. La generación de Nietzsche ha pasado, pero su paradójico y cruel misterio es, hoy, en estos albores de nuevos siglos, una concreta realidad que condiciona nuestra existencia cristiana. En efecto, este tiempo en el que pasan nuestros días a modo de inevitable y, al tiempo, providencial escenario, carga con la trágica herencia de semejante nihilismo que tras sacrificar a Dios termina sacrificando al hombre”.-


El entonces Santo Padre Benedicto XVI –hoy con carácter Emérito-, en el Reichstagsgebäude, Berlín, Jueves 22 de Septiembre de 2011, afirmó: “También el hombre posee una naturaleza que él debe respetar y no puede manipular a su antojo. El hombre no es solamente una libertad que él se crea por sí solo. El hombre no se crea a sí mismo. Es espíritu y voluntad, pero también naturaleza y su voluntad es justa cuando él respeta la naturaleza, la escucha y cuando se acepta como lo que es y admite que no se ha creado a sí mismo. Así, y solo de esta manera, se realiza la verdadera libertad humana”. La negación de la naturaleza de la persona humana mediante la afirmación de que el hombre se autoconstruye, implica afirmar de él solo la condición de una cosa dentro del resto de las existentes en el mundo y, por tanto, al no poder predicarse su libertad, pasa a ser un objeto, al que por tal, no puede exigírsele el sometimiento a normas éticas, negándose de este modo cualquier destino que exceda su materia y que por tanto se ordene a lo trascendente.-


De la incorporación de las relaciones examinadas al derecho positivo Argentino. Sus antecedentes

En fecha 29 de Octubre de 2009, en la Cámara de Diputados de la Nación comenzaron a debatirse dos proyectos de ley para permitir el "matrimonio" entre personas del mismo sexo. Las propuestas legislativas fueron efectuadas por las diputadas Silvia Augsburger (Partido socialista) y Vilma Ibarra (Encuentro popular y social). Tenían como objetivos -según informa el diario La Nación de la fecha- "reconocer a las personas la libertad de elegir con quien asumir los compromisos de la convivencia en pareja, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo". Ambas iniciativas preveían reformas a diversos artículos del Código Civil específicos al tema.-

Concretándose este despropósito en fecha 15 de Julio de 2010, fue sancionada la Ley Nº 26.618 (promulgada el 21/07/2010), modificatoria del régimen del matrimonio regulado en el Código Civil, instalando el absurdo que constituye el llamado “matrimonio igualitario”. Esta pretendida regulación de derecho positivo humano, solamente tiene existencia formal en el marco del deterioro ético en el que vivimos en estos tiempos, en nuestra sociedad.-

En el Nuevo Código Civil y Comercial cuyo texto fuera aprobado por la Ley 29.994, se incorporan estos contenidos en el Libro II –Relaciones de Familia- y al tratar el matrimonio en el Título 1º, Capítulo 1º, en el Artículo 402, se establece: “…Ninguna norma puede ser interpretada ni aplicada en el sentido de limitar, restringir, excluir o suprimir la igualdad de derechos y obligaciones de los integrantes del matrimonio, y los efectos que este produce, sea constituido por dos personas de distinto o igual sexo”.-

Asimismo, en el precitado cuerpo legal, se regula la unión civil bajo la denominación de “uniones convivenciales”, que se definen en el art. 509, que reza: “Las disposiciones de este título se aplican a la unión basadas en relaciones afectivas de carácter singular, pública, notoria, estable y permanente de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida común, sean del mismo o de diferente sexo”.-

Se trata de un intento regulatorio del concubinato, con un agregado que distorsiona la naturaleza de aquello que el vocablo expresa, en tanto incorpora las personas de un mismo sexo.-

La primera y fundamental objeción se da en el uso del vocablo “unión o uniones”, por cuanto ella debe aplicarse al vínculo particularmente íntimo exigido para seres compatibles unos con otros, tanto en lo físico como en lo psíquico. La mujer y el varón, como he sostenido, se ordenan la una al otro para conformar una unidad o, como se ha dicho, una sola carne. La naturaleza ha dispuesto en la conformación física de la mujer y del varón los órganos complementarios, como también en lo psicológico, la particularidad de lo femenino y de lo masculino que, se relacionan no solo para hacer posible la intelección de los fines de la sociedad conyugal, sino también para asegurar a los hijos, con la mayor amplitud y profundidad, el conocimiento de la realidad.-

Por lo que debe concluirse que es imposible afirmar la existencia de “unión convivencial” entre personas del mismo sexo, por cuanto este vínculo contempla, sin ninguna duda, las relaciones sexuales aberrantes.-

Lo que se ha intentado es ampliar, distorsionando, las relaciones que son propias del matrimonio y adecuadas al orden natural, para afectarlo aún más en su naturaleza.-

Asimismo, reglar toda relación promiscua, aún aquellas de carácter circunstancial, con lo que todo cuerpo intermedio que conforma el tejido social, pierde la entidad necesaria para aportar a su configuración.-

Corresponde examinar que la norma positiva basa el vínculo que pretende regular en “relaciones afectivas”. Este vocablo expresa, substancialmente, los fenómenos afectivos que surgen de aquellos vínculos y que se traducen en los sentimientos y las emociones. J. F. Donceel, en su obra “Antropología Filosófica”, págs. 156/159, define “sentimientos” como “estados afectivos elementales que no pueden ser descompuestos en elementos más simples” y ejemplifica los mismos como “sentimiento de agrado o desagrado sin saber porqué. Por supuesto que existen causas que dan origen de estos sentimientos, pero son o bien fisiológicas o inconscientes”. Con respecto a las emociones, el Dr. Donceel menciona que “algunos autores afirman que las emociones son desordenes psíquicos actuales, lo que considera demostrado por las perturbaciones en el aparato motor (temblor, estremecimiento, torpeza), en las funciones sensitivas (de crecimiento de la capacidad de percepción) y en las funciones intelectuales (obnubilación), que acompañan a las emociones violentas…”, lo que permite concluir que “las emociones generan alteraciones que colocan al organismo en un estado apto para reaccionar frente a la emergencia”. Tales “relaciones afectivas” no son sino movimientos del sistema nervioso.-

No se trata entonces de la actividad del intelecto, que obra en distintos niveles de abstracción con el dato obtenido de la realidad, concluyendo en el concepto, por el que se expresa la esencia, que hace posible la conclusión criteriológica. Solo por el conocimiento intelectual es posible elaborar un “proyecto de vida común” que es el designio o pensamiento de ejecutar algo y que si bien no puede darse sin la colaboración de los sentidos (Aristóteles decía: nada hay en el intelecto que antes no haya pasado por los sentidos), “trasciende el dominio de los sentidos y alcanza la realidad supra-sensorial. Es capaz de la reflexión completa… Por medio de nuestro intelecto conocemos las cosas como son en sí mismas. El punto de vista del intelecto no es relativo sino absoluto, porque es el punto de vista del espíritu” (J.F. Donceel. Ob. cit. Pág. 355). La norma, en consecuencia, define estados afectivos que solo pueden explicarse desde el principio de inmanencia, por lo que no refleja la realidad, permaneciendo en el sujeto que lo manifiesta. Esto impide la objetividad que debe sustentar toda regla jurídica de derecho positivo. Por esto es que sólo se intenta regular experiencias singulares insustanciales, en las que no existen componentes del orden requerido para la unidad de la sociedad.-

A pesar de que el art. 510. Inc. e), del Nuevo Código Civil y Comercial fija como requisitos para la existencia de unión convivencial, que se “mantenga la convivencia durante un período de dos años”, esta pretendida regla carece de toda entidad substancial por cuanto en el art. 523, donde se establecen las causas del cese de la unión convivencial, en su inc. e), consigna el “mutuo acuerdo”, en el inc. f), establece la “voluntad unilateral” y en el inc. g), por el “cese de la convivencia mantenida”. Lo que implica, en definitiva, que cualquier simple contacto personal transitorio podría ser abarcado por esta regulación.-

La disolución del cuerpo social, por la negación de la condición de persona humana de quienes lo integran y por ello, la conversión de sus fines en la satisfacción de necesidades singulares, impide la afirmación de valores objetivos y permite augurar la extinción de la sociedad política. No pretendamos que, sin una referencia objetiva, que exprese la ley natural, que es causa de unidad y por tanto de vida, exista respeto –que no es sino valoración del prójimo- y con ello se elimine la violencia propia de una comunidad cuyos miembros, cosificados, no pueden conocerse y por tanto, están impedidos de relacionarse.-

Por tanto, la existencia de estas regulaciones es solo aparente, pues no pueden legislarse sobre un presupuesto fáctico de imposible concreción. Prudente es recordar la sentencia alemana que reza: “Ist unmöglich gesetze erlassen über eine Einbildungs” (Es imposible legislar sobre una fantasía). Tengo la esperanza, por ello, que no debe existir duda alguna de que el cuerpo social expulsará estos organismos extraños al orden natural, asegurando la salud del mismo y con ella, la de sus miembros, que son las personas humanas.-

Mediante pretendida regulación legal Nº 26.743, sancionada el 09 de Mayo de 2012 y promulgada el 23 de Mayo de 2012, se intentó incorporar a la realidad la llamada “identidad de género”, extravío que surge del subjetivismo radical, del que provienen las más extravagantes ideologías, entre ellas, ésta, conocida como el “género” o “Gender”. Al respecto se ha escrito que la naturaleza de la causa de esta doctrina lleva hasta el absurdo “la lógica de la idea, desembocando en la negación de lo real, no dejando más salida que un constructivismo abusivo en nombre de un mesianismo delirante. Comparte con la gnosis antigua un odio de la creación que conduce a un progresismo prometeico, más radical que el comunismo”, ignorando la naturaleza y la evidencia de las características sustanciales que ella otorga al hombre, a quien se intenta transformar en un disparatado objeto.-

Para dar un ejemplo del tremendo despropósito que implica la citada norma de derecho positivo, que ignora y hasta se burla de los datos comprobables por la biología, entiendo prudente transcribir el art. 2º de dicha ley, en el que se define la llamada “identidad de género”. La norma reza: “Se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido. También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales”. El texto transcripto daría lugar a numerosas consideraciones, destinadas a remarcar la grosera afectación del sentido común. Sin embargo, solo puntualizaré que el sexo, conforme lo normado, se tiene como “asignado”, lo que es impropio por cuanto no responde a un acto de voluntad de la persona ni de terceros, correspondiendo solo su comprobación, pues se trata de un dato objetivo de la realidad.-

En tanto el art. 3º establece: “Toda persona podrá solicitar la rectificación registral del sexo, y el cambio de nombre de pila e imagen, cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida”. Adviértase que en el resto de las normas transcriptas se regulan mecanismos necesarios para ocultar la verdadera condición sexual de la persona, mediante la apariencia, habida cuenta de tratarse, lo enunciado, de un engaño, un fraude o una mentira, consecuencia del intento de construir una parte del organismo, por el sujeto, como si ello le fuera posible al hombre.-

Este desvío, designado en doctrina como ideología de género, se ha definido por el entonces Cardenal Joseph Ratzinger como: “Es la última rebelión de la criatura contra su condición de criatura”, abundando: “El hombre moderno, con el ateísmo, ha pretendido la existencia de una instancia exterior que le diga algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo que es bueno y lo que es malo para él; el hombre moderno con el materialismo, ha intentado negar las exigencias para sí mismo y su libertad, derivadas de admitir su condición de ser también espiritual; y ahora, con la ideología de género, el hombre moderno pretende liberarse ya hasta de las exigencias de su propio cuerpo. El hombre moderno, con la ideología de género, es un ser autónomo que se construye a sí mismo, es pura voluntad que se autocrea, ya es dios para sí mismo”. La ideología de género, por su extravagancia, preanuncia la eliminación de la persona humana y la consecuente disolución social.-



Conclusiones

Lo precedentemente expuesto determina la prudencia de practicar las consideraciones que siguen:

El proceso de disolución de la sociedad argentina, ha entrado en sus últimas etapas. El rechazo de la ley natural instala en el seno de la comunidad, verdaderas formaciones tumorales destinadas a la progresiva eliminación del tejido social y con ello del cuerpo que el mismo conforma. Al haberse aprobado las pretendidas reglas de derecho positivo supra mencionadas, se ha conculcado el orden sustentado en aquella ley, que es anterior, y por tanto presupuesto inderogable de toda regulación positiva. Por su contradicción esencial, que conlleva a la afirmación del mal, en tanto por éste debe entenderse como privación del ser -con su destrucción consecuente en las múltiples sustancias humanas diversas- tal legislación deviene de aplicación imposible, en cuanto se pretenda asegurar el bien propio y de todos los miembros de la sociedad. Por ello dichas regulaciones no obligan a su cumplimiento, debiendo ser resistidas, mediante la desobediencia pasiva. El fin superior, que es la cohesión social en orden al logro del bien común temporal, al ser afectado y por ello negado por este tipo de regulaciones que desconocen la naturaleza, requiere de los miembros de la sociedad, la conducta heroica que es exigida para el cuidado de la salud física y espiritual del prójimo, especialmente del que conforman las personas más débiles, esto es, los niños, discapacitados y ancianos.-

Sin orden no hay unidad. Y sin ella es imposible orientar la acción hacia fines objetivos. La sociedad, por ello, quedará progresivamente paralizada, como lo hace un tumor maligno que se instala en el cuerpo afectando gradualmente los organismos básicos. Los tejidos y los sistemas -en analogado con el cuerpo humano- se deteriorarán de tal manera que solo el caos espera a nuestra Nación.

No existirá posibilidad de movimiento alguno. No esperemos entonces, mientras algún dinero que permanece en nuestros bolsillos nos conforme, que se consume definitivamente la fragmentación del cuerpo social. En ese momento solo seremos una partícula, una cosa, de ese todo amorfo, porque la persona humana -definitivamente negada- será el material que se consumirá para nutrir los apetitos de poder personal de los autores ideológicos del engendro que se abate sobre nuestra sociedad como una tremenda desgracia.-

Porque no hay sociedad sin persona humana, en tanto ella es el componente que la define en su esencia.-

Cada día que transcurra sin nuestra reacción, producirá daños irreparables. Quienes tenemos la responsabilidad de asumir la defensa de la unidad nacional, estamos en la obligación de prepararnos para la acción inmediata, pues inexorablemente deberemos rendir cuentas, ante nuestro prójimo, ante la historia y ante Dios.-

Estas exigencias deontológicas tienen su fuente en la ley divina y en su correlato, que es la ley natural. Pues por ellas estamos obligados al cumplimiento de los deberes que surgen de nuestra condición de personas humanas. No pretendamos justicia distributiva y conmutativa, cuando no hemos hecho el aporte de justicia legal, que son los deberes a nuestro cargo. La valoración de nuestros hermanos en la Nación, es un imperativo que no admite demoras. Se hace necesario un ejemplo de dignidad para expulsar de la comunidad las miserias y los miserables que se han insertado en ella, exponiendo con su obrar la abyección y la perversidad propia de canallas.-


En la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe, República Argentina, a los 29 días del mes de Octubre de 2009.- (Capítulo que hoy forma parte de “Ley Natural y Ley Positiva Humana”. Publicación del autor Año 2011). Corregido y aumentado en fechas 12 de Octubre de 2014 y 27 de Abril de 2017.-